Información

Escándalo del Departamento de Justicia


Sin duda, uno de los peores nombramientos de Harding fue el de Harry M. Daugherty, abogado, asesor político y amigo del presidente que databa de épocas anteriores en Ohio. Se sospechaba que Daugherty se beneficiaba de la venta de suministros de alcohol del gobierno, sin hacer cumplir las leyes de prohibición. y la venta de indultos. El vergüenza llegó a la puerta de la administración a través de las acciones de Jesse W. Smith, un amigo del fiscal general y miembro de la llamada Banda de Ohio. Smith había recibido una cita de Daugherty, pero su posterior El desempeño insatisfactorio incluyó la participación corrupta con el Custodio de Propiedad Extranjera y la aceptación de sobornos para resolver asuntos ante el Departamento de Justicia. Harding pidió que se enviara a Smith de regreso a Ohio, pero Smith se suicidó en mayo de 1923, lo que causó un malestar considerable a la administración. Daugherty fue despedido por Calvin Coolidge en marzo de 1924. El nuevo presidente mostró sólo un interés moderado en perseguir a los perpetradores de Harding. Escándalos, pero se aseguró de que su administración no fuera culpable de infracciones similares. Posteriormente, Daugherty fue acusado de defraudar al gobierno. En su juicio de 1927, afirmó su protección de la Quinta Enmienda contra la autoincriminación y finalmente fue absuelto.


Vea otros eventos domésticos durante la administración de Harding.


Bank of America pagará $ 16.65 mil millones en un acuerdo histórico del Departamento de Justicia por fraude financiero antes y durante la crisis financiera

El Fiscal General Eric Holder y el Fiscal General Asociado Tony West anunciaron hoy que el Departamento de Justicia ha llegado a un acuerdo de $ 16.65 mil millones con Bank of America Corporation, el acuerdo civil más grande con una sola entidad en la historia de Estados Unidos, para resolver reclamos federales y estatales contra Bank of America. America y sus subsidiarias anteriores y actuales, incluidas Countrywide Financial Corporation y Merrill Lynch. Como parte de esta resolución global, el banco acordó pagar una multa de $ 5 mil millones en virtud de la Ley de Reforma, Recuperación y Ejecución de Instituciones Financieras (FIRREA), la multa FIRREA más grande de la historia, y proporcionar miles de millones de dólares de alivio a los propietarios de viviendas con dificultades, incluidos fondos. que ayudará a sufragar la obligación tributaria como resultado de la modificación, indulgencia o condonación de la hipoteca. El acuerdo no libera a las personas de cargos civiles, ni absuelve a Bank of America, sus subsidiarias y afiliadas actuales o anteriores, ni a ninguna persona de un posible enjuiciamiento penal.

“Esta resolución histórica, el mayor acuerdo de este tipo registrado, va mucho más allá del 'costo de hacer negocios'”, dijo el Fiscal General Holder. "Según los términos de este acuerdo, el banco acordó pagar $ 7 mil millones en ayuda a los propietarios de viviendas, prestatarios y comunidades afectadas por la conducta del banco. Esto es apropiado dado el tamaño y alcance de la infracción en cuestión".

Este acuerdo es parte de los esfuerzos en curso del Grupo de Trabajo de Ejecución de Fraudes Financieros del presidente Obama y su Grupo de Trabajo de Valores Respaldados por Hipotecas Residenciales (RMBS), que ha recuperado $ 36,65 mil millones hasta la fecha para consumidores e inversionistas estadounidenses.

“Con casi $ 17 mil millones, la resolución de hoy con Bank of America es la más grande que haya alcanzado el departamento con una sola entidad en la historia de Estados Unidos”, dijo el Fiscal General Asociado West. “Pero la importancia de este acuerdo no radica solo en su tamaño, este acuerdo es notable porque logra una responsabilidad real para el pueblo estadounidense y ayuda a rectificar el daño causado por la conducta del Bank of America a través de un paquete de ayuda al consumidor de $ 7 mil millones que podría beneficiar a cientos de miles de estadounidenses todavía luchan por salir del peso de la crisis financiera ".

El Departamento de Justicia y el banco resolvieron varias de las investigaciones civiles en curso del departamento relacionadas con el empaquetado, comercialización, venta, arreglo, estructuración y emisión de RMBS, obligaciones de deuda colateralizada (CDO) y las prácticas del banco con respecto a la suscripción y originación de préstamos hipotecarios. . El acuerdo incluye una declaración de hechos, en la que el banco ha reconocido que vendió miles de millones de dólares en RMBS sin revelar a los inversores datos clave sobre la calidad de los préstamos titulizados. Cuando se derrumbó el RMBS, los inversores, incluidas las instituciones financieras aseguradas por el gobierno federal, sufrieron pérdidas por miles de millones de dólares. El banco también ha admitido que originó préstamos hipotecarios de riesgo e hizo declaraciones falsas sobre la calidad de esos préstamos a Fannie Mae, Freddie Mac y la Administración Federal de Vivienda (FHA).

De la resolución récord de $ 16.65 mil millones, se pagarán casi $ 10 mil millones para resolver reclamos civiles federales y estatales por parte de varias entidades relacionadas con RMBS, CDO y otros tipos de fraude. Bank of America pagará una multa civil de $ 5 mil millones para resolver los reclamos del Departamento de Justicia bajo FIRREA. Se pagarán aproximadamente $ 1.8 mil millones para resolver reclamos federales de fraude relacionados con la originación y venta de hipotecas por parte del banco, se pagarán $ 1.03 mil millones para resolver reclamos de valores federales y estatales por parte de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC), se pagarán $ 135.84 millones para resolver reclamaciones de la Comisión de Bolsa y Valores. Además, se pagarán $ 300 millones para resolver las reclamaciones del estado de California, $ 45 millones para resolver las reclamaciones del estado de Delaware, $ 200 millones para resolver las reclamaciones del estado de Illinois, $ 23 millones para resolver las reclamaciones del Commonwealth of Kentucky. $ 75 millones para resolver reclamos del estado de Maryland y $ 300 millones para resolver reclamos del estado de Nueva York.

Bank of America proporcionará los $ 7 mil millones restantes en forma de ayuda para ayudar a cientos de miles de consumidores perjudicados por la crisis financiera precipitada por la conducta ilegal de Bank of America, Merrill Lynch y Countrywide. Ese alivio tomará varias formas, incluidas las modificaciones de préstamos de reducción de capital que dan como resultado que numerosos propietarios de viviendas ya no estén sumergidos en sus hipotecas y finalmente tengan un valor sustancial en sus viviendas. También incluirá nuevos préstamos para prestatarios dignos de crédito que luchan por obtener un préstamo, donaciones para ayudar a las comunidades a recuperarse de la crisis financiera y financiamiento para viviendas de alquiler asequibles. Finalmente, Bank of America ha acordado colocar más de $ 490 millones en un fondo de desgravación fiscal que se utilizará para ayudar a sufragar parte de la obligación tributaria en la que incurrirán los consumidores que reciban ciertos tipos de desgravación si el Congreso no extiende la cobertura de desgravación fiscal del Ley de condonación de hipotecas de 2007.

Se designará un supervisor independiente para determinar si Bank of America está cumpliendo con sus obligaciones. Si Bank of America no cumple con su acuerdo antes del 31 de agosto de 2018, debe pagar los daños liquidados por el monto del déficit a las organizaciones que utilizarán los fondos para las organizaciones de Cuentas Fiduciarias de Intereses en Abogados (IOLTA) basadas en el estado. y NeighborWorks America, una organización sin fines de lucro y líder en proporcionar viviendas asequibles y facilitar el desarrollo comunitario. Las organizaciones utilizarán los fondos para la prevención de ejecuciones hipotecarias y el redesarrollo de la comunidad, asistencia legal, asesoramiento de vivienda y estabilización de vecindarios.

Como parte del Grupo de Trabajo RMBS, la Fiscalía Federal del Distrito de Nueva Jersey llevó a cabo una investigación de FIRREA sobre las tergiversaciones hechas por Merrill Lynch a inversores en 72 RMBS durante 2006 y 2007. Como describe la declaración de hechos, Merrill Lynch les decía regularmente a los inversores los préstamos que estaba titulizando se concedían a prestatarios que eran probables y capaces de pagar sus deudas. Merrill Lynch hizo estas declaraciones a pesar de que sabía, basándose en la diligencia debida que había realizado en muestras de préstamos, que un número significativo de esos préstamos tenían defectos materiales de suscripción y cumplimiento, incluido hasta un 55 por ciento en un solo grupo. Además, Merrill Lynch rara vez revisaba los préstamos sin muestrear para asegurarse de que los defectos observados en las muestras no estuvieran presentes en el resto de los grupos. Merrill Lynch también ignoró su propia diligencia debida y titulizó préstamos que los proveedores de diligencia debida habían identificado como defectuosos. Esta práctica llevó a un consultor de Merrill Lynch a "preguntarse por qué hemos realizado la diligencia debida" si Merrill Lynch iba a titularizar los préstamos "independientemente de los problemas".

"En el período previo a la crisis financiera, Merrill Lynch compró más y más préstamos hipotecarios, los empaquetó y los vendió en valores, incluso cuando el banco sabía que una cantidad sustancial de esos préstamos estaban defectuosos", dijo el fiscal federal Paul. J. Fishman para el Distrito de Nueva Jersey. “La falta de divulgación de los riesgos conocidos socava la confianza de los inversores en nuestras instituciones financieras. El acuerdo sin precedentes de hoy, que incluye la resolución de la inminente demanda multimillonaria de nuestra oficina por sanciones FIRREA, refleja la seriedad de los fallos que causaron pérdidas asombrosas y un daño económico más amplio ".

Este acuerdo también resuelve la demanda presentada contra Bank of America en agosto de 2013 por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Carolina del Norte en relación con una titulización de $ 850 millones. Bank of America reconoce que comercializó esta titulización como respaldada por hipotecas "prime" originadas por el banco que fueron suscritas de acuerdo con sus pautas de suscripción. Sin embargo, Bank of America sabía que una cantidad significativa de préstamos en el valor eran hipotecas "al por mayor" originadas a través de corredores hipotecarios y que, según sus informes internos, dichos préstamos estaban experimentando un marcado aumento en los defectos de suscripción y una notable disminución en el rendimiento. A pesar de estas señales de alerta, el banco vendió estos RMBS a instituciones financieras respaldadas por el gobierno federal sin realizar ninguna diligencia debida de terceros sobre los préstamos titulizados y sin revelar datos clave a los inversores en los documentos de oferta presentados ante la SEC. La SEC presentó un caso relacionado con la misma titulización contra Bank of America y también se está resolviendo como parte de este acuerdo.

"El acuerdo de hoy da fe del hecho de que el fraude invadió todos los niveles de la industria de RMBS, incluidos los valores supuestamente de primera calidad, que formaron la base de nuestra queja presentada", dijo la fiscal federal Anne M. Tompkins para el distrito occidental de Carolina del Norte. “Incluso instituciones de renombre como Bank of America cedieron ante las fuerzas perniciosas de la codicia y los atajos, anteponiendo las ganancias a sus clientes. A medida que lidiamos con las secuelas del colapso financiero y reconstruimos nuestra economía, responsabilizaremos a las empresas que contribuyeron a la crisis económica. El acuerdo de hoy deja en claro que mi oficina no se quedará de brazos cruzados mientras ocurre un fraude en nuestro patio trasero ".

La Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Central de California ha estado investigando las prácticas de originación y titulización de Countrywide como parte del esfuerzo del Grupo de Trabajo RMBS. La declaración de hechos describe cómo Countrywide generalmente les manifestó a los inversionistas que originaba préstamos basados ​​en estándares de suscripción que fueron diseñados para garantizar que los prestatarios pudieran pagar sus préstamos, aunque Countrywide tenía información de que ciertos prestatarios tenían una alta probabilidad de incumplir con sus préstamos. Countrywide también ocultó a los inversionistas de RMBS su uso de "pautas paralelas" que permitían préstamos a prestatarios más riesgosos de lo que permitirían las pautas de suscripción de Countrywide. El brazo de originación de Countrywide estaba motivado por la "capacidad de venta" de los préstamos y Countrywide estaba dispuesta a originar "préstamos de excepción" (es decir, préstamos que no cumplían con sus pautas de suscripción) siempre que los préstamos y el riesgo concomitante pudieran venderse. Esto llevó a Countrywide a expandir sus ofertas de préstamos para incluir, por ejemplo, préstamos "Extreme Alt-A", que un ejecutivo de Countrywide describió como un "producto peligroso", aunque Countrywide no informó a los inversores de RMBS que estos préstamos se originaban fuera de Countrywide. directrices de suscripción. Countrywide sabía que estos préstamos de excepción tenían un rendimiento mucho peor que los préstamos originados sin excepciones, aunque nunca reveló este hecho a los inversores.

"El Distrito Central de California ha tomado la iniciativa en la investigación del departamento de Countrywide Financial Corporation", dijo la Fiscal Federal Interina Stephanie Yonekura para el Distrito Central de California. “Las prácticas de titulización inadecuadas de Countrywide dieron como resultado miles de millones de dólares en pérdidas para las instituciones financieras aseguradas por el gobierno federal. Nos complace que esta investigación haya resultado en una recuperación de miles de millones de dólares para compensar a los Estados Unidos por las pérdidas causadas por la mala conducta de Countrywide ".

Además de los asuntos relacionados con la titulización de hipotecas tóxicas, el acuerdo de hoy también resuelve las reclamaciones que surgen de declaraciones falsas hechas a entidades gubernamentales con respecto a la originación de hipotecas residenciales.

La Oficina del Fiscal de EE. UU. Para el Distrito Sur de Nueva York, junto con la Oficina del Inspector General de la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda y el Inspector General Especial para el Programa de Alivio de Activos en Problemas, llevaron a cabo investigaciones sobre el origen de préstamos hipotecarios residenciales defectuosos por parte de la División de Mercados de Consumo de Countrywide. y la División de Préstamos Minoristas de Bank of America, así como la venta fraudulenta de dichos préstamos a las empresas patrocinadas por el gobierno Fannie Mae y Freddie Mac (las "GSE"). La investigación de estas prácticas, así como tres demandas de denunciantes privados presentadas bajo sello de conformidad con la Ley de Reclamaciones Falsas, se resuelven en relación con este acuerdo. Como parte del acuerdo, Countrywide y Bank of America acordaron pagar $ 1 mil millones para resolver su responsabilidad bajo la Ley de Reclamaciones Falsas. La multa FIRREA que pagará Bank of America como parte del acuerdo también resuelve las reclamaciones del gobierno contra Bank of America y Countrywide bajo FIRREA por préstamos vendidos fraudulentamente a Fannie Mae y Freddie Mac. Además, Countrywide y Bank of America admitieron su conducta, incluso que sabían que muchos de los préstamos hipotecarios residenciales que habían otorgado a los prestatarios eran defectuosos, que muchas de las declaraciones y garantías que hicieron a las GSE sobre la calidad de los préstamos eran inexactos y no informaban a las GSE sobre los préstamos hipotecarios que habían identificado internamente como defectuosos.

“Durante años, Countrywide y Bank of America descargaron préstamos hipotecarios tóxicos sobre las empresas patrocinadas por el gobierno Fannie Mae y Freddie Mac con declaraciones falsas de que los préstamos eran inversiones de calidad”, dijo el fiscal federal Preet Bharara para el distrito sur de Nueva York. “Esta oficina ya obtuvo un veredicto del jurado de fraude y una sentencia de más de mil millones de dólares contra Countrywide y Bank of America por participar en una conducta similar. Ahora, este acuerdo, que requiere que el banco pague otros mil millones de dólares por declaraciones falsas a las GSE, continúa enviando un mensaje claro a Wall Street de que el fraude hipotecario no puede ser un costo de hacer negocios ".

La Oficina del Fiscal de EE. UU. Para el Distrito Este de Nueva York, junto con sus socios del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), llevó a cabo una investigación de dos años para determinar si Bank of America otorgó a sabiendas préstamos asegurados por la FHA en violación de las normas aplicables. directrices de suscripción. La investigación estableció que el banco hizo que la FHA asegurara préstamos que no eran elegibles para el seguro hipotecario de la FHA. Como resultado, HUD incurrió en pérdidas por cientos de millones de dólares. Además, muchos de los prestatarios de Bank of America han incumplido con sus préstamos hipotecarios de la FHA y han perdido o están en proceso de perder sus viviendas debido a una ejecución hipotecaria.

“Como endosante directo de préstamos asegurados por la FHA, Bank of America desempeña un papel fundamental en los préstamos hipotecarios”, dijo la Fiscal Federal Loretta E. Lynch para el Distrito Este de Nueva York. “Es un guardián a quien se le ha confiado la autoridad para comprometer fondos gubernamentales destinados a facilitar préstamos hipotecarios a compradores de vivienda por primera vez y de bajos ingresos, propietarios de viviendas de la tercera edad y otras personas que buscan o poseen una vivienda en todo el país, incluidos muchos que viven en el Distrito Este de Nueva York. Al obtener un pago de $ 800 millones y un gran alivio para los propietarios con problemas, no solo hemos asegurado un remedio significativo para la conducta del banco, sino que hemos enviado un poderoso mensaje de disuasión ".

"Bank of America no hizo una divulgación precisa y completa a los inversores y su conducta ilegal mantuvo a los inversores en la oscuridad", dijo Rhea Kemble Dignam, directora regional de la oficina de la SEC en Atlanta. "Exigir una admisión de irregularidades como parte del acuerdo de Bank of America para resolver los cargos de la SEC presentados hoy proporciona un nivel adicional de responsabilidad por su violación de las leyes federales de valores".

"El acuerdo de hoy con Bank of America es otro paso importante en los esfuerzos de la administración Obama para brindar alivio a los propietarios estadounidenses que resultaron heridos durante la crisis de la vivienda", dijo el secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) de EE. UU., Julián Castro.“Este acuerdo global fortalecerá el fondo de la FHA y Ginnie Mae, y proporcionará $ 7 mil millones en alivio al consumidor con un enfoque en ayudar a los prestatarios en las áreas que fueron las más afectadas durante la crisis. HUD continuará trabajando con el Departamento de Justicia, los fiscales generales estatales y otros socios para tomar las medidas adecuadas para responsabilizar a las instituciones financieras y brindarles a los consumidores el alivio que necesitan para permanecer en sus hogares. HUD mantiene su compromiso de solidificar la recuperación de la vivienda y crear más oportunidades para que los estadounidenses tengan éxito ”.

“Bank of America y los bancos que compró titularizaron miles de millones de dólares en hipotecas defectuosas”, dijo el inspector general interino Michael P. Stephens de la FHFA-OIG. “Los inversionistas, incluidos Fannie Mae y Freddie Mac, sufrieron enormes pérdidas al comprar RMBS de Bank of America, Countrywide y Merrill Lynch sin conocer esos defectos. El acuerdo de hoy es un paso importante, pero de ninguna manera definitivo, de la FHFA-OIG y sus socios encargados de hacer cumplir la ley para responsabilizar a quienes cometieron actos de fraude y engaño ".

Los fiscales generales de California, Delaware, Illinois, Kentucky, Maryland y Nueva York también llevaron a cabo investigaciones relacionadas que fueron fundamentales para lograr este acuerdo. Además, el acuerdo resuelve las investigaciones realizadas por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) y el litigio presentado por la Compañía Federal de Seguros de Depósitos (FDIC).


La larga historia de Bush de inclinar la justicia

EL ESCÁNDALO que se desarrolla en torno al despido de ocho fiscales estadounidenses obliga a la conclusión de que la administración Bush ha premiado la lealtad por encima de todo lo demás. Sin embargo, un patrón destructivo de acciones políticas partidistas en el Departamento de Justicia comenzó mucho antes de este incidente, como podemos atestiguar quienes trabajamos en su división de derechos civiles.

Pasé más de 35 años en el departamento haciendo cumplir las leyes federales de derechos civiles, en particular los derechos al voto. Antes de irme en 2005, trabajé para fiscales generales con filosofías políticas dramáticamente diferentes, desde John Mitchell hasta Ed Meese y Janet Reno. Independientemente de la administración, los políticos designados respetaron la experiencia y el juicio de los funcionarios públicos de larga data.

Sin embargo, bajo la administración Bush, todo eso cambió. Durante los últimos seis años, este Departamento de Justicia ha ignorado los consejos de su personal y ha distorsionado aspectos de la aplicación de la ley en formas que claramente tenían la intención de influir en el resultado de las elecciones.

En particular, ha eludido su responsabilidad legal de proteger los derechos de voto. De 2001 a 2006, no se presentaron casos de discriminación en el voto en nombre de votantes afroamericanos o nativos americanos. En cambio, se les dijo a los abogados de los EE. UU. Que dieran prioridad a los casos de fraude electoral, lo que, cuando se combina con el fuerte apoyo a las leyes de identificación de votantes, indica una intención de deprimir la participación de votantes en las comunidades minoritarias y pobres.

Al menos dos de los fiscales estadounidenses recientemente despedidos, John McKay en Seattle y David C. Iglesias en Nuevo México, fueron atacados en gran parte porque se negaron a procesar casos de fraude electoral que implicaban a demócratas o votantes que probablemente votarían por demócratas.

Este patrón también se extendió a la contratación. En marzo de 2006, Bradley Schlozman fue nombrado fiscal interino de los Estados Unidos en Kansas City, Missouri. Dos semanas antes, la administración recibió la autoridad para realizar tales nombramientos indefinidos sin la confirmación del Senado. Eso fue una lástima: una audiencia en el Senado podría haber descubierto el papel central de Schlozman en la politización de la división de derechos civiles durante su mandato de tres años.

Schlozman, por ejemplo, formó parte del equipo de nombramientos políticos que aprobó el plan del entonces líder de la mayoría de la Cámara, Tom DeLay, para rediseñar los distritos del Congreso en Texas, que en 2004 aumentó el número de republicanos elegidos a la Cámara. De manera similar, Schlozman se desempeñaba como asistente del fiscal general a cargo de la división cuando el Departamento de Justicia aprobó una ley de Georgia que requería que los votantes mostraran una identificación con fotografía en las urnas. Estas decisiones fueron en contra de las recomendaciones del personal de carrera, quienes afirmaron que tales decisiones discriminaban a los votantes de minorías. Las advertencias fueron proféticas: ambas propuestas fueron rechazadas por tribunales federales.

Schlozman continuó influyendo en las elecciones como fiscal interino de los Estados Unidos. Missouri tuvo una de las carreras más reñidas por el Senado en el país en noviembre pasado, y una semana antes de las elecciones, Schlozman presentó cuatro acusaciones de fraude electoral contra miembros de una organización que representa a personas pobres y minoritarias. Esto contradecía descaradamente la política de larga data del departamento de esperar hasta después de una elección para presentar tales acusaciones porque una investigación criminal federal podría afectar el resultado de la votación. El momento de las acusaciones de Missouri no podría haber hecho que los objetivos de la administración fueran más transparentes.

Esta administración también está politizando al personal de carrera del Departamento de Justicia. La hostilidad abierta hacia los empleados de carrera que no estaban de acuerdo con los designados políticos fue evidente desde el principio. Siete directores de carrera fueron destituidos de la división de derechos civiles. Personalmente, se me ordenó cambiar las evaluaciones de desempeño de varios abogados bajo mi supervisión. Me dijeron que incluyera comentarios críticos sobre aquellos cuyas recomendaciones fueran contrarias a la voluntad política de la administración y que mejorara las evaluaciones de aquellos que eran políticamente favorecidos.

La moral se desplomó, lo que resultó en un éxodo alarmante de abogados de carrera. En los últimos dos años, del 55% al ​​60% de los abogados en la sección de votación se han transferido a otros departamentos o abandonaron el Departamento de Justicia por completo.

Al mismo tiempo, el personal de carrera quedó prácticamente excluido del proceso de contratación de abogados. El control de la contratación recayó en las personas designadas por motivos políticos, por lo que la fidelidad de un solicitante a los intereses republicanos reemplazó la experiencia en derechos civiles como el factor más importante en las decisiones de contratación.

Durante décadas antes de esta administración, el Departamento de Justicia había logrado mantener la política fuera de sus decisiones de aplicación de la ley. Con suerte, el foco de atención sobre esta mala conducta comenzará el proceso de restaurar la dignidad y el no partidismo en las fuerzas del orden público federales. A medida que se acercan las elecciones de 2008, es fundamental contar con un Departamento de Justicia que aborde su responsabilidad con todos los votantes elegibles sin favoritismo.


Obstrucción de la justicia de Nixon & # x2019s

Más tarde salió a la luz que Nixon no estaba siendo sincero. Unos días después del robo, por ejemplo, hizo arreglos para proporcionar cientos de miles de dólares en & # x201Chush dinero & # x201D a los ladrones.

Luego, Nixon y sus ayudantes idearon un plan para instruir a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para impedir la investigación del crimen por parte del FBI. Este fue un crimen más grave que el allanamiento: fue un abuso del poder presidencial y una obstrucción deliberada de la justicia.

Mientras tanto, siete conspiradores fueron acusados ​​de cargos relacionados con el asunto Watergate. A instancias de los ayudantes de Nixon & # x2019s, cinco se declararon culpables para evitar el juicio y los otros dos fueron condenados en enero de 1973.


¿Qué fue la masacre del sábado por la noche?

Uno de los episodios más controvertidos del escándalo de Watergate, la llamada & # x201C Masacre del sábado por la noche & # x201D, se produjo el 20 de octubre de 1973, cuando el asediado presidente Richard Nixon despidió al fiscal especial Archibald Cox y aceptó las dimisiones del fiscal general Elliot Richardson y el diputado. Fiscal General William Ruckelshaus.

La & # x201Cmassacre & # x201D surgió de una investigación sobre el notorio allanamiento de junio de 1972 en el complejo Watergate, en el que cinco agentes de Nixon fueron capturados tratando de pinchar la sede del Comité Nacional Demócrata. Archibald Cox, profesor de derecho de Harvard y ex procurador general de EE. UU., Fue elegido para investigar el incidente en mayo de 1973. Pronto se enfrentó con la Casa Blanca por la negativa de Nixon a publicar más de 10 horas de grabaciones secretas de la Oficina Oval, algunas de las cuales implicaban el presidente en el robo. & # xA0

El 20 de octubre de 1973, en una demostración sin precedentes de poder ejecutivo, Nixon ordenó al fiscal general Elliot Richardson y al fiscal general adjunto William Ruckelshaus que despidieran a Cox, pero ambos se negaron y renunciaron a sus puestos en protesta. El papel de fiscal general luego recayó en el procurador general Robert Bork, quien a regañadientes cumplió con la solicitud de Nixon & # x2019s y despidió a Cox. Menos de media hora después, la Casa Blanca envió agentes del FBI para cerrar las oficinas del Fiscal Especial, Fiscal General y Fiscal General Adjunto.

El ataque de Nixon & # x2019 a su propio Departamento de Justicia tuvo graves consecuencias. Más de 50.000 ciudadanos preocupados enviaron telegramas a Washington, y 21 miembros del Congreso presentaron resoluciones pidiendo el juicio político a Nixon & # x2019s. & # XA0

Ante la abrumadora protesta, Nixon cedió y nombró a Leon Jaworski como nuevo fiscal de Watergate. Jaworski reanudó la investigación y finalmente consiguió la publicación de las grabaciones del Despacho Oval en julio de 1974, cuando la Corte Suprema dictaminó que las cintas no entraban en el privilegio ejecutivo. Frente a la llamada & # x201CSmoking Gun & # x201D de su participación en Watergate, Nixon renunció a la presidencia el 8 de agosto de 1974.


Contenido

La investigación comenzó en 2004 o antes. En 2006, el nombre "Corrupt Bastards Club" (alternativamente "Corrupt Bastards Caucus") comenzó a usarse para designar a los legisladores de Alaska implicados en la investigación federal de corrupción (también conocida como "Polar Pen"). El apodo se originó en la primavera de 2006 como una broma de bar entre los legisladores de Alaska después de la publicación de un artículo invitado por Lori Backes, directora ejecutiva de All Alaska Alliance. Se publicó en los tres periódicos más grandes de Alaska y nombró a 11 legisladores que habían recibido grandes contribuciones de campaña de ejecutivos de la empresa de servicios petroleros VECO Corporation. VECO tenía una larga historia de hacer contribuciones de campaña sustanciales a los políticos de Alaska. El artículo también mencionó al presidente del Senado, Ben Stevens, hijo del senador estadounidense Ted Stevens, por haber recibido grandes honorarios por consultoría de VECO. [1] [2]

En su artículo, Backes detalló el alcance de las donaciones de campaña política aportadas entre 1998 y 2004 por los siete principales ejecutivos de VECO a los legisladores de Alaska que estaban en el cargo en el momento en que se escribió su artículo. Las cifras se basaron en informes realizados por contribuyentes y beneficiarios a la Comisión de Oficinas Públicas de Alaska.

    John Cowdery (R-Anchorage), Presidente del Comité de Reglas del Senado: $ 24,550. Pete Kott (R-Eagle River), ex presidente de la Cámara: $ 21,300.
  • Representante Norman Rokeberg (R-Anchorage), Presidente del Comité de Reglas de la Cámara: $ 18,000.
  • Representante Vic Kohring (R-Wasilla), Presidente del Comité de Petróleo y Gas de la Cámara: $ 14,708. Frank Murkowski (R): $ 6,500 (excluyendo donaciones a contiendas anteriores al Senado de EE. UU.)
  • Representante (más tarde Senador estatal y actualmente Vicegobernador) Kevin Meyer (R-Anchorage), Copresidente del Comité de Finanzas de la Cámara: $ 12,300.
  • Representante Mike Chenault (R-Nikiski), Copresidente del Comité de Finanzas de la Cámara: $ 12,000.
  • Representante (más tarde Senador) Lesil McGuire (R-Anchorage), Presidente del Comité Judicial de la Cámara: $ 12,000.
  • Senador Con Bunde (R-Anchorage), Presidente del Comité Senatorial de Trabajo y Comercio: $ 11,500.
  • Senadora Lyda Green (R-Wasilla), Copresidente del Comité de Finanzas del Senado: $ 28,000.
  • Representante Mike Hawker (R-Anchorage): $ 8,050.
  • Representante Tom Anderson (R-Anchorage), Presidente de Trabajo y Comercio de la Cámara: $ 8,000.

Además, Backes destacó el contrato de consultoría que el presidente del Senado Ben Stevens (R-Anchorage) tenía con VECO Corporation y las relaciones financieras que otros legisladores tenían con otras empresas activas en la industria del petróleo y el gas, incluidas ConocoPhillips y ASCG Incorporated, esta última subsidiaria de Alaska. Arctic Slope Regional Corporation, de propiedad nativa, que está muy involucrada en el negocio de los campos petrolíferos en Alaska. [1]

Según Chenault, uno de los legisladores mencionó en el artículo: "Alguien se acercó [en el bar] y dijo: 'Ustedes corruptos bastardos', y ese nombre se quedó". Los sombreros con la etiqueta "CBC", que significa "Corrupt Bastards Club" o "Corrupt Bastards Caucus", se imprimieron más tarde, pero según Chenault "ese era el alcance del acuerdo de CBC". [2]

En la primera semana de agosto de 2006, un representante Carl E. Moses enfermo regresó al capitolio del estado en Juneau después de recibir tratamiento médico en Anchorage, para emitir un voto crítico que aseguró la aprobación de un proyecto de ley que otorga exenciones fiscales a la industria petrolera. La votación tuvo lugar poco después de que Moses recibiera contribuciones de campaña de Bill Allen y otros cinco ejecutivos de VECO, el único demócrata que recibió alguna de esa fuente. [3]

El FBI se había instalado en una suite de hotel de Baranof a solo tres cuadras del edificio del capitolio en Juneau. Allí grabaron en video al director ejecutivo de VECO, Bill Allen, quitando proyectos de ley para que los legisladores se los metieran en los bolsillos. Según el Juneau Empire, Ray Metcalfe dijo que había hablado con agentes del FBI sobre el caso, pero no sabía cómo los federales se interesaron por primera vez en Alaska. "Creo que el jurado aún está deliberando sobre lo que inició esto", dijo Metcalfe. El alcalde de Juneau, Bruce Botelho, el fiscal general con más años de servicio en la historia del estado, nombrado durante las sucesivas administraciones del republicano Wally Hickel, y el demócrata Tony Knowles, dijo que parecía que las agencias estatales responsables de garantizar un gobierno ético no habían hecho su trabajo, pero era demasiado pronto para decirlo con certeza. [4]

Redadas en oficinas legislativas Editar

El 31 de agosto y el 1 de septiembre de 2006, el FBI cumplió con unas 20 órdenes de registro en Anchorage, Juneau Wasilla, Eagle River, Girdwood y Willow, principalmente en las oficinas del distrito y del capitolio de varios legisladores. Los legisladores republicanos cuyas oficinas fueron registradas incluyeron al senador John Cowdery, el presidente del Senado (e hijo del senador estadounidense Ted Stevens) Ben Stevens, los representantes Vic Kohring, Bruce Weyhrauch, Pete Kott y Bev Masek, así como el senador demócrata Donny Olson. [5] [6] [7] Las órdenes permitieron la búsqueda de archivos de computadora, diarios personales, informes de la Comisión de Oficinas Públicas de Alaska y cualquier otro elemento que muestre evidencia de vínculos financieros entre los legisladores y la empresa de servicios petroleros VECO Corporation, [8] como así como prendas de vestir con la frase "Corrupt Bastards Club" o sus siglas relacionadas impresas. [7] Una orden de registro para la oficina del senador Olson en Juneau, puesta a disposición del público por su oficina, autorizó específicamente la incautación de documentos relacionados con los ejecutivos de VECO Corporation Bill Allen (CEO), Richard Smith (vicepresidente), Pete Leathard (presidente ) y Roger Chan (director financiero). La orden también autorizó la incautación de ropa, incluidos sombreros, que llevaran impresos los logotipos o frases "VECO", "Corrupt Bastards Caucus", "Corrupt Bastards Club" o "CBC". [9]

John Cowdery fue acusado [10] de soborno y extorsión bajo el derecho oficial y soborno en relación con programas que reciben fondos federales.

Gestión de la investigación de corrupción Editar

Más tarde se supo que la investigación de la corrupción política en Alaska no estaba siendo administrada por la oficina del Fiscal de los Estados Unidos de Alaska, sino por la Sección de Integridad Pública del Departamento de Justicia de los Estados Unidos en Washington, DC, con agentes del FBI trabajando desde el edificio del FBI en el centro de Anchorage actuando como investigadores principales. Las redadas del FBI en oficinas legislativas el 31 de agosto y el 1 de septiembre involucraron a decenas de agentes adicionales del FBI traídos de los 48 bajos, pero regresaron a casa después de la ronda inicial de búsquedas y entrevistas. También participaron otras agencias, incluido el Servicio de Impuestos Internos. [11]

La Sección de Integridad Pública, creada en 1976, se encarga de la investigación de fraude electoral, mala conducta de los jueces federales y corrupción de funcionarios electos en todos los niveles de gobierno: federal, estatal y local. [11] [12] Si bien las oficinas del Fiscal de los Estados Unidos también investigan y procesan casos de corrupción pública, debido a que los fiscales de los Estados Unidos son designados políticos en las jurisdicciones locales, a veces se les excluye de casos particulares. [11] [13]

Brooke Miles, entonces directora ejecutiva de la Comisión de Oficinas Públicas de Alaska, informó que el FBI comenzó a recopilar informes de campañas públicas y registros de divulgación financiera de legisladores de Alaska seleccionados quizás un año antes de las redadas, y regresó a principios de 2006 para obtener dichos informes. registros para todos los legisladores. [11]

La investigación se amplía Editar

Pesca Editar

El FBI llevó a cabo una segunda búsqueda en la oficina legislativa del senador estatal republicano Ben Stevens el 18 de septiembre de 2006, incautando, entre otros elementos, documentos relacionados con el gasoducto propuesto y la ley de impuestos sobre el petróleo y el gas que se había discutido en la Legislatura de Alaska durante las sesiones legislativas ordinarias y dos extraordinarias en 2006, así como los temas relacionados con su trabajo en el Comité de Ética del Senado y documentos relacionados con la pesca. Stevens reveló al Noticias diarias de Anchorage que el FBI confiscó artículos durante las dos búsquedas de su oficina relacionados con la Junta de Comercialización de Pesquerías de Alaska (AFMB), creada bajo la legislación del padre de Ben Steven, el senador estadounidense Ted Stevens, para distribuir subvenciones federales para promover los productos del mar de Alaska. [14] Ben Stevens había sido presidente de AFMB hasta principios de 2006. [15] Había recibido honorarios de consultoría de al menos tres organizaciones que se habían beneficiado de las subvenciones [14] - más de 250.000 dólares durante el tiempo que sirvió en la junta. [15] Otros documentos relacionados con la pesca también fueron incautados en la búsqueda del FBI del 18 de septiembre. [14] Uno de ellos era una copia de una declaración jurada de Victor Smith, un pescador de salmón de Friday Harbor que alegaba que una asociación de cerqueros le había pagado a Stevens para presionar a su padre y que no reveló esos ingresos como lo exige la ley de Alaska. . [15]

Correcciones privadas Editar

En octubre de 2006, el abogado del representante Vic Kohring, Wayne Anthony Ross, proporcionó la Noticias diarias de Anchorage con una copia de la orden de registro que se le había entregado a Kohring el 31 de agosto, así como una lista de los artículos incautados. La orden mostró que los investigadores federales también estaban interesados ​​en información relacionada con el desarrollador Marc Marlow y la correspondencia entre Kohring y el Departamento de Correcciones de Alaska. Ross le dijo al Noticias diarias de Anchorage que su cliente había sido interrogado por el FBI sobre el esfuerzo de Cornell Companies (comprado por GEO Group en 2010), en cooperación con VECO Corporation, para construir una prisión con fines de lucro en Whittierl. Ese plan fracasó debido a la oposición legislativa bipartidista y del gobernador. los Noticias diarias observó, "Esos documentos, aunque carecen de detalles o contexto, sugieren que la investigación es de amplio alcance y no se centra en ninguna empresa, tema o individuo en particular". [dieciséis]

Tom Anderson arrestado por cargos federales de soborno y extorsión Editar

La observación del Noticias diarias de Anchorage y otras organizaciones de noticias, que la investigación tenía un enfoque más amplio que los vínculos de los legisladores con la Corporación VECO, se confirmó el 7 de diciembre de 2006, cuando el Representante saliente Tom Anderson, cuyas oficinas no habían sido blanco de las redadas del FBI en agosto y septiembre, fue arrestado por acusaciones de extorsión, soborno, conspiración y lavado de dinero que involucran su apoyo a una empresa privada de correccionales. Anderson fue acusado de aceptar dinero de la compañía, CorPlan, a través de una corporación fantasma creada por un cabildero, identificado en los documentos de acusación de Anderson como "Cabildero A", y luego identificado como el prominente cabildero de Anchorage Bill Bobrick, para disfrazar la fuente de los pagos. Sin que Anderson o Bobrick lo supieran, su contacto con la empresa privada de correcciones era una fuente confidencial del FBI que trabajaba de forma encubierta. Según los fiscales federales, la empresa privada de correccionales, no identificada en los documentos judiciales, pero que se cree que es Cornell Companies, no estaba implicada en el complot y desconocía la investigación del FBI hasta la acusación y el arresto de Anderson. El informante confidencial en el caso fue Frank Prewitt, ex comisionado del Departamento Correccional de Alaska. Después de dejar el empleo estatal, Prewitt ocupó puestos en primer lugar con el empresario de la casa de transición, Bill Weimar, miembro de la junta directiva de su corporación Allvest, y posteriormente con Cornell Companies, que compró Weimar para establecer sus operaciones en Alaska. [17] Los documentos de la corte presentados el 22 de marzo de 2010 en una apelación penal indicaron que a Prewitt se le había pagado $ 200,000 por su asistencia en la investigación y condena de sus ex asociados. [18] Allvest

Citaciones de empresas pesqueras Editar

Se entregaron citaciones adicionales a los ejecutivos pesqueros involucrados con fondos federales y a los Pescadores Unidos de Alaska que han tenido asociaciones comerciales con Ben Stevens. [19]

Nombre Acusado Declarado culpable / condenado Sentenciado Frase Comenzó a servir Ubicación actual
Bill Allen 7 de mayo de 2007 28 de octubre de 2009 Tres años, multa de $ 750,000 12 de enero de 2010 [20] Liberado de la casa de transición de Nuevo México el 22 de noviembre de 2011. [21]
Tom Anderson 9 de julio de 2007 15 de octubre de 2007 60 meses 3 de diciembre de 2007 Liberado a la casa de transición el 2/1/11, desde la libertad condicional el 5/11. [22]
Bill Bobrick 16 de mayo de 2007 27 de noviembre de 2007 5 meses Publicado el 6 de junio de 2008
Jim Clark 4 de marzo de 2008 El tribunal anuló la acusación y la declaración de culpabilidad Desocupado Todos los cargos retirados
John Cowdery 19 de diciembre de 2008 10 de marzo de 2009 6 meses de arresto domiciliario, multa de $ 25,000 Murió el 13 de julio de 2013 [23]
Vic Kohring 1 de noviembre de 2007 8 de mayo de 2008 3½ años Se declaró culpable después de que se anulara la condena anterior, condenado a tiempo ya cumplido, más un año de libertad supervisada. Muchas apelaciones denegadas.
Pete Kott 25 de septiembre de 2007 7 de diciembre de 2007 72 meses 17 de enero de 2008 Declarado culpable después de que se anulara la condena anterior, condenado a tiempo ya cumplido, tres años de libertad supervisada, multa de $ 10,000
Beverly Masek 12 de marzo de 2009 23 de septiembre de 2009 seis meses + 3 años de libertad condicional 11 de noviembre de 2009 Publicado el 7 de mayo de 2010
Donald Olson No Soborno rechazado, todavía sirviendo en el Senado
Rick Smith 7 de mayo de 2007 28 de octubre de 2009 21 meses, multa de $ 10,000 Publicado el 20 de julio de 2011.
Ben Stevens No En diciembre de 2018, Stevens fue nombrado por el gobernador republicano entrante, Mike Dunleavy, como asesor en legislación, transporte y pesca. [24]
Ted Stevens 27 de octubre de 2008 Condenas anuladas, no se celebró un nuevo juicio Murió en accidente de avión, 9 de agosto de 2010
Jerry Ward No Encabezó la campaña presidencial de Trump en Alaska
Bill Weimar 11 de agosto de 2008 12 de noviembre de 2008 6 meses y multa de $ 75,000 Sentencia federal completada el 2 de julio de 2009 y, posteriormente, libertad condicional. Capturado en febrero de 2011, luego de huir a Cuba y México después de las denuncias de abuso sexual infantil en Sarasota, Florida. [25] Los cargos finalmente se retiraron. [26]
Bruce Weyhrauch Cargos federales desestimados, declaración de culpabilidad de los cargos estatales, multa de $ 1,000, recibió libertad condicional Práctica privada de la abogacía en Juneau
Don joven No Sigo sirviendo en el Congreso

Acusación, arresto de Kott, Kohring y Weyhrauch Editar

El 4 de mayo de 2007, los ex representantes Pete Kott (R-Eagle River) y Bruce Weyhrauch (R-Juneau) fueron arrestados y acusados ​​de soborno, extorsión por cable y fraude postal. El entonces representante Vic Kohring (R-Wasilla) se entregó más tarde y fue acusado de manera similar. Los tres fueron procesados ​​en Juneau. Los cargos contra los tres involucraban acusaciones de solicitar y recibir dinero y favores del director ejecutivo de VECO, Bill Allen, y del cabildero principal y V.P. Richard L. "Rick" Smith a cambio de sus votos sobre una ley de impuestos sobre el petróleo favorecida por la VECO que fue objeto de un vigoroso debate durante la sesión legislativa de 2006 y dos sesiones especiales en 2006. [27]

Kott y Kohring fueron condenados, pero sus condenas fueron anuladas más tarde debido a la mala conducta de los fiscales. En 2011 ambos acordaron declararse culpables. Los fiscales acordaron recomendar que ambos hombres sean condenados a tiempo cumplido y sujetos a condiciones al ser liberados. [28] Kohring perdió su último intento de apelar su condena, rechazado por unanimidad en una audiencia en pleno del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito. [29]

Después de que se retiraron los cargos federales, Weyhrauch se declaró culpable de un delito menor de violación de cabildeo, su sentencia fue suspendida y recibió una multa de $ 1,000. Se estimó que había gastado 300.000 dólares en su defensa. [30] [https://www.adn.com/politics/article/former-alaska-rep-weyhrauch-cited-ethics-committee-corruption-charges/2016/02/18/ En 2016, el Comité Selecto del Senado estatal on Legislative Ethics encontró que Weyhrauch había cometido violaciones éticas una década antes y le pidió que pagara una multa de $ 18,100 y que escribiera y publicara una carta de disculpa con respecto a la situación. [31] Dos años después, se renunciaron a las solicitudes de disculpa y al pago de la multa. [32]

De los siete legisladores originales que registraron sus oficinas legislativas, solo el senador estatal demócrata Don Olson (D-Nome), que había rechazado un soborno, no estuvo implicado en el escándalo y ayudó al FBI a presentar su caso.

Ejecutivos de VECO acusados ​​y declarados culpables Editar

El 7 de mayo de 2007, el director ejecutivo de VECO, Bill Allen, y el vicepresidente de Asuntos Comunitarios y Gubernamentales, Rick Smith, se declararon culpables en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Anchorage por cargos de extorsión, soborno y conspiración para obstaculizar al Servicio de Impuestos Internos.

Además de los tres políticos procesados ​​el 4 de mayo, los nuevos documentos judiciales mencionan pagos ilegales hechos a un exsenador estatal, nombrado como "Senador B" en los documentos judiciales, quien recibió más de $ 240,000 de VECO Corp. durante varios años, ingresos que el senador B informado como "honorarios de consultoría". En las declaraciones de culpabilidad del 7 de mayo de Allen y Smith, admiten que el único trabajo realizado por el Senador B a cambio de los fondos fue promover la agenda de VECO en la legislatura estatal. El único exsenador estatal que coincide con la información contenida en los documentos judiciales sobre el senador B es el exsenador Ben Stevens (republicano por Anchorage), hijo del senador estadounidense Ted Stevens (republicano por Alaska). Ben Stevens no fue acusado. [33] Otro senador estatal discutido en los documentos judiciales, identificado como "Senador A" en los documentos judiciales, fue identificado por las fuentes como John Cowdery. [34]

El 11 de mayo de 2007 en una reunión de la junta directiva y accionistas de VECO Corporation, Bill Allen renunció como director ejecutivo de la empresa y presidente de su junta directiva, citando "el mejor interés de la corporación, todas nuestras empresas y muchos valiosos empleados y clientes ". La hija de Allen, Tammy Kerrigan, lo reemplazó como presidente de la junta; aún no se había elegido un nuevo CEO. En la misma reunión, Rick Smith renunció a su cargo de vicepresidente de asuntos comunitarios y gubernamentales. No quedó claro en la declaración de VECO si la posición de Smith se volverá a ocupar. [35]

El cabildero Bill Bobrick acusado, se declara culpable en la investigación de soborno de Tom Anderson Editar

El 14 de mayo de 2007, William (Bill) Bobrick, un prominente cabildero municipal en Anchorage, fue acusado de un cargo de conspiración para cometer extorsión, soborno y lavado de dinero en el mismo esquema por el cual el representante Tom Anderson fue acusado el diciembre anterior. . Bobrick fue el creador de la corporación fantasma, Pacific Publishing, a través de la cual supuestamente se canalizó dinero a Anderson. Bobrick también recibió dinero a través del plan. [36] Bobrick compareció en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Anchorage el 16 de mayo, donde se declaró culpable. Bobrick fue sentenciado después del juicio de Tom Anderson, programado para comenzar el 25 de junio, donde Bobrick testificó para la acusación. Bajo las pautas de sentencia, Bobrick enfrentó una posible pena de prisión de 2 a 2 años y medio, pero su sentencia se redujo a seis meses a cambio de su cooperación con los fiscales. [37]

En reacción a la participación de Bobrick en el escándalo de corrupción, la Asamblea de Anchorage el 22 de mayo de 2007 aprobó por unanimidad una medida que prohíbe a las personas que hayan sido condenadas por un delito grave en los últimos 10 años registrarse como cabilderos en la Municipalidad de Anchorage. [38]

El senador estadounidense Ted Stevens investigado, acusado, condenado y veredicto anulado Editar

Ted Stevens también fue investigado tanto por el FBI como por el IRS. Las autoridades investigaron un extenso proyecto de remodelación realizado en el "chalet" de Stevens en la pequeña ciudad de Girdwood, Alaska. Los aspectos inusuales de este proyecto de remodelación que se investigaron fueron que el proyecto fue supervisado por VECO, y las facturas por el trabajo en la residencia se enviaron primero a VECO antes de ser enviadas al senador. Algunas de las cuestiones investigadas fueron el alcance del trabajo realizado en la casa, exactamente quién había pagado las facturas de los contratistas de la construcción y sus subcontratistas, y el propósito y el alcance de la participación de VECO.

En la mañana del 30 de julio de 2007, agentes del FBI y del IRS allanaron la residencia en Girdwood. Se tomaron fotografías y videos del interior y exterior de la residencia. Las botellas de vino en el hogar fueron fotografiadas como objetos de interés. La redada continuó hasta bien entrada la noche. [39]

El 29 de julio de 2008, apenas un día antes del aniversario de las redadas de Girdwood, Stevens fue acusado de siete cargos de declaraciones falsas sobre divulgaciones financieras que involucran a VECO, la compañía de servicios petroleros en Alaska, y las renovaciones realizadas en su casa.

El 27 de octubre de 2008, el senador estadounidense Ted Stevens fue procesado con éxito en el Distrito de Columbia. Fue declarado culpable por un jurado de los siete delitos graves en su contra. El caso había sido procesado por la subdirectora principal Brenda K. Morris, los abogados litigantes Nicholas A. Marsh y Edward P. Sullivan de la Sección de Integridad Pública de la División Penal, encabezada por el jefe William M. Welch II, y los fiscales federales adjuntos Joseph W. Bottini y James A. Goeke del Distrito de Alaska. Ocho días después del veredicto, Stevens perdió por poco la reelección ante el entonces alcalde demócrata de Anchorage, Mark Begich. [40] Ocupó su asiento desde el 24 de diciembre de 1968.

El 13 de febrero de 2009, el juez federal de distrito Emmet Sullivan citó a William M. Welch II, Brenda K. Morris, Patty Merkamp Stemler (Jefa de la Sección de Apelaciones Penales del Departamento de Justicia) y a otro abogado del Departamento de Justicia por desacato al tribunal. El juez Sullivan enmendó la citación por desacato el 14 de febrero de 2009 para destituir al cuarto abogado. La citación por desacato fue por no entregar al abogado defensor los documentos del ex senador Stevens relacionados con una denuncia de Chad Joy, un agente de la Oficina Federal de Investigaciones, alegando mala conducta de los fiscales en el caso Stevens. El juez Sullivan había ordenado, el 3 de febrero de 2009, que los documentos en cuestión fueran entregados a la defensa. En la citación por desacato, el juez Sullivan describió la conducta de los abogados del Departamento de Justicia como "indignante". [41] [42]

El 16 de febrero de 2009, el Departamento de Justicia declaró en un expediente judicial que había destituido a seis abogados de "litigios relacionados con acusaciones de mala conducta en (el caso contra el ex senador Stevens)". Los seis abogados fueron William M. Welch II, Brenda K. Morris, Nicholas A. Marsh, Edward P. Sullivan, Joseph W. Bottini y James A. Goeke. [43]

El 1 de abril de 2009, el Fiscal General Eric Holder decidió retirar todos los cargos contra Stevens después de que una revisión del caso reveló supuestas pruebas de mala conducta del fiscal, incluida la falta de divulgación completa de pruebas potencialmente exculpatorias en respuesta a un Brady moción de los abogados de Stevens. Dado que Stevens aún no había sido sentenciado, la acción de Holder anuló efectivamente la condena de Stevens. [44]

El fiscal Marsh, aunque había sido destituido como líder del equipo de procesamiento de la investigación de Alaska, mucho antes de la debacle de Stevens, se había deprimido episódicamente como resultado de la duración extrema de la investigación sobre la conducta del equipo involucrado en el caso del senador. . Esto se vio agravado por su consiguiente reasignación a deberes internacionales menos favorables, en espera de la resolución de la investigación, aunque había anticipado la exoneración completa. El 26 de septiembre de 2010, poco después de regresar de un viaje a Europa, se ahorcó en el sótano de su casa en Takoma Park, Maryland. [45]

Mientras tanto, Stevens, 17 meses después de dejar el cargo, murió en un accidente aéreo de un ejecutivo corporativo el 9 de agosto de 2010. Se dirigía a un refugio de caza remoto en el oeste de Alaska. [46]

Estados Unidos retira la condena por corrupción de Jim Clark Editar

En 2008, Clark admitió que sabía que Veco Corp había pagado $ 10,000 por una encuesta política para medir la popularidad del entonces gobernador en ejercicio Murkowski, y fue acusado de "fraude de servicios honestos". Antes de ser sentenciado, la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que el estatuto fue redactado con vaguedad inconstitucional y de ahora en adelante solo cubrirá "esquemas fraudulentos para privar a otro de servicios honestos a través de sobornos o comisiones ilícitas proporcionadas por un tercero que no ha sido engañado". " Dado que Clark no fue culpable de sobornos ni comisiones ilegales, todos los cargos fueron anulados.

Bill Weimar se declara culpable de realizar contribuciones de campaña ilegales Editar

El 11 de agosto de 2008, el Noticias diarias de Anchorage informó que Bill Weimar, un ex operador de casas de transición para reclusos en Alaska, fue acusado y acusado de dos delitos graves que alegaban violaciones al financiamiento de campañas. Weimar canalizó dinero a un consultor anónimo para un candidato legislativo estatal anónimo en 2004. Weimar acordó declararse culpable de los cargos y, a cambio, los fiscales pedirán una sentencia reducida, un acuerdo no vinculante que el juez puede modificar libremente. [47] Weimar posteriormente se declaró culpable en un tribunal federal en Anchorage. Su sentencia se produjo el 12 de noviembre de 2008. Weimar fue sentenciado a 6 meses en una prisión federal y se le ordenó pagar una multa de 75.000 dólares. [48] ​​En 2010, Weimar, que estaba en libertad condicional federal después de cumplir seis meses de prisión por contribuciones ilegales a campañas, presuntamente forzó a tener relaciones sexuales con una niña de Sarasota de seis años. Luego de ser procesado el 23 de enero de 2011, huyó a La Habana, Cuba. Desde allí voló a Cancún, México, donde fue arrestado en su yate y extraditado a Florida. [49]

Jerry Ward implicado en la investigación Editar

El 15 de diciembre de 2008, el Noticias diarias de Anchorage informó que el exsenador del estado de Alaska Jerry Ward había estado implicado en la investigación. Ward supuestamente convenció a un testigo en el juicio contra el senador Ted Stevens para que mintiera sobre un acuerdo de inmunidad en el tribunal para asegurarse de que estaba incluido en él y, por lo tanto, no sería procesado. Según los fiscales federales, Ward había estado bajo investigación durante algún tiempo por su relación con Bill Weimar, quien fue declarado culpable de dos delitos graves en el asunto y sentenciado a prisión. Si bien se presume que está bajo investigación continua, Ward no fue acusado. [50]

John Cowdery se declara culpable Editar

El 18 de diciembre de 2008, KTUU Anchorage Channel 2, un afiliado de NBC, informó que John Cowdery había accedido a cambiar su declaración de no culpable a culpable a cambio de que se retiraran algunos de los cargos en su contra. Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Cowdery no tuvo que testificar contra otros acusados ​​en el caso. No se acordaron parámetros de sentencia como resultado de este acuerdo. Posteriormente, Cowdery se declaró culpable en un tribunal federal el 19 de diciembre de 2008. [51] Debido en parte a su edad y supuesta enfermedad, solo fue sentenciado a 6 meses de arresto domiciliario y una multa de 25.000 dólares. Cowdery murió el 13 de julio de 2013.

Beverly Masek se declara culpable Editar

El 13 de marzo de 2009, el Noticias diarias de Anchorage informó que la ex representante del estado de Alaska Beverly Masek se había declarado culpable de solicitar y aceptar al menos $ 4,000 en sobornos de VECO Corp. Masek, quien originalmente saltó a la fama al competir en la carrera de perros de trineo Iditarod Trail mientras aún era conocida por su apellido de soltera de Beverly Jerue , fue elegido por primera vez para la Cámara en 1994. Masek representó un distrito que consiste en los tramos norte y oeste del distrito de Matanuska-Susitna en la Cámara de 1995 a 2005 antes de ser derrotado por Mark Neuman en las elecciones primarias de 2004. Masek fue sentenciado el 23 de septiembre de 2009 [52].


Escándalo del Departamento de Justicia - Historia

Estados Unidos nunca ha ganado la Copa del Mundo, y durante décadas se nos ha considerado una cultura de fútbol de segunda categoría: el equipo de Estados Unidos ocupa actualmente el puesto 28 en el mundo. Pero, caramba, el estado de derecho de los EE. UU. Y, lo que es más importante, su aplicación, puede ser de clase mundial y llegar mucho más allá de las costas de EE. UU. Esto es lo que siete miembros de la Fédération Internationale de Football Association (FIFA), el organismo rector del fútbol, ​​aprendieron en Zúrich cuando, a instancias de los federales, fueron detenidos por policías suizos en su elegante hotel junto al lago para responder a una acusación de 47 cargos. sin sellar en Brooklyn, Nueva York.

La acusación formal alega extorsión, fraude electrónico y conspiraciones de lavado de dinero, entre otros cargos relacionados con el deporte más popular del mundo y su mayor evento, la Copa del Mundo. En EE. UU., Cuatro ejecutivos de marketing deportivo fueron acusados ​​de pagar más de 150 millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales para obtener derechos de marketing y de medios de los torneos de fútbol de la FIFA, incluidos la Copa del Mundo y la Copa Oro, que se ha jugado en EE. UU.

Los arrestados en Zúrich se habían reunido para asistir a la reunión anual de la FIFA, donde se esperaba que el imperioso presidente de la organización, Sepp Blatter, fuera reelegido para un quinto mandato. Blatter no fue acusado.

Durante décadas, Blatter y compañía han logrado barrer suficientes acusaciones de corrupción bajo la alfombra en la sede de la FIFA en Lausana para construir otro alp.Pero esta montaña de reproches se derrumbó en parte porque la Confederación de Asociaciones de Fútbol de América del Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF) hizo negocios en los Estados Unidos. Jeffrey Webb y Jack Warner, los presidentes actual y anterior de CONCACAF, respectivamente, estaban entre los acusados. Chuck Blazer, ex secretario general de CONCACAF desde hace mucho tiempo, se había declarado culpable anteriormente y ha estado cooperando con los federales en la investigación.

Piense en Blatter como el Papa impío del fútbol. Aunque no es el jefe de ninguna nación, viaja con el estatus de jefe de estado y gobierna el organismo de 209 miembros de la FIFA como un potentado. El poder de Blatter no proviene de los poderes del fútbol, ​​como Alemania o Inglaterra. En la organización de la FIFA, la asociación de fútbol (FA) de cada nación tiene un voto, sea cual sea el tamaño o la relevancia del fútbol de esa nación. Curazao es tan poderoso como Brasil en este mundo. Así que Blatter ha derramado millones de dólares del dinero de la FIFA en muchas de sus federaciones más pequeñas o más pobres, imponiendo lealtad en todas partes, desde Vanuato hasta Venezuela. A dónde va ese dinero no siempre ha estado claro.

El Departamento de Justicia dijo que la corrupción se remonta a 24 años, aunque los críticos de la FIFA dirán que la historia de las malas prácticas es incluso más larga. "La acusación formal alega corrupción desenfrenada, sistémica y profundamente arraigada tanto en el extranjero como aquí en Estados Unidos", dijo la procuradora general Loretta E. Lynch. "Abarca al menos dos generaciones de funcionarios del fútbol que, como se alega, han abusado de sus puestos de confianza para adquirir millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales".

Horas después de la acción de Estados Unidos, las autoridades suizas revelaron una investigación relacionada con la adjudicación de la Copa Mundial 2018 a Rusia por parte de la FIFA y el torneo 2022 a Qatar, una nación donde las temperaturas durante el juego podrían fácilmente alcanzar los 120 grados. Swiss AG allanó la sede de la FIFA y eliminó documentos electrónicos y en papel.

¿Por qué la FIFA permitiría que se celebrara un torneo de fútbol en el desierto? ¿En el verano? La FIFA había realizado previamente su propia investigación sobre las acusaciones de soborno, contratando a Michael García, ex abogado del distrito sur de Nueva York. Después de que García entregó un informe de 430 páginas, la FIFA emitió un resumen de 42 páginas y concluyó que "no hay nada de malo aquí". García denunció rápidamente que el resumen contenía "numerosas representaciones de los hechos materialmente incompletas y erróneas". La FIFA se negó a publicar el informe completo. Esta vez, las autoridades suizas, que se han visto obstaculizadas por las leyes de privacidad de esa nación, ahora tienen munición para investigar las acusaciones de que los qataríes, así como los rusos, sobornaron para entrar.


El nuevo escándalo de "desenmascaramiento" de Devin Nunes expone la corrupción dentro del Departamento de Justicia de Bill Barr

Por Heather Digby Parton
Publicado 19 de mayo de 2021 9:52 a.m. (EDT)

Bill Bar, Devin Nunes y Donald Trump (Getty Images / AP Photo / Salon)

Comparte

Me preguntaba el otro día qué pasó con el congresista Devin Nunes. Durante los dos primeros años de la administración Trump, el republicano de California fue el secuaz más leal de Trump, interfiriendo en la Casa Blanca desde el Comité de Inteligencia de la Cámara, donde como presidente trabajó diligentemente para sabotear cualquier investigación significativa de los curiosos tratos del presidente con Rusia durante la campaña de 2016. Durante un tiempo, no se podía encender la televisión sin ver el rostro triste y avergonzado de Nunes defendiendo a Trump en las buenas y en las malas.

Nunes había sido miembro de la transición de Trump y en otra época habría tenido que recusarse de cualquiera de las investigaciones sobre Trump y Rusia ya que el período de transición estuvo fuertemente implicado. No hizo eso y, en cambio, saltó y demostró ser un hilandero dispuesto en nombre de Trump, negando que tuviera conocimiento de las llamadas entre el asesor de Trump, Michael Flynn, y el embajador ruso Sergei Kislyak. De hecho, hubo llamadas y pusieron fin al breve mandato de Flynn como asesor de seguridad nacional. Resultó que la Casa Blanca había pedido a este presidente del comité supuestamente independiente y a otros que se burlaran del escándalo de Rusia en los medios de comunicación y Nunes, siendo un soldado ansioso, hizo lo que se le ordenó.

Pero Devin Nunes probablemente será recordado por una de las tácticas políticas más tontas de la historia por lo que se conoce como su "Cabalgata de medianoche".

El 4 de marzo de 2017, poco más de un mes después de que Trump asumiera el cargo, tuiteó que Obama había "intervenido" la Torre Trump "justo antes de la victoria" y lo llamó macartismo. Esto provocó un frenesí entre los derechistas por demostrar que Obama había utilizado ilegalmente el poder del gobierno federal para espiar a Trump. La noche después de que Nunes viajaba en un automóvil, recibió un mensaje de texto que era tan urgente que hizo que el conductor de Uber se detuviera y corrió hacia la Casa Blanca. Se reunió con un par de jóvenes sapos de Trump llamados Ezra Cohen-Watnick y Michael Ellis, quienes histéricamente le informaron que habían encontrado evidencia de "desenmascaramiento" de las identidades de estadounidenses interceptadas en llamadas de vigilancia extranjeras durante la transición de Trump. A la mañana siguiente, Nunes celebró una extraña conferencia de prensa en la que declaró "He confirmado que se han desenmascarado nombres adicionales de miembros del Equipo de Transición de Trump" y corrió a la Casa Blanca para "informar" al presidente. Posteriormente, realizó otra conferencia de prensa frente a la Casa Blanca y le dijo a la prensa que Trump se sentía "algo reivindicado" por lo que tenía que decir. La prensa le preguntó si le molestaba más la vigilancia o el "desenmascaramiento" y él respondió que lo último le molestaba especialmente. A la pregunta de si era apropiado que el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, que estaba investigando la interferencia rusa en las elecciones de 2016, se apresurara a informar al presidente, dijo, "el presidente debe saber que estos informes de inteligencia están ahí fuera". tengo el deber de decirle eso ".

La cuestión es que, obviamente, no le estaba diciendo nada a la Casa Blanca. Le habían dado la información la noche anterior..

Nunes murmuró incoherentemente cuando se enfrentó a su mentira al día siguiente diciendo, "el presidente no me invitó, llamé allí y me invité a mí mismo porque pensé que él necesitaba entender lo que digo y necesitaba obtener esa información". Dos días después finalmente admitió lo que hizo, emitiendo una declaración a través de su portavoz, pero una vez más declarando su profunda preocupación por "desenmascarar" durante la administración de Obama e insistiendo en que había estado en la pista incluso antes de que la Casa Blanca lo llamara. en medio de la noche para mostrarle la evidencia.

Eventualmente se recusó de la investigación sin siquiera recusarse realmente. Y quedó claro a partir de ese momento que nada de lo que hiciera el Comité de Inteligencia en el futuro se mantendría confidencial. Devin Nunes era el hombre de Trump por dentro y nadie podía hacer nada al respecto. Emitió su propio "memo" muy esperado que no reveló nada, pidió el juicio político del director del FBI, Christopher Wray, azotó el desacreditado escándalo "Uranium One", criticó el proceso de la FISA y atacó duramente al Departamento de Justicia, diciendo que a la una punto, "Odio usar la palabra 'corrupto', pero al menos se han vuelto tan sucios que ¿quién está mirando a los vigilantes? ¿Quién está investigando a estas personas? No hay nadie".

Después de que los republicanos perdieron su mayoría en la Cámara, Nunes aparentemente estaba trabajando en el proyecto de Rudy Giuliani para ensuciar ucranianos a Joe Biden. Al menos eso es lo que dijo Lev Parnas, el cómplice de Giuliani actualmente acusado, cuando se informó que habían hablado por teléfono. Y estaba demandando a personas que lo criticaban, desde organizaciones de noticias hasta grupos de vigilancia e incluso a un agricultor de frutas que lo llamaba "agricultor falso". Pero su demanda más famosa fue contra una cuenta satírica de Twitter que se hacía llamar "La vaca de Devin Nunes" que, por supuesto, fue desestimada.

Ahora sabemos que la cruzada de piel fina de Nunes no fue solo su locura personal.

Resulta que tenía amigos en las altas esferas usando toda la fuerza del gobierno federal para ayudarlo a "desenmascarar" otra cuenta de Twitter llamada @NunesAlt, otra cuenta de parodia que se burlaba del muy sensible congresista. Dos semanas después de la derrota de Trump en noviembre pasado, informó el New York Times esta semana, el Departamento de Justicia recibió una citación del gran jurado, un poder único que no requiere que un juez firme, para exigir que Twitter entregue la identidad de @NunesAlt. Twitter se negó, citando preocupaciones sobre la libertad de expresión y el hecho de que a pesar de la afirmación del gobierno de que esta persona violó la ley federal al emitir una amenaza, no pudo presentar ninguna evidencia de que tuviera. El Departamento de Justicia de Merrick Garland luego retiró la citación.

Pero este es otro ejemplo más del nivel de corrupción partidista en toda la administración Trump, especialmente en el Departamento de Justicia del ex fiscal general William Barr.

La negativa de Barr en el último minuto de ayudar a Trump a revertir las elecciones no fue más que un esfuerzo desesperado por redimir una pequeña parte de su reputación, pero de todos modos continuó haciendo el trabajo sucio de Trump y sus aliados. Trump y sus secuaces pasaron años gritando sobre el supuesto "Estado Profundo" conspirando contra ellos con fines políticos, pero a cada paso encontramos ellos abusando de su poder para castigar a sus oponentes políticos. Recuerde, fue el mismo Nunes quien dijo del Departamento de Justicia: "Odio usar la palabra 'corrupto', pero al menos se han vuelto tan sucios que ¿quién está mirando a los vigilantes?" Supongo que sabía de lo que estaba hablando por una vez.

Heather Digby Parton

Heather Digby Parton, también conocida como "Digby", es una escritora colaboradora de Salon. Fue ganadora del Premio Hillman de Periodismo de Opinión y Análisis de 2014.


La eliminación del fraude nacional en el cuidado de la salud da lugar a cargos contra 601 personas responsables de más de $ 2 mil millones en pérdidas por fraude

El Procurador General Jeff Sessions y el Secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) Alex M. Azar III, anunciaron hoy la mayor acción de cumplimiento de fraude en la atención médica que involucra a 601 acusados ​​en 58 distritos federales, incluidos 165 médicos, enfermeras y otros profesionales médicos con licencia. , por su presunta participación en esquemas de fraude de atención médica que involucran más de $ 2 mil millones en facturas falsas. De los acusados, 162 acusados, incluidos 76 médicos, fueron acusados ​​por su papel en la prescripción y distribución de opioides y otros narcóticos peligrosos. Treinta unidades estatales de control de fraudes contra Medicaid también participaron en los arrestos de hoy. Además, el HHS anunció hoy que desde julio de 2017 hasta el presente, ha excluido a 2,700 personas de la participación en Medicare, Medicaid y todos los demás programas federales de atención médica, que incluyen a 587 proveedores excluidos por conducta relacionada con el desvío y abuso de opioides.

El Fiscal General Sessions y el Secretario Azar se unieron al anuncio por el Secretario de Justicia Auxiliar Interino John P. Cronan de la División Criminal del Departamento de Justicia, el Director Adjunto David L. Bowdich del FBI, el Administrador Auxiliar John Martin de la Administración de Control de Drogas (DEA), El Inspector General Adjunto Gary Cantrell de la Oficina del Inspector General (OIG) del HHS, el Jefe Adjunto Eric Hylton de Investigación Criminal (CI) del IRS, el Administrador Adjunto de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) y Director del Centro para la Integridad del Programa Alec Alexander y Director Dermot F. O'Reilly del Servicio de Investigación Criminal de la Defensa (DCIS).

Las acciones de ejecución de hoy fueron dirigidas y coordinadas por la División de lo Penal, la Unidad de Fraude en el Cuidado de la Salud de la Sección de Fraude junto con sus socios de la Fuerza de Ataque contra el Fraude de Medicare (MFSF), una asociación entre la División de lo Penal, las Oficinas del Fiscal de los EE. UU., El FBI y HHS-OIG. Además, la operación incluye la participación de la DEA, DCIS, IRS-CI, el Departamento de Trabajo, otras agencias federales encargadas de hacer cumplir la ley y las Unidades Estatales de Control de Fraudes contra Medicaid.

Los cargos anunciados hoy apuntan agresivamente a esquemas que facturan a Medicare, Medicaid, TRICARE (un programa de seguro médico para miembros y veteranos de las fuerzas armadas y sus familias) y compañías de seguros privadas por medicamentos recetados y medicamentos compuestos médicamente innecesarios que a menudo ni siquiera se compraron y / o distribuido a los beneficiarios. Los cargos también involucran a personas que contribuyen a la epidemia de opioides, con un enfoque particular en los profesionales médicos involucrados en la distribución ilegal de opioides y otros narcóticos recetados, un enfoque particular para el Departamento. Según los CDC, aproximadamente 115 estadounidenses mueren todos los días por una sobredosis relacionada con opioides.

“El fraude en la atención médica es una traición a los pacientes vulnerables y, a menudo, es un robo al contribuyente”, dijo el Fiscal General Sessions. “En muchos casos, los médicos, enfermeras y farmacéuticos se aprovechan de las personas que sufren de adicción a las drogas para llenarse los bolsillos. Estos son crímenes despreciables. Es por eso que este Departamento de Justicia ha tomado nuevos pasos históricos para perseguir a los estafadores, incluida la contratación de más fiscales y el aprovechamiento del poder del análisis de datos. Hoy, el Departamento de Justicia anuncia la mayor acción de cumplimiento de fraude en la atención médica en la historia de Estados Unidos. Este es el mayor número de fraudes, el mayor número de acusados ​​y el mayor número de médicos acusados ​​en una sola operación, y tenemos evidencia de que nuestro trabajo continuo ha detenido o evitado fraudes por valor de miles de millones de dólares. Quiero agradecer a nuestros fabulosos socios con el FBI, la DEA, nuestros grupos de trabajo contra el fraude en la atención médica, el HHS, el Servicio de Investigación Criminal de Defensa, la Investigación Criminal del IRS, Medicare y, especialmente, las más de 1,000 fuerzas del orden federales, estatales, locales y tribales. oficiales de todo Estados Unidos que hicieron esto posible. En todos los aspectos, somos más eficaces que nunca para encontrar y perseguir el fraude médico ”.

“Cada dólar recuperado en la operación de este año representa no solo el dinero ganado con esfuerzo de los contribuyentes, es un dólar que puede destinarse a brindar atención médica a los estadounidenses que lo necesitan”, dijo el secretario del HHS, Azar. "El Takedown Day de este año es un logro significativo para el pueblo estadounidense, y todos los servidores públicos involucrados deben estar orgullosos de su trabajo".

Según documentos judiciales, los acusados ​​presuntamente participaron en esquemas para presentar reclamaciones a Medicare, Medicaid, TRICARE y compañías de seguros privadas por tratamientos que eran médicamente innecesarios y que a menudo nunca se brindaban. En muchos casos, los reclutadores de pacientes, los beneficiarios y otros co-conspiradores supuestamente recibieron sobornos en efectivo a cambio de proporcionar información sobre los beneficiarios a los proveedores, de modo que los proveedores pudieran enviar facturas fraudulentas a Medicare. En conjunto, los médicos, enfermeras, profesionales médicos con licencia, propietarios de empresas de atención médica y otros acusados ​​están acusados ​​de presentar un total de más de $ 2 mil millones en facturas fraudulentas. La cantidad de profesionales médicos acusados ​​es particularmente significativa, porque prácticamente todos los esquemas de fraude en la atención médica requieren la participación de un profesional médico corrupto para que Medicare o Medicaid pague las reclamaciones fraudulentas. La persecución agresiva de profesionales médicos corruptos no solo tiene un efecto disuasorio sobre otros profesionales médicos, sino que también garantiza que sus licencias ya no se puedan utilizar para estafar al sistema.

“El fraude en la atención médica afecta a todos los rincones de los Estados Unidos y no solo cuesta dinero a los contribuyentes, sino que también puede tener consecuencias mortales”, dijo Bowdich, subdirector del FBI. “A través de investigaciones en todo el país, hemos visto a profesionales médicos poner la codicia por encima del bienestar de sus pacientes y médicos de confianza avivando las llamas de la crisis de los opioides. Quiero agradecer a los agentes, analistas y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley en cada oficina de campo que trabajan todos los días para detener a estos delincuentes y hacerlos responsables de sus acciones ".

“La DEA está comprometida a poner fin a la crisis de opioides que ocurre en nuestras comunidades y prevenir el uso indebido de medicamentos recetados”, dijo Martin, el administrador asistente de la DEA. "La DEA continuará trabajando con nuestros socios todos los días para proteger a nuestros ciudadanos y garantizar que los pacientes tengan un acceso adecuado a estos medicamentos críticos".

“Las operaciones de este año, que se centran en los esquemas relacionados con los opioides, destacan el impacto de gran alcance del fraude en la atención médica”, dijo el inspector general adjunto del HHS Cantrell. “Estos delitos amenazan los programas de vital importancia de Medicare y Medicaid y los beneficiarios a los que sirven. Aunque hemos logrado un progreso significativo en nuestra lucha contra el fraude en la atención médica, nuestros esfuerzos no están completos. Continuaremos trabajando con nuestros socios para proteger la salud y la seguridad de millones de estadounidenses ”.

“Se necesita un tipo especial de persona para aprovecharse de los enfermos y vulnerables, como sucedió en muchos de estos esquemas de fraude en la atención médica”, dijo el subjefe Hylton. “Los profesionales médicos y otras personas pusieron cruelmente a las personas y los servicios de salud vitales en peligro simplemente por codicia. Los agentes especiales del IRS-CI continúan trabajando codo a codo con otros agentes del orden público federales, estatales y locales para descubrir estos esquemas y responsabilizar a estos delincuentes por sus acciones ".

“CMS tiene como máxima prioridad proteger la salud y la seguridad de millones de beneficiarios que dependen de programas federales de atención médica vitales”, dijo Alec Alexander, administrador adjunto y director del Center for Program Integrity. “El Centro para la Integridad del Programa de CMS colabora estrechamente con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para salvaguardar los preciosos dólares de los contribuyentes. Bajo la administración Seema Verma, continuaremos fortaleciendo esta asociación con las fuerzas del orden para garantizar la integridad y sostenibilidad de estos programas esenciales que sirven a millones de estadounidenses ”.

“El fraude en el cuidado de la salud hiere a nuestros miembros del servicio y a los veteranos por igual, ya que confían y esperan legítimamente una atención sin compromisos a través del Programa TRICARE del Departamento de Defensa”, dijo el Director de DCIS O’Reilly. “Las investigaciones que culminaron en acciones de cumplimiento durante los últimos días subrayan el firme compromiso del Servicio de Investigación Criminal de la Defensa y nuestros socios de investigación para investigar enérgicamente el fraude que afecta a TRICARE. Permanecemos atentos en nuestros esfuerzos para garantizar los altos estándares de atención que merecen nuestros miembros del servicio, los militares retirados y sus dependientes, al tiempo que protegemos los dólares de los contribuyentes estadounidenses ”.

Las operaciones de Medicare Fraud Strike Force son parte de una iniciativa conjunta entre el Departamento de Justicia y el HHS para concentrar sus esfuerzos en prevenir y disuadir el fraude y hacer cumplir las leyes antifraude vigentes en todo el país. Medicare Fraud Strike Force opera en 10 ubicaciones en todo el país. Desde su creación en marzo de 2007, Medicare Fraud Strike Force ha acusado a más de 3.700 acusados ​​que colectivamente han facturado falsamente al programa Medicare por más de $ 14 mil millones.

Para las ubicaciones de Strike Force, en el Distrito Sur de Florida, 124 acusados ​​fueron acusados ​​de delitos relacionados con su participación en varios esquemas de fraude que involucran más de $ 337 millones en facturas falsas por servicios que incluyen atención médica domiciliaria y fraude farmacéutico. En un caso, un propietario, un director médico y dos empleados de una instalación de vida sobria fueron acusados ​​de conspiración para cometer fraude electrónico y de atención médica, cargos sustantivos de fraude en la atención médica y cargos sustantivos de lavado de dinero. La acusación formal alega un plan que reclutó pacientes ilegalmente, pagó sobornos y defraudó los programas de beneficios de atención médica para realizar pruebas de orina fraudulentas generalizadas. Durante el curso del plan fraudulento, la instalación presentó más de $ 106 millones en reclamos por servicios de tratamiento por abuso de sustancias.

En el Distrito Central de California, 33 acusados ​​fueron acusados ​​por su participación en esquemas para defraudar programas de seguros por más de $ 660 millones. Por ejemplo, una acusación en un caso de fraude farmacéutico compuesto alega que un abogado / comercializador pagó sobornos y ofreció incentivos como prostitutas y comidas caras a dos podólogos a cambio de recetas escritas en talonarios de recetas preimpresos, independientemente de la necesidad médica de las recetas. . Una vez que se surtieron las recetas, los miembros de la conspiración presentaron aproximadamente $ 250 millones en reclamos fraudulentos a aseguradoras federales, estatales y privadas por los medicamentos compuestos.

En el Distrito Sur de Texas, 48 ​​personas fueron acusadas en casos que involucraron más de $ 291 millones en presunto fraude. Entre estos acusados ​​se encuentran el propietario de una cadena de farmacias, socio gerente y farmacéutico principal acusado de conspiración de drogas y lavado de dinero. Según la acusación formal, los coconspiradores utilizaron recetas fraudulentas para surtir pedidos al por mayor de más de un millón de pastillas de hidrocodona y oxicodona, que la farmacia, a su vez, vendió a mensajeros de drogas por millones de dólares. En el Distrito Norte de Texas, el propietario de una agencia de atención médica domiciliaria fue arrestado por una denuncia penal por un plan de fraude de atención médica de $ 2.6 millones.

En el Distrito Este de Michigan, 35 acusados ​​enfrentan cargos por sus supuestos roles en fraude, sobornos, lavado de dinero y esquemas de desvío de drogas que involucran aproximadamente $ 197 millones en reclamos falsos por servicios que fueron médicamente innecesarios o nunca prestados. En un caso, un médico fue acusado de conspiraciones de soborno por separado con dos propietarios de agencias de atención médica en el hogar, lo que resultó en más de $ 12 millones en facturas de seguros fraudulentas.

En el Distrito Norte de Illinois, se acusó a 21 personas por varios esquemas de fraude relacionados con servicios dentales y de salud en el hogar. Estos esquemas supuestamente involucraron más de $ 54 millones en facturación fraudulenta. Un caso alega un fraude de salud en el hogar y conspiración de sobornos, que resultó en más de $ 6.2 millones pagados por Medicare en base a las facturas fraudulentas.

En el Distrito Este de Nueva York, 13 personas fueron acusadas de participar en una variedad de esquemas que incluyen sobornos, servicios no prestados, robo de identidad y lavado de dinero que involucran más de $ 38 millones en facturas fraudulentas. Por ejemplo, el propietario de una empresa de ambulette de Brooklyn fue acusado de una conspiración de $ 7 millones derivada del supuesto pago de sobornos por la derivación de pacientes, que se sometieron a supuestos servicios de terapia física y ocupacional y otros servicios, y fueron transportados por la empresa de ambulette. .

En el Distrito Medio de Florida, se acusó a 21 personas de participar en una variedad de esquemas que involucraron más de $ 21 millones en facturación fraudulenta. En un caso, un médico y el propietario de una clínica fueron acusados ​​de conspiración para defraudar a Medicare por más de $ 2.8 millones por facturas fraudulentas de atención médica domiciliaria.

En la Fuerza de Ataque del Sur de Louisiana, que opera en los distritos del Medio y Este de Louisiana, así como en el Distrito Sur de Mississippi, 42 acusados ​​fueron acusados ​​en relación con fraude en el cuidado de la salud, desvío de drogas y esquemas de lavado de dinero que involucraron más de $ 16 millones en fraudes fraudulentos. facturación. Un caso alega que tres propietarios de farmacias y una enfermera practicante conspiraron para dispensar ilegalmente sustancias controladas y defraudar a TRICARE y compañías de seguros privadas con $ 12 millones.

En el Corporate Strike Force, cinco acusados ​​fueron acusados ​​en el Distrito Medio de Tennessee de conspiración de sobornos en una empresa de equipos médicos duraderos, que supuestamente resultó en más de $ 1 millón en sobornos y más de $ 2.5 millones en facturas fraudulentas a Medicare.

Además de las ubicaciones de Strike Force, las acciones de ejecución de hoy incluyen casos e investigaciones presentados por otras 46 Fiscalías de EE. UU., Incluida la ejecución de órdenes de registro en varias investigaciones realizadas por los Distritos Central y Norte de California, Distrito Medio de Florida, Distrito Sur. de Georgia, Distrito Oeste de Kentucky, Distrito Este de Michigan, Distrito Oeste de Carolina del Norte, Distritos Este y Oeste de Texas, Distritos Este y Oeste de Virginia y Distrito Oeste de Washington.

En los distritos norte y sur de Alabama, se acusó a 15 acusados ​​por su participación en ocho esquemas de fraude a la atención médica que involucran fraude farmacéutico compuesto y distribución ilegal de sustancias controladas.

En el Distrito Este de California, cuatro acusados ​​fueron acusados ​​por sus roles en dos esquemas de fraude a la atención médica, uno de los cuales incluía recetas falsificadas.

En el Distrito Sur de California, siete acusados, incluido un médico, fueron acusados ​​por sus roles en tres esquemas de fraude a la atención médica y un esquema que involucra el robo de identidad y servicios que no se prestaron.

En el Distrito de Colorado, un acusado fue acusado de fraude en el cuidado de la salud relacionado con la facturación a Medicaid y Medicare.

En el Distrito de Connecticut, tres acusados, incluidos dos profesionales médicos, fueron acusados ​​por sus roles en dos esquemas que involucran compuestos de drogas y distribución ilegal de sustancias controladas de Lista II y IV.

En el Distrito de Delaware, un médico / propietario de una clínica de manejo del dolor fue acusado de prescribir ilegalmente más de dos millones de unidades de dosis de productos de oxicodona.

En el Distrito de Columbia, el propietario de una empresa de equipo médico duradero fue acusado de defraudar a Medicaid por $ 9,8 millones.

En el Distrito Norte de Florida, cuatro acusados ​​fueron acusados ​​en un plan para defraudar a TRICARE y otras compañías de seguros privadas con más de $ 8 millones por cremas y píldoras compuestas médicamente innecesarias.

En los distritos norte, medio y sur de Georgia, 12 acusados, incluidos dos médicos, fueron acusados ​​de nueve fraudes en el cuidado de la salud, desvío de medicamentos o esquemas farmacéuticos compuestos que involucraron más de $ 13.5 millones en facturas fraudulentas.

En el Distrito de Idaho, tres acusados, todos profesionales médicos, fueron acusados ​​por sus roles en tres esquemas de fraude separados que involucran sustancias controladas.

En los distritos central y sur de Illinois, siete acusados ​​fueron acusados ​​en seis esquemas separados para defraudar al programa Medicaid.

En el Distrito Norte de Indiana, ocho acusados ​​fueron acusados ​​en varios esquemas de fraude a la atención médica para defraudar tanto a los programas de Medicare como a Medicaid.

En el Distrito Norte de Iowa, dos acusados, ambos profesionales médicos, fueron acusados ​​por sus roles en dos esquemas relacionados con opioides.

En los distritos de Kansas y los distritos norte y oeste de Oklahoma, 12 acusados, incluidos cuatro médicos, fueron acusados ​​de varios planes de distribución ilegal de sustancias controladas. En el Distrito Occidental de Oklahoma, un caso marca la primera vez que el distrito acusa por distribución ilegal de sustancias controladas que resultan en una muerte.

En los distritos del este y oeste de Kentucky, 12 acusados, incluidos cinco profesionales médicos, fueron acusados ​​de varios esquemas relacionados con fraude en la atención médica, distribución ilegal de sustancias controladas, robo de identidad agravado y lavado de dinero. Un caso involucró el funcionamiento de dos clínicas médicas de fachada falsa.

En los distritos de Maine y Vermont, dos acusados ​​fueron acusados ​​por su papel en dos esquemas para defraudar a varios programas gubernamentales, incluidos Medicare, Medicaid y otros administrados por la Administración para Niños y Familias del HHS.

En el Distrito de Nebraska, siete acusados, incluido un médico, fueron acusados ​​en cinco esquemas separados para defraudar a Medicare, Medicaid y varios programas del HHS.

En el Distrito de Nevada, cuatro acusados, incluidos tres profesionales médicos, fueron acusados ​​de conspiración para cometer fraude en la atención médica y distribuir sustancias controladas.

En el Distrito de Nueva Jersey, ocho acusados, incluido un médico de Nueva York, un tecnólogo de anestesiología de un hospital de Filadelfia y el propietario de una compañía de facturación médica, fueron acusados ​​por sus roles en cinco planes para defraudar a compañías de seguros privadas por más de $ 16 millones. .

En el Distrito Sur de Nueva York, dos acusados ​​fueron acusados ​​de esquemas de fraude en la atención médica o desvío de drogas.

En el Distrito Medio de Carolina del Norte, dos acusados ​​fueron acusados ​​de conspiración para defraudar a Medicare por más de $ 4 millones.

En el Distrito Sur de Ohio, tres acusados, todos profesionales médicos, fueron acusados ​​por sus roles en dos esquemas de fraude a la atención médica, uno de los cuales involucró la distribución ilegal de drogas y sobornos.

En los distritos del este y medio de Pensilvania, se acusó a 12 acusados ​​por su papel en tres esquemas de desvío de drogas.

En el distrito occidental de Pensilvania, cuatro acusados, todos médicos, fueron acusados ​​de varios fraudes en el cuidado de la salud y esquemas de desvío de medicamentos. Un esquema involucró 32,000 unidades de dosificación de buprenorfina.

En el distrito de Rhode Island, un acusado fue acusado de participar en un plan de robo y robo de identidad agravado.

En el Distrito de Carolina del Sur, tres acusados ​​fueron acusados ​​por sus papeles separados en una conspiración para poseer con la intención de distribuir fentanilo.

En el Distrito de Dakota del Sur, dos acusados ​​fueron acusados ​​en casos separados, uno de los cuales involucró un plan para defraudar al Servicio de Salud Indígena.

En el Distrito Medio de Tennessee, 10 acusados ​​fueron acusados ​​en dos esquemas separados, incluida una conspiración para obtener oxicodona de manera fraudulenta.

En el Distrito Este de Texas, dos acusados ​​fueron acusados ​​por su papel en esquemas de fraude a la atención médica para defraudar a los programas Medicare y Medicaid.

En el Distrito de Utah, dos acusados ​​fueron acusados ​​en dos casos, uno de los cuales involucró un plan de $ 31 millones para defraudar a Medicare y Medicaid.

En el Distrito Oeste de Virginia, ocho acusados ​​fueron acusados ​​por sus supuestos roles en esquemas de fraude a la atención médica. Un plan de $ 45 millones para defraudar a Medicaid implicó la falsificación de documentos en los archivos de los pacientes.

En el Distrito Este de Washington, un dentista y otra persona fueron acusados ​​de distribuir y conspirar para distribuir hidrocodona y tramadol sin un propósito médico legítimo.

En el Distrito Este de Wisconsin, tres acusados ​​fueron acusados ​​de un plan de distribución ilegal de sustancias controladas y robo de identidad agravado.

Además, en los estados de Arizona, Arkansas, California, Connecticut, Delaware, Florida, Hawaii, Illinois, Indiana, Kansas, Louisiana, Maine, Michigan, Missouri, Mississippi, Nevada, Nueva York, Oklahoma, Pennsylvania, Texas, Vermont, y Washington, 97 acusados ​​han sido acusados ​​de defraudar al programa Medicaid en más de $ 27 millones. Estos casos fueron investigados por las respectivas Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid de cada estado. Además, las Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid de los estados de California, Distrito de Columbia, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Kentucky, Louisiana, Maine, Nevada, Carolina del Norte, Ohio, Texas, Tennessee y Virginia participaron en la investigación de muchos de los casos federales discutidos anteriormente.

Los casos anunciados hoy están siendo procesados ​​e investigados por las Oficinas del Fiscal de los EE. UU. En todo el país, junto con los equipos de la Fuerza de Ataque contra el Fraude de Medicare de la Sección de Fraude de la División Criminal y de las Oficinas del Fiscal de los EE. UU. En el Distrito Sur de Florida, Distrito Este de Michigan, Distrito Este de Nueva York, Distrito Sur de Texas, Distrito Central de California, Distrito Este de Luisiana, Distrito Norte de Texas, Distrito Norte de Illinois, Distrito Medio de Luisiana y Distrito Medio de Florida y agentes del FBI, HHS-OIG, DEA, DCIS, IRS-CI, Departamento de Trabajo, otras agencias federales encargadas de hacer cumplir la ley y Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid estatales.

Una queja, información o acusación es simplemente una acusación, y todos los acusados ​​se presumen inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de una duda razonable en un tribunal de justicia.

Los documentos adicionales relacionados con este anuncio estarán disponibles en breve aquí:

Esta operación también destaca el gran trabajo que está realizando la División Civil del Departamento de Justicia. En el último año fiscal, el Departamento de Justicia, incluida la División Civil, ganó o negoció colectivamente más de $ 2 mil millones en juicios y acuerdos relacionados con asuntos que alegan fraude en la atención médica.


El escándalo en Washington del que nadie habla

El mortal pero olvidado escándalo gubernamental de contrabando de armas conocido como “Rápidos y furiosos” ha permanecido inactivo durante años, gracias al evasión de la Casa Blanca y al cumplimiento de los medios de comunicación. Pero los correos electrónicos recién descubiertos han reabierto el caso, exponiendo la anatomía de un encubrimiento por parte de una administración que prometía ser la más transparente de la historia.

Al menos otras 20 muertes o delitos violentos se han relacionado con armas de tráfico rápido y furioso.

Un juez federal ha forzado la publicación de más de 20.000 páginas de correos electrónicos y memorandos previamente bloqueados bajo la falsa afirmación de privilegio ejecutivo del presidente Obama. Una revisión preliminar muestra que los altos funcionarios de Obama obstruyen deliberadamente las investigaciones del Congreso sobre la operación de tráfico de armas en la frontera.

Rápido y Furioso era un programa del Departamento de Justicia que permitía que las armas de asalto, incluidos rifles calibre .50 lo suficientemente potentes para derribar un helicóptero, se vendieran a los cárteles de la droga mexicanos supuestamente como una forma de rastrearlos. Pero los documentos internos revelaron más tarde que el objetivo real era desencadenar una crisis que requería una ofensiva contra las armas en Estados Unidos. Rápido y Furioso fue simplemente un pretexto para imponer leyes de armas más estrictas.

Solo el plan fracasó cuando los agentes de Justicia perdieron la pista de las casi 2.000 armas vendidas a través del programa y comenzaron a aparecer en escenas de asesinatos en ambos lados de la frontera, incluida una que se cobró la vida del agente de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. Brian Terry.

Mientras el entonces fiscal general Eric Holder se concentraba en la política, la gente moría. Al menos otras 20 muertes o delitos violentos se han relacionado con armas de tráfico rápido y furioso.

Brian Terry murió en un tiroteo en 2010 cerca de la frontera entre Arizona y México. AP

El programa salió a la luz solo después de la muerte de Terry en 2010 a manos de bandidos mexicanos, quienes le dispararon por la espalda con armas semiautomáticas emitidas por el gobierno. Atrapado con las manos en la masa, "la administración más transparente de la historia" mintió rotundamente sobre el programa al Congreso, negando que existiera.

Luego, el Equipo Obama conspiró para descarrilar las investigaciones sobre quién era responsable al retener primero los documentos bajo citación, por lo que Holder obtuvo una citación por desacato al Congreso, y luego reclamó el privilegio ejecutivo para mantener la evidencia sellada.

Pero gracias a la orden judicial, la justicia tiene que deshacerse de los documentos "sensibles". Hasta ahora ha producido 20.500 páginas ligeramente redactadas, aunque los investigadores del Congreso dicen que apenas cubren todas las comunicaciones internas del departamento bajo citación. Sostienen que la administración continúa "reteniendo miles de documentos".

Aun así, el lote en cuestión revela hasta dónde llegaron los altos operativos de Obama para ocultar información al Congreso.

El grado de obstrucción fue "más de lo que se entendía anteriormente", dijo Jason Chaffetz, presidente de Supervisión de la Cámara de Representantes y Reforma del Gobierno, en un memorando reciente a otros miembros de su panel.

“Los documentos revelan cómo altos funcionarios del Departamento de Justicia, incluido el Fiscal General Holder, siguieron y gestionaron intensamente un esfuerzo para limitar y obstruir cuidadosamente la información presentada al Congreso”, afirmó.

También acusan al diputado de Holder, Lanny Breuer, un veterano de Clinton, que tuvo que dimitir en 2013 después de negar falsamente la autorización de Fast and Furious.

Sus esfuerzos por obstaculizar las investigaciones incluyeron:

  • Diseñar estrategias para redactar o retener información relevante
  • Manipular la cobertura de los medios para controlar las consecuencias
  • Chivo expiatorio de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) por el escándalo.

Por ejemplo, un correo electrónico de junio de 2011 analiza la retención de informes de laboratorio de ATF del Congreso, y un correo electrónico de julio de 2011 detalla a los altos funcionarios de la Justicia que acuerdan "mantenerse alejados de una representación con la que cooperaremos plenamente".

Aunque Obama se enorgullece de su apertura, transparencia y responsabilidad, el comportamiento de su administración contradice principios tan elevados.

Al mes siguiente, entraron en modo de control total de daños, y el fiscal general adjunto Matt Axelrod advirtió a un funcionario de la ATF que proporcionar detalles sobre Fast and Furious "nos parece imprudente".

Luego, a fines de agosto de 2011, otro correo electrónico revela que Holder había dado instrucciones a su personal para que un funcionario de la ATF “cerrara la puerta de su oficina” para evitar que se filtrara información sobre el creciente escándalo.

Los puntos de conversación redactados para Holder y otros altos mandos para las audiencias del Congreso dejaron en claro que Justice tenía la intención de convertir a los funcionarios derrocados de la ATF en los culpables del escándalo.

“Estos cambios (de personal) nos ayudarán a superar la controversia que ha rodeado a Rápido y Furioso”, escribió el Secretario de Justicia Auxiliar Ron Weich en agosto de 2011.

Además, en un correo electrónico de octubre de 2011 a su jefe de gabinete, Holder declaró que estaba de acuerdo con una estrategia para entregar primero los documentos a los medios amigos "con una explicación que les quita el aire", en lugar de "simplemente entregárselos" a Congreso.

“Los altos funcionarios hicieron esfuerzos calculados para obstruir el Congreso”, enfureció Chaffetz.

"En el transcurso de la investigación", relató, "el Departamento de Justicia ha proporcionado información falsa, ha bloqueado las solicitudes de documentos, ha producido decenas de páginas tachadas y documentos duplicados y se ha negado a cumplir con dos citaciones del Congreso".

Aunque Obama se enorgullece de su apertura, transparencia y responsabilidad, el comportamiento de su administración contradice principios tan elevados. “La transparencia no debería requerir años de litigio y una orden judicial”, señaló Chaffetz.

Obama insiste en que Rápido y Furioso es sólo otro escándalo "falso" que los republicanos han provocado para perseguir su presidencia. ¿Qué piensa su heredera aparente Hillary Clinton?

El fanático anti-armas ha guardado silencio sobre el escándalo de la proliferación de armas. Pero entonces, ella ha estado ocupada barriendo correos electrónicos citados bajo la alfombra de su propio escándalo.

Paul Sperry es exjefe de la oficina de Washington para Investor’s Business Daily y autor de "Infiltration" y "Muslim Mafia".


Ver el vídeo: Ñeñe escándalo: quiénes estarían implicados y por qué la justicia tenía engavetadas las pruebas? (Enero 2022).