Información

¿Por qué los chinos no utilizaron el poder militar para expulsar las primeras invasiones comerciales portuguesas, holandesas e inglesas?


Por lo que tengo entendido, durante los siglos XVI, XVII y XVIII, los chinos estaban más avanzados en el comercio y la guerra que los portugueses y holandeses que intentaron (y finalmente lograron) hacerse cargo del comercio asiático. ¿Por qué los chinos u otras poderosas partes interesadas asiáticas no dominaron / dominaron / controlaron a los primeros comerciantes europeos más débiles y temerarios?


Los chinos eran tecnológicamente inferiores, pero hicieron retroceder a los holandeses utilizando números superiores y tecnología europea adquirida.

Se podría decir que el principal tipo de barco chino en ese momento era basura, que podía usarse tanto con fines comerciales como militares. Los holandeses tenían barcos con características de navegación mucho mejores, y aunque la pólvora fue un invento chino en ese momento, la tecnología europea de armas de fuego (es decir, los cañones de los barcos) superó a la china por mucho. Dutch también tenía mucha más experiencia con la guerra naval.

Sin embargo, los chinos se opusieron con bastante éxito a la invasión holandesa utilizando principalmente sus números superiores que los holandeses no pudieron igualar con éxito. Más tarde, los chinos adoptaron muchas nuevas tecnologías europeas y utilizaron algunos de sus propios diseños genuinos para cerrar la brecha.

En cuanto a los portugueses, en realidad nunca intentaron usar mucha fuerza contra China en ese período, basándose principalmente en acuerdos comerciales. Los británicos se convierten en un factor en el trato con China solo más tarde cuando derrotaron con éxito a sus oponentes europeos en casa, por lo que no pertenecen al alcance de esta pregunta.


¿Por qué los chinos no utilizaron el poder militar para expulsar las primeras invasiones comerciales portuguesas, holandesas e inglesas? - Historia

Una vieja y muy querida canción folclórica indonesia sobre el río Solo en Java central relacionaba las tierras verdes del sudeste asiático con sus aguas azules, el pasado con el presente y la población local con el resto del mundo: "Solo River, las antiguas historias abarcan. Vinculando el presente con el pasado, vinculando la vida de la tierra y el hombre. En el calor del verano, tus arroyos son lentos y lentos. En el apogeo de la temporada de lluvias, tus riberas se desbordan. Ahora fluyes a través de fértiles campos de arroz, hasta el mar en Por último. Aquí están los barcos comerciales, y cuando su viaje termina, los marineros desafían el océano en busca de una costa lejana ". Hoy, en un mundo cada vez más globalizado, las instituciones, las ideas, los modos de vida y las tradiciones chocan, se mezclan e incluso a veces desaparecen. Pero el proceso de mezclar lo antiguo y lo nuevo, local e importado, comenzó para los asiáticos del sudeste hace muchos siglos cuando la región y sus pueblos estaban conectados, directa o indirectamente, a otros pueblos asiáticos y sociedades de todo el hemisferio oriental y, después de 1500, al hemisferio occidental. La canción sobre el río Solo refleja estos encuentros.

En varios escritos durante los últimos 25 años, he notado cómo los textos de historia mundial y muchos estudios académicos sobre la historia mundial, sin mencionar los departamentos de Historia de los colegios y universidades de América del Norte, han tendido a ignorar el sudeste asiático, especialmente durante los siglos anteriores a 1800. En la visión angloamericana de la historia mundial, "Asia" ha significado esencialmente China e India, quizás con un breve guiño a Japón. Cuando el sudeste asiático finalmente apareció en unos breves párrafos en los textos de historia mundial, fue generalmente en el contexto de la exploración occidental, el colonialismo, el nacionalismo, la descolonización, las rivalidades globales de la Guerra Fría y la guerra de Estados Unidos en Vietnam. La actitud predominante hacia el sudeste asiático y sus pueblos parecía ser similar a la que alguna vez expresó sobre la historia africana el renombrado historiador británico Hugh Trevor-Roper: `` Los giros sin recompensa de las tribus bárbaras en rincones pintorescos pero irrelevantes del mundo ''. 2 Incluso con la tendencia hacia una historia mundial más completa en la última década, solo unos pocos textos de nivel universitario ofrecen algo parecido a una cobertura razonable de esta importante región. 3

¿Cómo encajó el sudeste asiático en la historia mundial y la historia mundial en la historia del sudeste asiático? En este artículo identifico varios temas clave que conectaron estrechamente el sudeste asiático con lo que Marshall Hodgson llamó el Complejo Histórico Afroeurasiático 4 más amplio y, por lo tanto, puede servir como base para integrar el Sudeste Asiático en la historia mundial como algo más que un espectáculo secundario de importancia marginal. . En contraste con la historia estrictamente nacional o regional, la historia mundial enfatiza todas las sociedades, las conexiones entre ellas y los patrones más amplios de importancia transregional o global. Sin duda, los historiadores del sudeste asiático deben tratar de explicar las diversas y distintivas sociedades y tradiciones culturales que surgieron en la región, sociedades muy diferentes a las de otras regiones. Sin embargo, muchos historiadores del sudeste asiático también han prestado atención a las conexiones, desde los encuentros de más de 2500 años con India y China, y más tarde con el Medio Oriente, Europa y América del Norte, influyeron mucho en los estados, religiones, artes y economías del sudeste asiático. . 5 Al igual que los japoneses, los del sudeste asiático tomaron prestadas ideas de otros. Al igual que los chinos, los indios y los africanos occidentales, suministraban productos básicos al mundo. Al igual que los árabes, los indios y los chinos, transportaban mercancías comerciales por vastas cuencas oceánicas. Puede ser posible escribir la historia de Japón o del sur de África o tal vez, algunos podrían argumentar, incluso de China antes de 1500 sin prestar mucha atención a los vínculos con otras regiones del mundo, pero no es posible para el sudeste asiático. Entre los principales conceptos relevantes para conectar el sudeste asiático con la historia mundial se encuentran: el endeudamiento y la adaptación, la migración y la mezcla, la difusión de religiones, el comercio marítimo, la expansión de Dar al-Islam, la expansión occidental y el colonialismo, y el surgimiento del sistema global. .

Préstamo y adaptación I

Al igual que los europeos del noroeste, los pueblos del sudeste asiático se desarrollaron al margen de sociedades expansivas y densamente pobladas, en este caso China e India. Durante muchos siglos, los asiáticos del sudeste, como los europeos y los japoneses, han sido receptivos a las influencias que emanan del exterior. Tradicionalmente, China e India proporcionaron ideas políticas, religiosas y culturales, aunque el impacto de estas variaba mucho de una sociedad a otra. Más tarde, Oriente Medio, Europa y finalmente América del Norte y Japón proporcionaron algunos modelos, impuestos en parte por la fuerza.

Sin duda, los asiáticos del sudeste también fueron creativos. Los primeros habitantes desarrollaron la agricultura y la metalurgia. El arroz fue domesticado por primera vez en la región general hace unos 5000-6000 años. Los asiáticos del sudeste también pueden haber sido los pioneros en el cultivo de plátanos, ñame y taro, y probablemente los primeros pollos y cerdos domesticados, tal vez incluso ganado. Los asiáticos del sudeste dominaron la fabricación de bronce en 1500 a. C. y el hierro en 500 a. C. Estos primeros habitantes del sudeste asiático también construyeron sofisticados barcos capaces de navegar por los océanos, comenzando el comercio marítimo que pronto unió el sudeste asiático con China, India y puntos más allá a través de redes de intercambio. 6

Sin embargo, a pesar de siglos de préstamos y, a veces, de conquistas extranjeras, los sudeste asiáticos rara vez se convirtieron en copias al carbón de sus mentores; tomaron ideas que querían de forasteros y, como los japoneses y europeos, las adaptaron a sus propios valores e instituciones indígenas, creando en el proceso una síntesis. . Los historiadores están impresionados con la resistencia y la fuerza de las muchas creencias y tradiciones indígenas que han sobrevivido a los siglos de préstamos y cambios. En muchas sociedades del sudeste asiático, las mujeres tuvieron durante mucho tiempo un estatus más alto y desempeñaron un papel público más activo, incluido el dominio del comercio a pequeña escala, que en China, India, Oriente Medio e incluso Europa. 7

Los antepasados ​​lejanos de muchos habitantes del sudeste asiático emigraron de China y el Tíbet. A lo largo de unos 5.000 años, los pueblos que hablaban lenguas austronesias (malayo-polinesias) participaron en un extenso movimiento de población, migrando al sudeste asiático desde Taiwán, extendiéndose por el archipiélago y la península malaya, y empujando a través del Pacífico hasta Hawái. , Tahití y Nueva Zelanda, así como hacia el oeste hasta la isla de Madagascar (gran parte de cuya población proviene de inmigrantes indonesios que llegaron hace 1300-2000 años). Las redes comerciales unían las islas del Pacífico central, como Fiji, con Indonesia. Los indonesios fueron aparentemente los principales comerciantes marítimos de Asia varios siglos antes del comienzo de la Era Común, fueron pioneros en el comercio entre China e India y también llevaron alimentos del sudeste asiático (especialmente plátanos) e instrumentos musicales a África oriental, que fueron adoptados por los pueblos de allí. .

La migración crónica y la mezcla de pueblos a lo largo de los siglos fue un tema tan importante en el sudeste asiático como en Europa, Japón o África meridional y oriental. Este proceso se parecía mucho a las migraciones y asimilación de varios pueblos "bárbaros" en Europa occidental, así como a la expansión de los pueblos bantú en África durante el primer milenio de la Era Común. Hacia el año 500 a. C. o antes, habían surgido algunos pequeños estados en las tierras bajas, especialmente en Camboya y Vietnam, basados ​​en la agricultura de arroz de regadío, justo cuando los pueblos agrícolas sedentarios como los griegos estaban estableciendo estados vigorosos alrededor de la cuenca del norte del Mediterráneo. Hace 2000 años, diversas sociedades del sudeste asiático realizaban comercio marítimo entre sí.

Préstamo y adaptación II

Entre 250 a. C.-200 d. C., China e India comenzaron a ejercer una influencia más fuerte. China incluso colonizó Vietnam en el siglo II a. C., gobernando durante los siguientes mil años. Algunos académicos ven estos contactos como un generador de construcción del estado, otros como una respuesta a él. Los comerciantes y sacerdotes indios comenzaron a viajar regularmente por las rutas comerciales oceánicas, algunos de ellos instalándose en estados continentales e insulares. Trajeron consigo conceptos indios de religión, gobierno y artes. Al mismo tiempo, los marineros del sudeste asiático visitaban la India y regresaban con nuevas ideas. El budismo Mahayana y el hinduismo se convirtieron en una fuerte influencia en un proceso que a menudo se denomina "indianización" (o, más recientemente, "quotsurización"), que continuó durante muchos siglos y sintetizó las ideas indias con las indígenas. 8 Esto ocurrió casi al mismo tiempo que la "civilización" grecorromana clásica se estaba extendiendo por el Mediterráneo en un proceso similar. Durante un milenio, muchos habitantes del sudeste asiático estuvieron estrechamente relacionados con las sociedades más pobladas y desarrolladas del sur de Asia, participando de las tendencias históricas generales del Complejo Histórico Afro-Eurasiático en mayor grado que la mayoría de los pueblos de las fronteras occidental y septentrional de los Estados Unidos. -Europa romana entre 500 y 1400.

Debido en parte al estímulo externo, los grandes estados clásicos se desarrollaron cerca del final del primer milenio EC, con sus principales centros en lo que hoy es Camboya, Birmania, las islas indonesias de Java y Sumatra, y Vietnam, que lograron desprenderse el yugo colonial chino de 1000 años en el siglo X d.C. En este período, muchos estados del sudeste asiático hicieron un uso brillante y selectivo de los modelos indios para dar forma a sus patrones políticos y culturales.

Los historiadores diferencian los estados costeros de los del interior de esta época. Los estados costeros, especialmente los de la península malaya y el archipiélago de Indonesia occidental, adyacentes a las principales redes comerciales internacionales, prosperaron principalmente gracias al comercio marítimo. 9 El Estrecho de Melaka entre Sumatra y Malaya había servido durante mucho tiempo como una encrucijada a través de la cual los pueblos, las culturas y el comercio pasaban o echaban raíces en la zona, y pueblos de muchas sociedades seguían el comercio marítimo de esta región. Los patrones climáticos predominantes en el Mar de China Meridional y el Océano Índico de vientos monzónicos alternos permitieron que los barcos que navegaban al suroeste de China, Vietnam y Camboya y al sureste de India y Birmania se reunieran en las cercanías del Estrecho, donde se podían intercambiar sus mercancías. Este proceso ya había comenzado en 200 a. C. Sumatra y Malaya habían disfrutado durante mucho tiempo de una reputación internacional como fuentes de oro, estaño y productos forestales exóticos que los romanos llamaban a Malaya el "khersonés dorado". Entre los siglos IV y VI d.C., las rutas comerciales terrestres entre China y Occidente (la "Ruta de la Seda") fueron cerradas por los desarrollos en Asia central, aumentando la importancia de la conexión oceánica. Srivijaya, por ejemplo, en el sureste de Sumatra, era el centro de una importante red comercial que conectaba el sur y el este de Asia, así como un centro para el budismo Mahayana.

Poco a poco, surgió un sistema de comercio marítimo más complejo y cada vez más integrado que unía el Mediterráneo oriental, Oriente Medio, la costa de África oriental, Persia e India con las sociedades del este y sudeste asiático. 10 A través de esta red, las preciosas especias de Indonesia (especialmente clavo, nuez moscada y pimienta), el oro y el estaño de Malaya, y las sedas y el té de China viajaron a Europa, despertando allí el interés por llegar a las fuentes de estas riquezas orientales. Inevitablemente, entonces, surgió una variación vigorosamente mercantil de la cultura clásica indianizada para capitalizar este creciente intercambio.

El estado del interior más grande, Angkor en Camboya, construyó un imperio sobre una gran parte del sudeste asiático continental. Este imperio floreció durante medio milenio y se comparó favorablemente con los estados fragmentados de la Europa medieval, teniendo cierto parecido con el reino carolingio expansivo. En el siglo XII, su bulliciosa capital, Angkor Thom, y sus alrededores inmediatos tenían una población de quizás un millón, mucho más grande que cualquier ciudad europea medieval pero comparable a todas las ciudades chinas y árabes menos las más grandes de esa época. E incluso los estados del interior estaban vinculados al comercio internacional. Angkor disfrutaba de un comercio activo y multifacético con China y albergaba a muchos comerciantes chinos residentes. 11

Los grandes reinos indianizados terminaron gradualmente entre los siglos XIII y XVI, por razones tanto internas como externas. Los mongoles ayudaron a destruir el reino birmano de Pagan, pero no pudieron extender su dominio al sudeste asiático en general, fracasando en los intentos de conquistar Vietnam, Champa y Java. Por lo tanto, los asiáticos del sudeste se encontraban entre los pocos pueblos que resistieron con éxito los persistentes esfuerzos para integrarlos en el vasto y poderoso imperio mongol, un tributo a su habilidad y poder, así como a su distancia del corazón de Eurasia. Sin embargo, Angkor finalmente no pudo resistir las invasiones de los pueblos tailandés-laosianos que emigraron desde China. El imperio se desintegró y la capital fue abandonada.

Religión y comercio marítimo

También actuaban otras dos fuerzas, la llegada de nuevas religiones y la expansión del comercio marítimo. En la década de 1300, dos de las grandes religiones universales se estaban filtrando pacíficamente en la región: el budismo Theravada y el Islam. El budismo Theravada de Sri Lanka se convirtió en la religión dominante de las principales sociedades del continente (excepto Vietnam) al incorporar el rico animismo de las aldeas campesinas y el hinduismo de las cortes. El Islam sunita llegó desde el Medio Oriente y la India, extendiéndose ampliamente en la península malaya y el archipiélago indonesio mientras desplazaba o incorporaba gradualmente el animismo local y el hinduismo que estaba estrechamente ligado al comercio internacional. A través de este proceso de redes comerciales y religiosas, el sudeste asiático se vinculó aún más firmemente a los pueblos del sur y oeste de Asia. Estas tendencias inauguraron una nueva era que persistió hasta la aceleración de la conquista europea en el siglo XIX. 12

A partir del siglo XIV se estaba desarrollando un nuevo modelo de comercio mundial que vinculaba más estrechamente a Asia, Europa y partes de África. No había un centro en particular, pero el sudeste asiático, especialmente la región del archipiélago, se convirtió en un intermediario esencial, ya que los viajes largos fueron reemplazados por lúpulos más cortos y transbordos más frecuentes. Esto aumentó el valor de los puertos regionales y surgieron media docena de zonas comerciales distintas en el sudeste asiático. Los pueblos del sudeste asiático, como los malayos y los javaneses, desempeñaron un papel activo en el comercio interregional, lo que también estimuló el crecimiento de las ciudades. Los cambios en la economía marítima internacional que comenzaron alrededor de 1400 fomentaron una prosperidad comercial sin precedentes y un cosmopolitismo cultural creciente, especialmente en el archipiélago. Surgió un nuevo tipo de estado comercial marítimo para manejar las cantidades cada vez mayores de productos locales enviados a mercados distantes.

Expansión de Dar al-Islam y las redes comerciales transregionales

En el siglo XIV, los comerciantes musulmanes (en su mayoría árabes e indios) estaban difundiendo el Islam a lo largo de las grandes rutas comerciales marítimas del Océano Índico. La llegada del Islam coincidió con el surgimiento del gran puerto de Melaka, en la costa suroeste de Malaya, que se convirtió en el poder político y económico de la región, así como en la encrucijada del comercio asiático. Durante la década de 1400, Melaka era un puerto comercial floreciente que atraía a comerciantes de muchas tierras, incluidos chinos, árabes, persas, vietnamitas, birmanos, judíos, indios e incluso algunos swahilis del este de África. Los observadores informaron que Melaka contaba con 15.000 comerciantes y más barcos en el puerto que cualquier puerto del mundo conocido, inducido por un gobierno estable y una política de libre comercio. Los gobernantes de Melaka enviaron misiones tributarias a China y su puerto se convirtió en una importante estación de paso para la serie de grandes viajes chinos al Océano Índico occidental a principios del siglo XV dirigidos por el almirante Zheng He, las mayores expediciones marítimas de la historia hasta ese momento.

Pronto Melaka se convirtió en el término sureste de la gran red de comercio marítimo del Océano Índico y en uno de los principales centros comerciales del mundo, muy rival de Calicut, Cambay, Cantón, Ormuz, Kilwa, Alepo, Alejandría, Génova y Venecia. Un visitante portugués de principios del siglo XVI señaló la importancia de Melaka para los pueblos y los patrones comerciales de lugares tan lejanos como Europa occidental: & quot; Melaka es una ciudad que se hizo para las mercancías, más en forma que cualquier otra en el mundo. El comercio entre diferentes naciones durante mil leguas por cada lado debe llegar a Melaka. Quien sea el señor de Melaka tiene las manos en el cuello de Venecia. '' 13

La difusión del Islam y la expansión del comercio se desarrollaron simultáneamente en muchos lugares, creando en última instancia un Dar al-Islam (& quotAbode of Islam & quot), un mundo islámico interconectado que se extiende desde Marruecos, España y el Sudán de África Occidental hasta los Balcanes, Turkestán, Mozambique, Indonesia y China, unidos por una fe común y conexiones comerciales. Los comerciantes y marineros musulmanes se convirtieron en elementos centrales de la gran red comercial marítima afro-euroasiática. A mediados del siglo XV, Melaka se había convertido en el principal centro de propagación del Islam en la península malaya y el archipiélago de Indonesia.

Sudeste asiático, expansión occidental y el sistema global emergente

El sudeste asiático ha sido durante mucho tiempo una región cosmopolita y rica donde se encuentran pueblos, ideas y productos. El intrépido viajero italiano por el que había pasado Marco Polo en 1292 cuando regresaba a casa de una larga estancia en China, sus escritos elogiaban la riqueza y la sofisticación de Indochina, Java y Sumatra, fomentando el interés europeo en estas tierras aparentemente fabulosas. El marroquí Ibn Battuta se detuvo en su camino a China en su gira de toda la vida por el Dar al-Islam en el siglo XIV. 14 Vietnam y el reino siamés de Ayuthia eran dos de los estados poderosos y prósperos que se extendían por Asia desde la Turquía otomana hasta el Japón Tokugawa en el siglo XVII.

A fines del siglo XV, unos pocos exploradores y aventureros portugueses, que provenían de un país con tecnología militar superior, un celo misionero sin igual y un apetito irresistible por la riqueza, pero un nivel de vida poco o nada más alto que el de Siam, Vietnam, Melaka o Java, entrarían en el sudeste asiático en busca de, como dijo el explorador Vasco da Gama, `` cristianos y especias ''. 15 Fueron los precursores de lo que finalmente sería una presencia europea poderosa y desestabilizadora para alterar gradualmente la historia de la región. entre 1500 y 1914. Los europeos serían la más sangrienta de las nuevas fuerzas que llegarían a la región en estos siglos.

La conquista portuguesa de Melaka en 1511 y las islas de las especias del este de Indonesia unos años más tarde marcaron el comienzo de un punto de inflexión para la región. Serían seguidos en los siguientes siglos por los españoles (que colonizaron las Filipinas), los holandeses (Indonesia), los ingleses (Birmania y Malasia), los franceses (Indochina) y finalmente los estadounidenses (que reemplazaron a los españoles en el Filipinas), productos de un mundo occidental rápidamente transformado por el expansionismo, el capitalismo y la industrialización posterior. Primero los portugueses y luego los holandeses obtuvieron cierto control sobre el comercio marítimo del Océano Índico por la fuerza, alterando su carácter y disminuyendo su vitalidad. Eventualmente, las potencias occidentales impactarían en casi todas las sociedades del sudeste asiático de diversas maneras y, a principios del siglo XX, habían colonizado toda la región excepto por el adaptable Siam, cuyos sabios líderes convencieron a los británicos y franceses de hacer del país un amortiguador. entre Birmania británica e Indochina francesa. Aún así, los estados del sudeste asiático como Siam, Vietnam, Birmania, Johor y Acheh eran lo suficientemente fuertes como para que los occidentales necesitaran 400 años de esfuerzo persistente para obtener una dominación política, social y económica completa. Una vez que fue igual a Europa, la región se convirtió gradualmente en una dependencia dominada por Occidente.

Así como Europa estaba en transición del feudalismo al capitalismo durante este período, con profundas consecuencias en todas las fases de la vida, los siglos XV al XVII fueron una época de transformación para el sudeste asiático hacia sistemas algo más dinámicos económicamente. El sudeste asiático se convirtió en una parte aún más crucial de la economía mundial en desarrollo, con los portugueses, holandeses y españoles exportando artículos de lujo como especias indonesias, pero también productos a granel como estaño, azúcar y arroz de sus posesiones recién colonizadas. 16 Algunos historiadores atribuyen el comienzo de una verdadera economía global al comercio transpacífico entre Filipinas y México que comenzó con el surgimiento de Manila como un centro importante en la década de 1570. 17

Los Galeones de Manila, que transportaban anualmente productos agrícolas del sudeste asiático, así como seda y porcelana china a través del Pacífico para su distribución en Hispanoamérica y Europa, simbolizaban la nueva realidad de que grandes cantidades de plata estadounidense para pagar estos artículos se enviaban hacia el oeste a través del Pacífico, drenando a los españoles. arcas imperiales. Pero hasta el siglo XIX, Occidente no era dominante en las esferas política ni económica, excepto en unos pocos puestos de avanzada muy dispersos. Además, los intrusos europeos todavía periféricos tenían que competir con los comerciantes chinos, árabes y del sudeste asiático, así como con los estados mercantiles locales. Por tanto, Occidente no entró en una región empobrecida y en descomposición, sino más bien rica, abierta y dinámica. En el siglo XIX, sin embargo, quedaba poco de esta sociedad local, una vez vibrante, cuando las potencias occidentales comenzaron a expandir o intensificar su empresa colonial.

Colonialismo occidental, resurgimiento del sudeste asiático y sistema global

Para 1914, las diversas sociedades del sudeste asiático se habían convertido en parte de un sistema global dominado económica y políticamente por varias naciones de Europa occidental y los Estados Unidos, conectando más firmemente a estos pueblos con patrones y redes globales. El grado mucho mayor de integración del sudeste asiático en la economía mundial en rápida expansión y el sistema sociopolítico impulsado por el imperialismo tuvo profundas consecuencias en la vida política, económica, social y cultural de la región, reduciendo en gran medida su autonomía y desafiando los patrones tradicionales. Por ejemplo, entre mediados del siglo XIX y la Segunda Guerra Mundial, la región se convirtió en un importante productor de materias primas necesarias para el Occidente industrializado y sus mercados, incluidos caucho, estaño, café, arroz, azúcar, madera, oro y petróleo. Algunas de las principales exportaciones agrícolas, como el caucho y el café, se originaron en otras partes del mundo, como parte del cambio general de la biota mundial que acompañó a la gran era de exploración y colonización occidental. La comercialización de la tierra y la proletarización del trabajo cambiaron la balanza hacia las exportaciones de productos básicos en lugar del cultivo de alimentos de subsistencia y la artesanía, y remodelaron la vida de millones de sudeste asiático ahora enredados en una economía mundial sujeta a rápidas fluctuaciones en los precios y la demanda. 18

El colonialismo sirvió para transferir mucha riqueza del sudeste asiático a Occidente. Por ejemplo, los holandeses basaron gran parte de su industrialización en las ganancias derivadas de su control de las exportaciones de café y azúcar enormemente lucrativas de Indonesia, mientras que los capitalistas británicos, franceses y estadounidenses obtuvieron una extraordinaria acumulación de capital para la inversión de empresas coloniales en Malaya, Indochina y el Reino Unido. Filipinas. No es inexacto argumentar que la explotación de sus colonias en el sudeste asiático y en otros lugares fue fundamental para el aumento de la riqueza, el poder y la modernización occidentales.

Millones de trabajadores de otras regiones de Asia, especialmente China e India, emigraron a la región temporal o permanentemente para realizar labores de plantación, minería o comercio, ayudando a remodelar los patrones étnicos y reorganizar las piezas genéticas. En algunas colonias, los inmigrantes chinos y sus descendientes llegaron a representar una parte sustancial de la población y también llegaron a ser generalmente dominantes en la esfera comercial en toda la región. 19 Y el cristianismo de Occidente se convirtió en una religión regional importante, especialmente en Filipinas y, en menor medida, Vietnam, Malaya y varias regiones de Indonesia.

Pero el tráfico de ideas no fue del todo unidireccional. El nacionalismo anticolonial, un fenómeno importante del mundo del siglo XX, se originó en el sudeste asiático en Filipinas, en la lucha contra los españoles y luego contra los estadounidenses a partir de la segunda mitad del siglo XIX, una inspiración para muchos pueblos colonizados. De hecho, a la Revolución filipina se la denomina a veces la primera verdadera guerra de liberación nacional, con asombrosos paralelismos con la desafortunada experiencia estadounidense posterior en Vietnam. 20 Más tarde, los comunistas vietnamitas bajo Ho Chi Minh en su finalmente exitosa lucha de 50 años contra el colonialismo francés, la ocupación japonesa y luego la intervención estadounidense estimularían tanto una ola de esfuerzos revolucionarios para derrocar la dominación occidental como una oleada de militancia estudiantil en el Oeste.

La derrota comunista vietnamita de los Estados Unidos en 1975 constituye sin duda un acontecimiento importante en la historia mundial del siglo XX, que marca el declive temporal del "siglo estadounidense" del poder económico, político y militar incomparable en el mundo. En las décadas de 1980 y 1990, varias naciones del sudeste asiático (Malasia, Tailandia, Singapur y, hasta cierto punto, Indonesia) generaron algunas de las economías de más rápido crecimiento en el mundo tomando prestados modelos de desarrollo del Japón Meiji. Vietnam, tomando prestados modelos de la China post-Mao, ahora se une a ellos en su rápido ritmo de crecimiento económico. Estos Pequeños Tigres de rápida industrialización, con su mezcla distintiva de libre mercado y economía estimulada por el estado con políticas semiautoritarias, pueden ofrecer el mejor modelo disponible para el desarrollo en el sur global. Como lo han hecho durante siglos, los asiáticos del sudeste mezclaron tradiciones locales e influencias extranjeras para crear nuevas culturas eclécticas orientadas al mundo en general. 21

Con casi 500 millones de habitantes, la región ya representa casi una décima parte de la población mundial. Entonces, el sudeste asiático, con sus largas y ricas conexiones con el mundo en general y su capacidad persistente durante milenios para integrar ideas e instituciones del exterior con tradiciones indígenas variadas pero aún poderosas, ha dejado su huella en la historia mundial y probablemente continuará haciéndolo. en el futuro cercano. El río Solo todavía fluye hacia el mar y los barcos, unidos hoy por aviones, cargados de mercancías y viajeros, todavía unen a los asiáticos del sudeste con otras partes del mundo.

Nota biográfica: Craig Lockard es profesor de historia Ben and Joyce Rosenberg en la Universidad de Wisconsin-Green Bay, donde imparte cursos sobre historia asiática, africana y mundial. Fundador de la Asociación de Historia Mundial, ha publicado numerosas publicaciones sobre el sudeste asiático y la historia mundial, incluyendo Sociedades, redes y transiciones: una historia global (Houghton Mifflin, 2007) Danza de la vida: música popular y política en el sudeste asiático (Univ. De Hawaii, 1997) De Kampong a la ciudad: una historia social de Kuching, Malasia, 1820-1970 (Universidad de Ohio, 1987) y Tierras verdes, aguas azules: el sudeste asiático en la historia mundial (Universidad de Oxford, de próxima publicación).

1. Este documento fue leído en las reuniones anuales de la Asociación Histórica Estadounidense en Atlanta, el 5 de enero de 2007. Me gustaría agradecer a Anand Yang por organizar y presidir la sesión. Se publicó una versión anterior y más larga en El profesor de historia, 29/1 (noviembre de 1995). Para un estudio mucho más detallado de este tema, ver Craig A. Lockard, Tierras verdes, aguas azules: el sudeste asiático en la historia mundial (Nueva York: Oxford University Press, de próxima publicación).

2 Citado en Philip Curtin, "African History", en Michael Kammen, ed., El pasado ante nosotros: escritura histórica contemporánea en los Estados Unidos (Ithaca: Cornell University Press, 1980), pág. 113.

3. Para un texto reciente con una amplia cobertura del sudeste asiático y su papel en la historia mundial, véase Craig A. Lockard, Sociedades, redes y transiciones: una historia global (Boston: Houghton Mifflin, 2007).

4. Para la concepción de Hodgson, ver su Repensar la historia mundial: ensayos sobre Europa, el Islam y la historia mundial (Cambridge: Cambridge University Press, 1993), págs. 3 a 28.

5. Algunos de los estudios históricos generales del sudeste asiático que también abordan de alguna forma el contexto más amplio incluyen a John Bastin y Harry J. Benda, Una historia del sudeste asiático moderno (Acantilados de Englewood: Prentice-Hall, 1968) Mary Somers Heidhues, Sudeste asiático: una historia concisa (Londres: Thames and Hudson, 2000) Victor Lieberman, Paralelos extraños: el sudeste asiático en el contexto global, c. 800-1830 (Cambridge: Cambridge University Press, 2003) Milton Osborne, Sudeste de Asia: una historia introductoria, 7ª ed. (St. Leonards, NSW: Allen y Unwin, 1997) Norman Owen, et al., El surgimiento del sudeste asiático moderno: una nueva historia (Honolulu: University of Hawai'i Press, 2005 David Joel Steinberg, et. Al., En busca del sudeste asiático: una historia moderna, ed revisada. (Honolulu: University of Hawai'i Press, 1985) Nicholas Tarling, Sudeste asiático: una historia moderna (Nueva York: Oxford University Press, 2001) y Tarling, ed., La historia de Cambridge del sudeste asiático, 2 vols. (Cambridge: Cambridge University Press, 1992). Véase también Lockard, Tierras de verde, aguas de azul (próximo).

6. Sobre el antiguo sudeste asiático, ver, además de los estudios generales, Peter Bellwood, Prehistoria del archipiélago indo-malayo, ed revisada. (Honolulu: University of Hawai'i Press, 1997) Charles Higham, La arqueología del sudeste asiático continental (Cambridge: Cambridge University Press, 1989) Higham, La edad de bronce del sudeste asiático (Cambridge: Cambridge University Press, 1996) y Dougald JW O'Reilly, Primeras civilizaciones del sudeste asiático (Lanham, MD: Altamira, 2007).

7. Los académicos debaten sobre la situación y las experiencias de las mujeres y las cuestiones de género en la historia y la sociedad moderna del sudeste asiático. Véase, por ejemplo, Barbara Watson Andaya, ed.., Otros Pasts: Mujeres, Género e Historia en el Sudeste Asiático Moderno Temprano (Centro de Estudios del Sudeste Asiático, Universidad de Hawai'i en Manoa, 2000) Jane Monnig Atkinson y Shelly Errington, Poder y diferencia: género en la isla del sudeste asiático (Stanford: Stanford University Press, 1990) Aihwa Ong y Michael G. Peletz, eds., Mujeres hechizantes, hombres piadosos: política de género y cuerpo en el sudeste asiático (Berkeley: University of California Press, 1995) y Penny Van Esterik, ed., Mujeres del sudeste asiático (DeKalb: Centro de Estudios del Sudeste Asiático, Universidad del Norte de Illinois, 1996).

8. Sobre la indianización, el trabajo clásico es George Coedes, Los estados indianizados del sudeste asiático (Honolulu: East-West Center Press, 1968). Para enfoques más recientes, consulte Osborne, El sudeste de Asia y Tarling, Historia de Cambridge, vol. 1. Sobre la australización, véase Lynda Shaffer, "Southernization", Revista de historia mundial, 5/1 (primavera de 1994), 1-22.

9. Entre los estudios clave sobre el comercio marítimo temprano en el sudeste asiático se encuentran Kenneth Hall, Comercio marítimo y desarrollo estatal en el sudeste asiático temprano (Honolulu, University of Hawaii Press, 1985) y Lynda Norene Shaffer, Marítimo del sudeste asiático hasta 1500 (Armonk, N.T .: M.E. Sharpe, 1996).

10. Sobre las rutas comerciales marítimas del Océano Índico, véase, por ejemplo, K.N. Chaudhuri, Asia antes que Europa: economía y civilización del Océano Índico desde el surgimiento del Islam hasta 1750 (Cambridge: Cambridge University Press, 1990) Chaudhuri, Comercio y civilización en el Océano Índico (Cambridge: Cambride University Press, 1985) Philip D. Curtin, Comercio transcultural en la historia mundial (Cambridge: Cambridge University Press, 1984) Milo Kearney, El océano Índico en la historia mundial (Nueva York: Routledge, 2004) Michael Pearson, El Océano Índico (Nueva York: Routledge, 2003) y Patricia Risso, Mercaderes y fe: comercio y cultura musulmanes en el océano Índico (Boulder: Westview, 1995).

11. Sobre Angkor, véase, por ejemplo, David P. Chandler, Una historia de Camboya, 4ª ed. Actualizado (Boulder: Westview, 2007) Ian Mabbett y David Chandler, Los jemeres (Oxford: Blackwell, 1995) y Charles Higham, La civilización de Angkor (Berkeley: University of California Press, 2001).

12. Sobre las conexiones internacionales y la transformación del archipiélago del sudeste asiático, véase Anthony Reid, Trazando la forma del sudeste asiático moderno temprano (Bangkok: Silkworm, 1999) Reid, El sudeste asiático en la era del comercio, 1450-1680, 2 vols. (New Haven: Yale University Press, 1988 y 1993) y Reid, ed., El sudeste asiático en la era moderna temprana: comercio, poder y fe (Ithaca: Cornell University Press, 1993). Para conocer la situación algo diferente de las sociedades continentales, véase Lieberman, Paralelos extraños.

13. Tome 'Pires, citado en Janet L. Abu-Lughod, Antes de la hegemonía europea: el sistema mundial 1250-1350 d.C. (Nueva York: Oxford University Press, 1989), pág. 291. Sobre Melaka y su papel en el comercio, véase, por ejemplo, Barbara Watson Andaya y Leonard Y. Andaya, Una historia de Malasia, 2ª ed. (Honolulu: University of Hawai'i Press, 2001) Sarnia Hayes Hoyt, Malaca vieja (Kuala Lumpur: Oxford University Press, 1993).

14. Véase Ross E. Dunn, Las aventuras de Ibn Battuta: un viajero musulmán del siglo XIV (Berkeley: University of California Press, 1986), págs. 248-258.

15. Sobre la riqueza del sudeste asiático y un nivel de vida que puede haber sido comparable, o incluso superior, al de Europa en los siglos XVI y XVII, véase Reid, Trazando la forma, págs. 216-226.

16. Sobre la economía de exportación del sudeste asiático en estos siglos, véase, por ejemplo, David Bulbeck, et al., Compiladores, Exportaciones del sudeste asiático desde el siglo XIV: clavo, pimienta, café y azúcar (Singapur: Instituto de Estudios del Sudeste Asiático, 1998).

17. Véase Dennis O. Flynn y Arturo Giraldez, "Born with a 'Silver Spoon': The Origin of World Trade in 1571", Revista de historia mundial, 6/2 (otoño de 1995), 201-222.

18. Para el impacto colonial en el sudeste asiático, véanse, por ejemplo, Andaya y Andaya, Historia de Malasia Ian Brown, Cambio económico en el sudeste asiático, c.1830-1980 (Nueva York: Oxford University Press, 1997) John A. Larkin, El azúcar y los orígenes de la sociedad filipina moderna (Berkeley: University of California Press, 1993) Ngo Vinh Long, Antes de la revolución: los campesinos vietnamitas bajo los franceses (Nueva York: Columbia University Press, 1991) Owen, Aparición Tarling, El sudeste de Asia DR. Sar Desai, Sudeste asiático: pasado y presente, 5ª ed. (Boulder: Westview, 2003) Steinberg, En busca y Adrian Vickers, Una historia de la Indonesia moderna (Cambridge Cambridge University Press, 2005).

19. Para una breve descripción de los chinos en el sudeste asiático como parte de las migraciones asiáticas más amplias, véase Craig A. Lockard, "Asian Migrations", en William H. McNeill, ed., Enciclopedia de historia mundial de Berkshire, vol. 1 (Great Barrington, MA .: Berkshire, 2005), 191-197.

20. Véase David Joel Steinberg, Filipinas: un lugar singular y plural, 3ª ed. (Boulder: Westview, 1994), pág. 66 Gary R. Hess, Vietnam y Estados Unidos (Boston: Twayne, 1990) Craig A.Lockard, "Diplomacia de cañoneras, contrarrevolución y destino manifiesto: un siglo de preludios asiáticos de la guerra estadounidense en Vietnam", Perfiles asiáticos, 23/1 (febrero de 1995), 35-57.

21. Para un estudio de cómo las músicas y culturas populares han reflejado una mezcla de influencias indígenas e importadas, ver Craig A. Lockard, Danza de la vida: música popular y política en el sudeste asiático (Honolulu: University of Hawai'i Press, 1997).


Historia del comercio de la lana

La lana como materia prima ha estado ampliamente disponible desde la domesticación de las ovejas. Incluso antes de que se inventaran las tijeras, la lana se recolectaba con un peine o simplemente se arrancaba a mano. El más completo (uno de los peores trabajos de la historia) jugó un papel importante en la producción de lana al tratarla con orina.

La lana se colocó en un barril de orina rancia y el batanero pasó todo el día pisoteando la lana para producir una tela más suave:

En la Inglaterra medieval, la lana se convirtió en un gran negocio. Había una enorme demanda, principalmente para producir telas y todos los que tenían tierra, desde los campesinos hasta los grandes terratenientes, criaban ovejas.

Si bien los ingleses fabricaban telas para su propio uso, muy poco de lo que se producía se vendía en el extranjero. Era la lana cruda de oveja inglesa la que se requería para alimentar telares extranjeros. En ese momento, los mejores tejedores vivían en Flandes y en las ricas ciudades tejedoras de Brujas, Gante e Ypres, estaban dispuestos a pagar precios máximos por la lana inglesa.

La lana se convirtió en la columna vertebral y la fuerza motriz de la economía medieval inglesa entre finales del siglo XIII y finales del siglo XV, ¡y en ese momento el comercio se describía como “la joya del reino”! Hasta el día de hoy, el asiento del Lord High Chancellor en la Cámara de los Lores es una gran bolsa cuadrada de lana llamada "woolsack", un recordatorio de la principal fuente de riqueza inglesa en la Edad Media.

A medida que aumentaba el comercio de la lana, los grandes terratenientes, incluidos señores, abades y obispos, comenzaron a contar su riqueza en términos de ovejas. Los monasterios, en particular las casas cistercienses, jugaron un papel muy activo en el comercio, lo que agradó al rey, que pudo cobrar un impuesto por cada saco de lana que se exportaba.

Comerciantes extranjeros comprando lana en los mercados ingleses

Desde Lake District y Pennines en el norte, pasando por los Cotswolds hasta las onduladas colinas del West Country, pasando por el sur de Downs y las mansiones de East Anglia, se cría un gran número de ovejas para la lana. Los comerciantes flamencos e italianos eran figuras familiares en los mercados de la lana de la época, dispuestos a comprar lana tanto al señor como al campesino, todo por dinero en efectivo. Los fardos de lana se cargaron en animales de carga y se llevaron a los puertos ingleses como Boston, Londres, Sandwich y Southampton, desde donde se enviaría la preciosa carga a Amberes y Génova.

Con el tiempo, los grandes terratenientes desarrollaron vínculos comerciales directos con los fabricantes de telas en el extranjero, mientras que, por necesidad, los campesinos continuaron tratando con los comerciantes de lana ambulantes. Obviamente, al eliminar al intermediario y negociar en mayores cantidades, ¡los terratenientes obtuvieron un trato mucho mejor! Quizás por eso se dice que el comercio de la lana inició la división entre la clase media y la clase trabajadora en Inglaterra.

Los sucesivos monarcas gravaron fuertemente el comercio de la lana. King Edward I fue el primero. Como el comercio de la lana tuvo tanto éxito, sintió que podía obtener algunos ingresos reales para financiar sus esfuerzos militares aplicando fuertes impuestos a la exportación de lana.

Al darse cuenta de la importancia de estos impuestos para sus arcas reales, Eduardo III fue a la guerra con Francia, en parte para ayudar a proteger el comercio de lana con Flandes. Los burgueses de las ricas ciudades de tela flamencas le habían pedido ayuda contra su señor francés. Aunque se llamó la Guerra de los Cien Años, el conflicto en realidad duraría 116 años, desde 1337 hasta 1453.

Durante este período, los impuestos que se habían recaudado comenzaron a dañar el comercio de la lana, lo que finalmente resultó en la producción de más telas en Inglaterra. Se animó a los tejedores flamencos que huían de los horrores de la guerra y el dominio francés a establecerse en Inglaterra, y muchos se establecieron en Norfolk y Suffolk. Otros se trasladaron a West Country, Cotswolds, Yorkshire Dales y Cumberland, donde el tejido comenzó a florecer en los pueblos y ciudades.

Lavenham en Suffolk es ampliamente reconocida como el mejor ejemplo de una ciudad de lana medieval en Inglaterra. En la época de los Tudor, se decía que Lavenham era la decimocuarta ciudad más rica de Inglaterra, a pesar de su pequeño tamaño. Sus hermosos edificios con entramado de madera y su hermosa iglesia fueron construidos sobre el éxito del comercio de la lana.

En el siglo XV, Inglaterra no solo producía suficiente tela para su propio uso, sino que ahora los materiales se vendían en el extranjero. Trabajando en sus pequeñas cabañas, los tejedores y sus familias transformaron la lana cruda en telas finas, que eventualmente terminarían a la venta en los mercados de Bristol, Gloucester, Kendal y Norwich.

En la década de 1570 a 1590 se aprobó una ley por la que todos los ingleses, excepto los nobles, debían llevar un gorro de lana para ir a la iglesia los domingos, como parte de un plan del gobierno para apoyar la industria de la lana.

La producción de lana en Gran Bretaña, por supuesto, no se limitaba a Inglaterra. Los terratenientes y agricultores de Gales y Escocia reconocieron las enormes ganancias que se podían obtener del lomo de una oveja. En las Tierras Altas de Escocia en particular, algunos de los días más oscuros de la historia de Escocia se desarrollaron entre 1750 y alrededor de 1850.

Conocidos como las "Autorizaciones de las Tierras Altas", los terratenientes sacaron por la fuerza a los inquilinos de sus vastas fincas de las Tierras Altas destruyendo viviendas y otros edificios en el proceso y convirtiendo la tierra de arable en cría de ovejas. Las dificultades resultantes trajeron hambre y muerte a comunidades enteras y cambiaron la faz de las Tierras Altas para siempre. Tan mala fue la situación que muchos escoceses de las tierras altas huyeron de su propio país y buscaron refugio en el Nuevo Mundo, y miles se establecieron a lo largo de la costa este de Canadá y Estados Unidos.

Una de las ciudades a la vanguardia de la revolución industrial de la confección de telas fue Leeds, que se dice que fue construida sobre lana. La industria comenzó en el siglo XVI y continuó hasta el siglo XIX. La construcción de varias rutas de transporte como el canal de Leeds & # 8211 Liverpool y más tarde el sistema ferroviario conectó Leeds con la costa, proporcionando salidas para la exportación del producto terminado en todo el mundo.

Las poderosas fábricas mecanizadas de Leeds, las más grandes que había visto el mundo, requerían cantidades cada vez mayores de materias primas y el Imperio Británico en constante expansión ayudaría a alimentar a la bestia salvaje, con la lana enviada desde lugares tan lejanos como Australia y Nueva Zelanda. Ese comercio continuaría hasta bien entrado el siglo XX, hasta que los poderosos molinos finalmente se quedaron en silencio cuando las importaciones más baratas del Lejano Oriente inundaron Inglaterra desde principios de la década de 1960.

Hoy en día, se pueden vislumbrar recordatorios de la calidad que alguna vez produjeron los tejedores de Gran Bretaña en la tela producida por los tres Harris Tweed Mills restantes en las Outer Herbrides. Harris Tweed es una tela tejida a mano por los isleños escoceses de Lewis, Harris, Uist y Barra en sus hogares, utilizando pura lana virgen que ha sido teñida e hilada en las Hébridas Exteriores.


El ascenso de Japón como potencia colonial

Japón fue el único país asiático que escapó de la colonización occidental. Las naciones europeas y Estados Unidos intentaron "abrir la puerta" y, hasta cierto punto, lo lograron, pero Japón pudo deshacerse del tipo de sometimiento, informal o formal, al que sucumbió el resto de Asia. Aún más importante, avanzó por el mismo camino de industrialización que Europa y Estados Unidos. Y en lugar de ser colonizado se convirtió en una de las potencias coloniales.

Japón ha tratado tradicionalmente de evitar la intrusión extranjera. Durante muchos años, solo a los holandeses y los chinos se les permitió depósitos comerciales, cada uno con acceso a un solo puerto. No se permitió a ningún otro extranjero aterrizar en Japón, aunque Rusia, Francia e Inglaterra lo intentaron, pero con poco éxito. La primera grieta significativa en las barreras comerciales y de viaje de Japón fue forzada por Estados Unidos en un esfuerzo por garantizar y fortalecer sus intereses marítimos en el Lejano Oriente. Los cañones y los barcos de Japón no fueron rival para los del comodoro Perry en sus dos expediciones navales estadounidenses a Japón (1853, 1854).

Los japoneses, muy conscientes de las implicaciones de la penetración extranjera al observar lo que le estaba sucediendo a China, intentaron limitar el comercio occidental a dos puertos. En 1858, sin embargo, Japón acordó un tratado comercial completo con los Estados Unidos, seguido de tratados similares con los Países Bajos, Rusia, Francia y Gran Bretaña. El patrón del tratado era familiar: se abrieron más puertos a los extranjeros residentes se les otorgaron derechos extraterritoriales, ya que en China los aranceles de importación y exportación estaban predeterminados, eliminando así el control que Japón podría ejercer de otro modo sobre su comercio exterior.

Se han hecho muchos intentos para explicar por qué un Japón débil no fue tomado como colonia o, al menos, no siguió los pasos de China. A pesar de la ausencia de una teoría comúnmente aceptada, dos factores fueron indudablemente cruciales. Por un lado, las naciones occidentales no prosiguieron sus intentos de controlar Japón tan agresivamente como lo hicieron en otros lugares. En Asia, los intereses de las potencias en expansión más agresiva se habían centrado en India, China y las áreas inmediatamente circundantes. Cuando se desarrolló un mayor interés en un posible avance en Japón en las décadas de 1850 y 1860, las principales potencias se ocuparon de otros asuntos urgentes, como el motín indio de 1857, la rebelión de Taiping, la guerra de Crimea, la intervención francesa en México y la guerra civil estadounidense. Guerra. Los celos internacionales también pueden haber jugado un papel en disuadir a cualquier poder de intentar obtener el control exclusivo del país. Por otro lado, en el propio Japón, el peligro de una intervención militar extranjera, una crisis en su sociedad feudal tradicional, el auge del comercio y un campesinado descontento llevaron a una intensa lucha interna por el poder y finalmente a un cambio revolucionario en la sociedad del país. y un completo programa de modernización, que le dio a Japón la fuerza económica y militar para resistir a las naciones extranjeras.

Las fuerzas opuestas en la guerra civil de Japón estaban alineadas entre los partidarios de la familia gobernante Tokugawa, que encabezaba una rígida sociedad feudal jerárquica, y los partidarios del emperador Meiji, cuya corte había sido aislada de cualquier función gubernamental significativa. La guerra civil culminó en 1868 con el derrocamiento del gobierno de Tokugawa y la restauración del gobierno del Emperador. La Restauración Meiji también llevó a nuevos grupos de interés al centro del poder político e instigó una reorientación radical del desarrollo económico de Japón. El meollo del cambio fue la destrucción del sistema social feudal tradicional y la construcción de un marco político, social y económico conducente a la industrialización capitalista. El nuevo estado participó activamente en el cambio de rumbo mediante diversas formas de subvenciones y garantías a los industriales emprendedores y mediante la inversión directa en industrias básicas como ferrocarriles, construcción naval, comunicaciones y maquinaria. La concentración de recursos en el sector industrial fue acompañada de reformas sociales que eliminaron las restricciones feudales, aceleraron la educación masiva y alentaron la adquisición de habilidades en el uso de la tecnología occidental. La consiguiente economía industrializada proporcionó los medios para que Japón se mantuviera firme en la guerra moderna y resistiera la competencia económica extranjera.

Pronto Japón no sólo siguió el camino occidental de industrialización interna, sino que también inició una agresión externa que se asemeja a la de las naciones europeas. Primero vino la adquisición y colonización de las islas vecinas: las islas Ryukyu (incluida Okinawa), las islas Kuriles, las islas Bonin y Hokkaido. El siguiente en el programa de expansión de Japón fue Corea, pero la oposición de otras potencias pospuso la transformación de Corea en una colonia japonesa. La búsqueda de influencia en Corea involucró a Japón en la guerra con China (1894-1895), al final de la cual China reconoció el interés de Japón en Corea y cedió a Japón Taiwán, los Pescadores y el sur de Manchuria. En este punto, las potencias rivales intercedieron para obligar a Japón a renunciar a apoderarse del sur de la península de Manchuria. Mientras Francia, Gran Bretaña y Alemania estaban involucrados en la búsqueda de frustrar las ambiciones imperiales de Japón, el choque más directo fue con Rusia por Corea y Manchuria. La derrota japonesa de Rusia en la guerra de 1904-05 le proporcionó a Japón el arrendamiento de la península de Liaotung, la parte sur de la isla de Sakhalin, y el reconocimiento de su "interés supremo" en Corea. Sin embargo, la presión de Gran Bretaña y Estados Unidos impidió que Japón cumpliera su plan de poseer directamente Manchuria. A principios del siglo XX, sin embargo, Japón, mediante la penetración económica y política, había alcanzado una posición privilegiada en esa parte de China, así como colonias en Corea y Taiwán e islas vecinas.


Domesticar el poder chino

La historia de los imperios está plagada de conversaciones sobre "decadencia", "caída" y "colapso" por una buena razón. Incluso los imperios más poderosos son finalmente destruidos por debilidades: costos crecientes y escasez de ingresos, administraciones engorrosas y corruptas, disturbios en sus márgenes.

Las opiniones sobre la sostenibilidad del nuevo imperio chino están divididas. El exsecretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, se encuentra entre los que están convencidos de que hemos entrado en el siglo chino. Otros dicen que la dinámica de crecimiento no puede durar, que el alcance imperial de Xi Jinping sufrirá el destino de muchas de las dinastías pasadas de China. Quien tiene razon ¿Qué se puede decir sobre la durabilidad del nuevo imperio galáctico?

Las predicciones sobre el futuro de China están distorsionadas por ilusiones. "Le daría al régimen un par de años, no más de una década", me dijo un destacado estudioso de China hace tres años. Ha estado diciendo lo mismo durante tres décadas. Esta bravuconería es la otra cara de la desafortunada predicción de la década de 1990 de que las reformas del mercado convertirían a China en una democracia liberal al estilo estadounidense. El colapso del régimen también está en la agenda política de los halcones, que comparan a China con un castillo de naipes, que puede ser dispersado con un firme movimiento de muñeca.

Quieren una nueva Guerra Fría. Están convencidos de la superioridad moral de la democracia estadounidense. Para ellos, China es una potencia de dragón responsable de robar empleos estadounidenses y la pestilencia mundial. Al igual que el exasesor de Trump, Stephen K. Bannon, están seguros de que "las mentiras, la infiltración y la malevolencia" de sus gobernantes hacen que China sea tan vulnerable al colapso como su predecesor soviético. Ellos despiertan el sentimiento público contra el "totalitarismo" y el "autoritarismo" del régimen liderado por el PCCh. Ven actos de espionaje silencioso y toma de posesión de empresas, gobiernos, universidades, periódicos, iglesias y organismos de la sociedad civil más allá de las fronteras de China. Advierten sobre amenazas a la "soberanía" y la muerte de la democracia liberal.

Puede haber cierta validez en estas advertencias. Los imperios siempre intentan cambiar el equilibrio de poder a su favor: así como la Unión Soviética fue una vez la gran esperanza para el socialismo de estado, China es ahora el portador de la antorcha global de las formas de gobierno posdemocráticas.

El problema es que esta nueva política de la Guerra Fría difunde conceptos erróneos volubles. Subestima la capacidad de recuperación de la democracia fantasma que ancla el régimen del PCCh, su dependencia de las elecciones de las aldeas, el discurso del "pueblo" y los experimentos con asambleas vecinales, audiencias públicas, presupuestos participativos y mecanismos anticorrupción integrados en las burocracias estatales. El sentido de los guerreros de la historia de los imperios, magistralmente probado en obras como el libro de 2007 del historiador John Darwin Después de Tamerlán, es débil. Se imaginan erróneamente que el nuevo imperio chino es una repetición del soborno, la corrupción, la decadencia y las disputas de los asesores otomanos.

Hablar de "ponerse duro con China", destinado a desconcertar y degradar, es en realidad un grito de dolor de Occidente. Atrae a xenófobos, racistas y orientalistas. Estos guerreros del toro en una tienda de China parecen indiferentes ante las probables consecuencias de la caída deseada: "el colapso de un imperio mundial", señala el erudito alemán Herfried Münkler en su libro de 2005. Imperios, "Por lo general significa el fin de la economía mundial asociada con él". Es posible que estén iniciando una pelea que genere reveses políticos, económicos y de reputación a los EE. UU., O que acelere aún más su desaparición como potencia imperial.

Los ataques imprudentes contra China y las aventuras amorosas deslumbrantes con Estados Unidos son callejones sin salida. Hablar de agresión militar en la era de las armas nucleares es una locura. Dado que no existe la Trampa de Tucídides (la idea de que el conflicto armado es casi inevitable cuando un imperio en ascenso desafía a uno establecido) excepto en la cabeza de los "Nuevos Guerreros Fríos", se necesita una estrategia realista para involucrar a China.

Podríamos llamarlo no alineación ágil. Los gobiernos, las empresas, las organizaciones no gubernamentales y los ciudadanos comprometidos con la participación crítica de China adoptarían la cooperación en campos como el desarrollo de infraestructura, la investigación científica, la educación superior y las energías renovables. Son conscientes de que, así como las soluciones a todos los problemas mundiales actuales requieren la cooperación con China, el compromiso con el imperio tiene sus altibajos. Se esperan algunos intercambios espinosos con socios chinos.

El ex primer ministro australiano Kevin Rudd tenía razón: cuando se trata de tratar con China y sus aliados y oponentes, le gustaba decir, amistades verdaderamente duraderas (zhèng yǒu) se basan en consejos inquebrantables y una conciencia franca de los intereses y ambiciones básicos. Esa franqueza puede producir resultados positivos. Con esta lógica, no es necesario romper con China. Sería autodestructivo y tonto.

La no alineación ágil requiere mentes abiertas: una nueva voluntad entre pensadores políticos, periodistas, ciudadanos y políticos para diseccionar su propia ignorancia sobre China, ver con ojos nuevos su complejidad y evitar subestimar su capacidad de recuperación cambiante. La evidencia habla en contra de exageraciones como la afirmación del periodista James Kynge de que China "tan alabada por planificar su propio desarrollo extraordinario" se revela como "en gran medida incapaz de llevar a cabo la misma hazaña en el extranjero". Tales generalidades no solo restan importancia a las capacidades de manejo de crisis del PCCh, demostradas por su manejo de la pestilencia COVID-19. También minimizan las debilidades estructurales del imperio.


Presentación de estudios de Malasia

La oposición contra el colono en Malasia fue de dos tipos, es decir, oposición con derramamiento de sangre y oposición por medios pacíficos.
¿Qué tipo de oposición habría apoyado y por qué?

Presentación de estudios de Malasia

  1. 1. Presentación de estudios de Malasia a cargo de NURUL BADRIAH BINTI ANWAR ALI
  2. 2. Número 3: La oposición contra el colono en Malasia fue de dos tipos, es decir, oposición con derramamiento de sangre y oposición por medios pacíficos. ¿Qué tipo de oposición habría apoyado y por qué?
  3. 3. Qué significa Colonización.
  4. 4.  enviar colonos o establecer una colonia en un área.  establecerse en un área como colonos.  transformar una comunidad en una colonia.  el acto de colonizar el establecimiento de colonias  tomar el control de un área por cualquier medio.
  5. 5.

Apoyaría a la oposición derramando sangre porque todo es justo en la guerra. No hay reglas en la guerra para mí. Desde el punto de vista histórico, la lucha por la independencia se puede dividir en dos fases que son a) la lucha con el derramamiento de sangre yb) la lucha por la negociación que es por vía pacífica.


Era de la historia mundial 6

Los viajes ibéricos de finales del siglo XV y principios del XVI vincularon no solo a Europa con las Américas, sino que establecieron una red de comunicaciones que finalmente unió todas las regiones del mundo con todas las demás regiones. A medida que avanzaba la era, los barcos se volvían más seguros, más grandes y más rápidos, y el volumen del comercio mundial se disparaba. La red de caminos y senderos terrestres también se expandió para transportar mercancías y personas dentro y fuera de las regiones interiores de Eurasia, África y los continentes americanos. Las consecuencias demográficas, sociales y culturales de este gran vínculo global fueron inmensas.

Las profundas transformaciones que ocurrieron en el mundo durante esta era pueden ubicarse en el contexto de tres patrones generales de cambio.

La aceleración del cambio: La característica más conspicua de esta era fue la gran aceleración del cambio en la forma en que la gente vivía, trabajaba y pensaba. En estos 300 años, la sociedad humana se volvió profundamente diferente de lo que había sido en los 5.000 años transcurridos desde el surgimiento de las civilizaciones. Cinco aspectos del cambio fueron especialmente destacados. Aunque las poblaciones de indios americanos disminuyeron catastróficamente a raíz de las primeras intrusiones europeas, las cifras mundiales en general comenzaron su empinada curva ascendente que continúa hasta el presente. La globalización de las comunicaciones produjo una intensificación de los encuentros e intercambios económicos y culturales entre diversos pueblos de Eurasia, África y América. El capitalismo surgió como el sistema dominante para organizar la producción, el trabajo y el comercio en el mundo. Las innovaciones en tecnología y ciencia se multiplicaron y se construyeron continuamente unas sobre otras. Los pensadores europeos, basándose en un fondo mundial de ideas, formularon nuevas y revolucionarias visiones de la naturaleza y el cosmos, ideas que desafiaron las antiguas perspectivas religiosas y filosóficas.

Europa y el mundo el mundo y Europa: Los europeos llegaron a ejercer mayor poder e influencia en el mundo en general de lo que lo había hecho antes cualquier pueblo de una sola región. En las Américas, los europeos erigieron regímenes coloniales y fronteras de asentamiento europeo que se basaron en varias tradiciones europeas de derecho, religión, gobierno y cultura. Los europeos se apoderaron de relativamente poco territorio en África y Asia en esta época, pero sus empresas navales y comerciales afectaron profundamente los patrones de producción y comercio interregional. El comercio de seres humanos entre África y las Américas para proporcionar mano de obra a la agricultura comercial europea fue un aspecto particularmente catastrófico de la economía mundial en expansión. Estrechamente vinculada a la implicación global de gran alcance de Europa estaba su propia transformación interna: política, social, económica e intelectual. En esta era, los pueblos de casi todas partes en algún momento tuvieron que aceptar las armas y la influencia económica europeas, pero a partir de 1750 Europa de ninguna manera dominaba la escena mundial.

Imperios de Eurasia: De hecho, la mayor parte de los pueblos, las ciudades, la riqueza agraria y el poder militar terrestre del mundo todavía estaban concentrados en esta época en la región que se extendía desde el Mediterráneo oriental hasta China. Entre finales del siglo XIV y principios del XVI surgieron cuatro grandes imperios que dominaron la mayor parte de Eurasia y el norte de África. Empleando efectivamente la artillería y otras armas de fuego para expandirse territorialmente y mantener la ley y el orden entre diversas poblaciones, los estados Ming, Otomano, Mughal y Safavid a veces han sido llamados "imperios de la pólvora". Unificaron áreas tan grandes de Afro-Eurasia & # 8211 política, económica y culturalmente & # 8211 que contribuyeron mucho a los procesos de globalización.

  • Todas las fuerzas que han hecho “moderno” el mundo de los últimos 500 años se activaron durante esta era. La comprensión de las complejidades de la interdependencia global actual requiere un conocimiento de cómo surgió la economía mundial y las formas en que produjo tanto enormes avances materiales como desigualdades sociales y políticas más amplias.
  • La fundación de las colonias británicas en América del Norte en el siglo XVII tuvo lugar dentro de un contexto de eventos mucho más amplio: el catastrófico declive de las poblaciones de indios americanos, el surgimiento del imperio español, el comercio de esclavos africanos y el comercio transatlántico y migración de europeos. La historia de la América colonial sólo tiene sentido en relación con este panorama más amplio.
  • Cualquier comprensión útil de las instituciones políticas y los valores culturales estadounidenses depende de una comprensión crítica de la herencia europea de esta época.
  • Los grandes imperios de Eurasia (otomano, persa, mogol y Ming / Qing) experimentaron florecimientos culturales paralelos al Renacimiento en Europa. Estos logros son una parte importante de nuestra herencia global contemporánea.

Cada estándar se desarrolló teniendo en cuenta los estándares de pensamiento histórico. Los estándares relevantes del pensamiento histórico están vinculados entre corchetes, [], a continuación.

ESTÁNDAR 1

Cómo la interconexión transoceánica de todas las principales regiones del mundo desde 1450-1600 condujo a transformaciones globales.

El estudiante comprende los orígenes y las consecuencias de la expansión europea en el extranjero en los siglos XV y XVI.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Explique las principales características del sistema de comercio interregional que unió a los pueblos de África, Asia y Europa en vísperas de los viajes europeos al extranjero. [Considere múltiples perspectivas]
9-12 Analizar las principales características sociales, económicas, políticas y culturales de la sociedad europea, y en particular de España y Portugal, que estimularon la exploración y conquista en el extranjero. [Identificar problemas y problemas en el pasado]
5-12 Identificar los principales desarrollos tecnológicos en la construcción naval, la navegación y la guerra naval y rastrear los orígenes culturales de diversas innovaciones. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Analizar los motivos, la naturaleza y la importancia a corto plazo de las principales expediciones militares y comerciales ibéricas al África subsahariana, Asia y América. [Identificar problemas y problemas en el pasado]

El estudiante comprende los encuentros entre europeos y pueblos del África subsahariana, Asia y América a finales del siglo XV y principios del XVI.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Analice la expansión marítima portuguesa a África, India y el sudeste asiático y las interacciones entre los portugueses y los pueblos de estas regiones. [Formular preguntas históricas]
7-12 Compare el éxito de los poderes otomano, indio, chino, japonés, vietnamita y siamés (tailandés) en la restricción de la penetración comercial, militar y política europea. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
5-12 Describe la colisión política y militar entre los imperios español y azteca e inca y analiza por qué estos imperios colapsaron. [Identificar problemas y problemas en el pasado]
7-12 Explicar la fundación y organización de los imperios coloniales español y portugués en las Américas y el sudeste asiático y evaluar el papel de la Iglesia Católica en la administración colonial y las políticas con respecto a las poblaciones indígenas. [Interrogar datos históricos]

El estudiante comprende las consecuencias del intercambio mundial de flora, fauna y patógenos.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Evaluar las formas en que el intercambio de plantas y animales en todo el mundo a finales del siglo XV y el siglo XVI afectó a las sociedades y el comercio de Europa, Asia, África y los indios americanos. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Analice por qué la introducción de nuevos microorganismos patógenos en las Américas después de 1492 tuvo efectos demográficos y sociales tan devastadores en las poblaciones indígenas americanas. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
9-12 Evaluar los efectos que tuvo el conocimiento de los pueblos, la geografía y el entorno natural de las Américas en la vida religiosa e intelectual europea. [Aclare la información sobre el entorno geográfico]

ESTÁNDAR 2

Cómo la sociedad europea experimentó las transformaciones políticas, económicas y culturales en una era de intercomunicación global, 1450-1750.

El estudiante comprende las tendencias demográficas, económicas y sociales en Europa.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Describir las características de la sociedad familiar y campesina en la Europa moderna temprana y explicar los cambios en las instituciones de servidumbre en Europa oriental y occidental. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Analizar las consecuencias sociales y económicas del crecimiento de la población y la urbanización en Europa desde los siglos XV al XVIII. [Utilice datos visuales y matemáticos]
9-12 Describir las principales instituciones del capitalismo y analizar cómo la economía capitalista emergente transformó la producción agrícola, la manufactura y las formas en que trabajaban las mujeres y los hombres. [Analizar las relaciones de causa y efecto]

El estudiante comprende el Renacimiento, la Reforma y la Reforma Católica.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
7-12 Analizar la trascendencia social e intelectual de la innovación tecnológica de la imprenta con tipos móviles. [Demuestre y explique la influencia de las ideas]
7-12 Explica las conexiones entre el Renacimiento italiano y el desarrollo de las ideas humanistas en Europa al norte de los Alpes. [Comparar y contrastar diferentes conjuntos de ideas y valores]
5-12 Evalúe los principales logros en literatura, música, pintura, escultura y arquitectura en la Europa del siglo XVI. [Aproveche los datos visuales y las fuentes literarias]
7-12 Explique el descontento entre los europeos con la Iglesia de finales de la Edad Media y analice las creencias e ideas de los principales reformadores protestantes. [Prueba de alguacil de circunstancias precedentes]
7-12 Explicar los objetivos y políticas de la Reforma Católica y evaluar el impacto de las reformas religiosas y las divisiones en los valores culturales europeos, la vida familiar, las comunidades conventuales y la educación de hombres y mujeres. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
9-12 Analice las causas de las guerras religiosas en la Europa de los siglos XVI y XVII y explique el surgimiento del pluralismo religioso. [Prueba de alguacil de circunstancias precedentes]

El estudiante comprende el creciente poder militar y burocrático de los estados europeos entre los siglos XVI y XVIII.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
7-12 Analice el carácter, el desarrollo y las fuentes de riqueza de las monarquías burocráticas fuertes del siglo XVI. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Explique cómo surgió la República Holandesa como un poderoso estado europeo. [Formular preguntas históricas]
5-12 Explique cómo la guerra civil inglesa y la Revolución de 1688 afectaron al gobierno, la religión, la economía y la sociedad de ese país. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
5-12 Explique el impacto de la Revolución Inglesa en las instituciones y actitudes políticas en las colonias de América del Norte y en el estallido de la Revolución Americana. [Examine la influencia de las ideas]
7-12 Explique el crecimiento de la monarquía burocrática en Rusia y analice la importancia de las reformas occidentalizadoras de Pedro el Grande. [Interrogar datos históricos]
9-12 Rastree la expansión rusa en el Cáucaso, Asia Central y Siberia y explique el éxito de los zares en la transformación del Ducado de Moscú en un imperio euroasiático. [Hacer comparaciones entre regiones]

El alumno comprende cómo la Revolución científica contribuyó a las transformaciones de la sociedad europea.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
7-12 Explica las conexiones entre la Revolución Científica y sus antecedentes, como el racionalismo griego, la teología medieval, la ciencia musulmana, el humanismo renacentista y el nuevo conocimiento global. [Prueba de alguacil de circunstancias precedentes]
5-12 Explicar el impacto cultural, religioso y científico de los descubrimientos e innovaciones astronómicas desde Copérnico hasta Newton. [Examine la influencia de las ideas]
7-12 Analizar la importancia de los descubrimientos en matemáticas, física, biología y química para la sociedad europea. [Emplear análisis cuantitativo]
7-12 Explique el desarrollo y la importancia del "método científico". [Examine la influencia de las ideas]
9-12 Explique la importancia de las sociedades reales y otras redes internacionales en la difusión de ideas y métodos científicos. [Interrogar datos históricos]
9-12 Dar cuenta de la coexistencia del nuevo racionalismo científico con aprendizajes y prácticas tradicionales como la astrología, la magia y la brujería. [Formular preguntas históricas]

El estudiante comprende la importancia de la Ilustración en la historia europea y mundial.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
7-12 Explica las conexiones entre la Ilustración y sus antecedentes, como el republicanismo romano, el Renacimiento y la Revolución científica. [Prueba de alguacil de circunstancias precedentes]
5-12 Explicar las ideas principales de la Ilustración, incluido el racionalismo, el secularismo, el progreso, la tolerancia, el empirismo, los derechos naturales, el gobierno contractual y las nuevas teorías de la educación. [Examine la influencia de las ideas]
7-12 Evaluar el impacto de las ideas de la Ilustración en el desarrollo del nacionalismo moderno y el pensamiento y las instituciones democráticas. [Hipotetizar la influencia del pasado]
9-12 Analice las conexiones entre el creciente conocimiento de los europeos sobre otras regiones del mundo y el desarrollo de nuevos conceptos de universalismo, tolerancia e historia mundial. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Describir las formas en que el pensamiento de la Ilustración contribuyó a la reforma de la iglesia y el estado y evaluar los programas de reforma de los monarcas absolutistas de Europa Central y Rusia. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
9-12 Explique cómo las academias, los salones y las publicaciones populares contribuyeron a la difusión de las ideas de la Ilustración. [Examine la influencia de las ideas]

ESTÁNDAR 3

Cómo los grandes imperios territoriales dominaron gran parte de Eurasia entre los siglos XVI y XVIII.

El estudiante comprende el alcance y los límites del poder regional chino bajo la dinastía Ming.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Analice el poder y los límites del absolutismo imperial bajo la dinastía Ming. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Explicar el autoconcepto de China como el "reino intermedio" y el carácter de sus relaciones políticas, comerciales y culturales con Corea, Vietnam y otras sociedades del este y sureste de Asia. [Interrogar datos históricos]
9-12 Analizar los efectos de la comercialización en las relaciones sociales entre las élites de la nobleza, los comerciantes urbanos y los campesinos. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
5-12 Analizar las actitudes cambiantes de China hacia las relaciones políticas y comerciales externas después de los viajes de Zheng He desde 1405 hasta 1433. [Formular preguntas históricas]
7-12 Evalúe los efectos de la introducción de cultivos alimentarios estadounidenses y la importación de plata estadounidense sobre el cambio demográfico, económico y social en China. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
9-12 Compare el papel del neoconfucianismo, el budismo y el taoísmo en el gobierno y la sociedad chinos. [Comparar y contrastar diferentes conjuntos de ideas]

El estudiante comprende cómo el sudeste de Europa y el suroeste de Asia se unificaron bajo el Imperio Otomano.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Analice cómo la captura de Constantinopla y la destrucción del imperio bizantino contribuyeron a la expansión del poder otomano. [Hipotetizar la influencia del pasado]
5-12 Analice las razones de los éxitos militares otomanos contra Persia, Egipto, los estados del norte de África y los reinos cristianos europeos. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Analizar el desarrollo político, institucional y económico del imperio en el contexto de su diversidad religiosa y étnica. [Analizar causas múltiples]
5-12 Evalúe los logros artísticos, arquitectónicos y literarios del imperio. [Recurre a fuentes visuales, literarias y musicales]
9-12 Analice cómo los pueblos musulmanes, ortodoxos, católicos y judíos interactuaron en el sureste de Europa bajo el dominio otomano. [Examine la influencia de las ideas, los intereses humanos y las creencias]

El estudiante comprende el surgimiento de los imperios safávida y mogol.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Explicar la unificación de Persia bajo el turco Safavids y evaluar los logros políticos y culturales de Safavid bajo Shah Abbas. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
5-12 Explique la conquista mogol de la India y el éxito de la clase guerrera turca al unir a los diversos pueblos del subcontinente indio. [Formular una posición o un curso de acción sobre un tema]
7-12 Analice la relación entre musulmanes e hindúes en el imperio y compare los métodos de gobierno y las ideas religiosas de Akbar con los de otros emperadores mogoles. [Examine la influencia de las ideas, los intereses humanos y las creencias]
9-12 Evaluar la interacción de las influencias indígenas indias, persas y europeas en los logros artísticos, arquitectónicos, literarios y científicos de Mughal. [Recurrir a fuentes visuales y literarias]
5-12 Evaluar la importancia de los textiles, las especias y otros productos de la India en la red de comercio afro-euroasiático. [Formular preguntas históricas]

ESTÁNDAR 4

Interrelaciones económicas, políticas y culturales entre los pueblos de África, Europa y las Américas, 1500-1750.

El estudiante comprende cómo los estados y pueblos de ascendencia europea se volvieron dominantes en las Américas entre los siglos XVI y XVIII.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Definir y comparar cuatro tipos principales de actividad y control europeos en las Américas: grandes imperios territoriales, imperios de puestos comerciales, colonias de plantaciones y colonias de colonos. [Comparar y contrastar diferentes conjuntos de ideas]
9-12 Describir el sistema administrativo de los virreinatos españoles de Perú y México y analizar la importancia de la producción de plata y la agricultura indígena en la economía colonial española. [Interrogar datos históricos]
5-12 Analice cómo los Países Bajos, Inglaterra y Francia se convirtieron en poderes navales, comerciales y políticos en la cuenca atlántica. [Prueba de alguacil de circunstancias precedentes]
7-12 Evaluar el papel moral, político y cultural del cristianismo católico y protestante en las colonias europeas de América. [Examine la influencia de las ideas, los intereses humanos y las creencias]
7-12 Explique por qué los historiadores han llamado a la Guerra de los Siete Años la primera “guerra global” y evalúe sus consecuencias para Gran Bretaña, Francia, España y los pueblos indígenas de los territorios coloniales estadounidenses. [Analizar las relaciones de causa y efecto]

El estudiante comprende los orígenes y las consecuencias de la trata de esclavos africana transatlántica.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
7-12 Analice las formas en que los empresarios y los gobiernos coloniales explotaron la mano de obra indígena estadounidense y por qué la agricultura comercial llegó a depender abrumadoramente de la mano de obra esclava africana. [Evidencia de perspectivas históricas]
7-12 Compare las formas en que se practicaba la esclavitud u otras formas de esclavitud social en las tierras islámicas, la Europa cristiana y África occidental. [Comparar y contrastar diferentes conjuntos de ideas]
5-12 Explique cómo la producción comercial de azúcar se extendió del Mediterráneo a las Américas y analice por qué el azúcar, el tabaco y otros cultivos cultivados en las Américas se volvieron tan importantes en la economía mundial. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
7-12 Explicar la organización del comercio a larga distancia en África occidental y central y analizar las circunstancias en las que los gobiernos, las élites, los comerciantes y otros grupos africanos participaron en la venta de esclavos a los europeos. [Identificar problemas y problemas en el pasado]
5-12 Explique cómo los gobiernos y las empresas europeas organizaron y financiaron la trata transatlántica de esclavos y describa las condiciones bajo las cuales los esclavos hicieron el "pasaje intermedio" de África a las Américas. [Aprecia las perspectivas históricas]
9-12 Analizar el surgimiento de jerarquías sociales basadas en raza y género en las colonias ibéricas, francesas y británicas de América. [Interrogar datos históricos]
5-12 Describir las condiciones de vida de los esclavos en las plantaciones del Caribe, Brasil y la América del Norte británica y analizar las formas en que los esclavos perpetuaron aspectos de la cultura africana y resistieron la servidumbre de las plantaciones. [Aprecia las perspectivas históricas]

El estudiante comprende los patrones de cambio en África en la era del comercio de esclavos.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
7-12 Describe las instituciones y economías de Ashanti, Dahomey, Benin, Lunda y Kongo en el período de la trata de esclavos en el Atlántico. [Formular preguntas históricas]
5-12 Analice cómo la trata de esclavos en el Atlántico afectó a la población, la vida económica, el matrimonio poligínico, la vida familiar y el uso de mano de obra esclava masculina y femenina en África occidental y central. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
9-12 Describe el gobierno, el comercio, las tradiciones culturales y la vida urbana en el Imperio Songhay en el siglo XVI y analiza las razones del colapso del imperio a fines del siglo. [Interrogar datos históricos]
7-12 Analice las causas y consecuencias de los encuentros entre grupos khoisan, pueblos de habla bantú y colonos europeos en Sudáfrica en los siglos XVII y XVIII. [Identifique las lagunas en los registros disponibles]

ESTÁNDAR 5

Transformaciones en las sociedades asiáticas en la era de la expansión europea.

El estudiante comprende el desarrollo del poder marítimo europeo en Asia.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
5-12 Explique cómo los Países Bajos, Inglaterra y Francia se convirtieron en potencias navales y comerciales en la cuenca del Océano Índico en los siglos XVII y XVIII. [Evaluar la implementación de una decisión]
5-12 Evaluar el impacto de las iniciativas comerciales y militares británicas y francesas en la política, la economía y la sociedad en la India. [Prueba de alguacil de circunstancias precedentes]
5-12 Analizar los motivos de la penetración comercial y militar holandesa en Indonesia y los efectos del imperialismo holandés en la economía y la sociedad de la región. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
9-12 Analizar el carácter y el significado de los contactos entre los misioneros cristianos y los pueblos de la India, Vietnam y Filipinas. [Examine la influencia de las ideas, los intereses humanos y las creencias]
9-12 Evalúe el impacto de la Guerra de los Siete Años en el poder relativo de Gran Bretaña y Francia en Asia. [Analizar las relaciones de causa y efecto]

El estudiante comprende las transformaciones en India, China y Japón en una era de expansión del poder comercial europeo.

NIVEL DE GRADO POR LO TANTO, EL ESTUDIANTE PUEDE
9-12 Analice las causas del declive del Imperio Mughal y el surgimiento de poderes regionales como los Marathas y los Sikhs. [Analizar causas múltiples]
7-12 Explique cómo los manchúes derrocaron a la dinastía Ming, establecieron los Qing multiétnicos y duplicaron el tamaño del imperio chino. [Identificar problemas y problemas en el pasado]
9-12 Evalúe los logros culturales y económicos de China durante los reinados de los emperadores Kangxi y Qianlong. [Examine la influencia de las ideas, los intereses humanos y las creencias]
7-12 Evaluar el alcance de la penetración comercial europea de China y la capacidad del gobierno chino para controlar el comercio europeo. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
5-12 Explicar el carácter del feudalismo centralizado en Japón bajo el shogunato Tokugawa y las razones de la estabilidad política, el crecimiento económico y el dinamismo cultural de Japón. [Analizar las relaciones de causa y efecto]
5-12 Analizar las relaciones de Japón con los europeos entre los siglos XVI y XVIII y las consecuencias de su política de limitar los contactos con los extranjeros. [Reconstruir patrones de sucesión histórica y duración]

El estudiante comprende las principales tendencias culturales en Asia entre los siglos XVI y XVIII.


La Isla Hermosa

El surgimiento de la colonia española en el norte de Taiwán

Los españoles establecieron una fortaleza en la bahía de Jilong (雞籠) en el norte de Taiwán en 1626, solo dos años después de que los holandeses establecieran su colonia en el sur de Taiwán. Poco después, los españoles construyeron una fortaleza en Danshui (淡水) y, a mediados de la década de 1630, habían controlado gran parte del norte de Taiwán. Pero la colonia española estaba acosada por una debilidad fatal. No cumplía su propósito principal: frenar el avance de los enemigos de España, los japoneses y los holandeses, hacia las Filipinas y proteger a los juncos chinos con destino a Manila del ataque enemigo. Al mismo tiempo, obtuvo pocos ingresos propios, ya que dependía de las misiones de socorro de Manila. Por lo tanto, los funcionarios españoles comenzaron a ver la colonia como un desperdicio de recursos escasos.

Dado que la isla era similar al norte de Filipinas, que había sido la sede de una próspera colonia española desde 1571, uno podría esperar que los españoles supieran cómo hacer prosperar su colonia formosana. De hecho, los misioneros españoles propusieron formas de hacerlo. A diferencia de los funcionarios seculares, eran devotos de Formosa, que veían como un trampolín hacia la conquista espiritual de China y Japón, e hicieron conversos entre los aborígenes de la isla. Aconsejaron a los funcionarios españoles que explotaran las ricas tierras de la isla, sugiriendo que Taiwán podría rentabilizarse invitando a colonos chinos a cultivar y cazar y luego gravarlos. Los funcionarios españoles, sin embargo, no siguieron sus consejos. En cambio, en 1637, el gobernador general de Filipinas retiró la mitad de las fuerzas españolas de Formosa, dejando a la colonia vulnerable precisamente cuando la colonia holandesa se estaba expandiendo.

Establecimiento de una colonia española

Conocida en documentos españoles como Isla Hermosa, Taiwán se encuentra a solo 700 kilómetros al norte de la isla de Luzón, el corazón de la colonia española de Filipinas. 1 Documentos de la última parte del siglo XVI sugieren que los funcionarios españoles consideraban a Formosa como parte integral del archipiélago filipino y posesión de la Corona de Castilla. En 1586, el gobernador de Manila y un consejo de cincuenta habitantes españoles de Manila escribieron al rey Felipe II para instarle a enviar fuerzas a Formosa y otras partes periféricas de las islas Filipinas, ya que "se están deteriorando a diario, y será necesario para su propio bien y nuestra seguridad que intentamos pacificarlos, lo que luego será difícil o imposible ”. 2 Aunque el rey respondió que la pacificación de Formosa y estas otras áreas debería llevarse a cabo pronto, las autoridades de Filipinas no encontraron ninguna razón de peso para establecer una colonia en Taiwán hasta 1596, cuando llegaron rumores a Manila sobre una expedición naval japonesa contra la isla. . 3 Éste, temían muchos españoles, podría ser el primer paso de la conquista japonesa de Filipinas. "Los japoneses", escribió un funcionario al rey, "no deben ocupar y apoderarse de Hermosa antes que nosotros, avanzando paso a paso hacia estas islas, en gran medida en detrimento nuestro, porque esto causaría no poca cantidad de problemas y disturbios aquí". 4 Los rumores se vieron reforzados por las noticias recibidas de los misioneros en Japón, quienes dijeron que los japoneses de hecho estaban preparando en secreto una flota para atacar Taiwán. 5

En Manila, los ciudadanos españoles instaron al gobernador a tomar medidas. Su sustento dependía del comercio con China y temían que los japoneses pudieran usar Formosa como base para saquear el transporte marítimo entre Manila y China. A otros les preocupaba que Japón usara la isla como base para atacar la propia Manila. 6 Pocos argumentaron que Taiwán sería rentable. La mayoría lo veía simplemente como un baluarte estratégico: "Sin [una base española en Hermosa] lo que se ha comenzado [en Filipinas] estará en peligro y, como consecuencia, [también] los beneficios y frutos al servicio de su Majestad y Dios ". 7 El gobernador general de Filipinas decidió no enviar una misión colonizadora y, en cambio, envió un mensaje a los virreyes chinos de Guangzhou y Quanzhou para advertirles sobre "el enfoque maligno [mala vecindad] de los japoneses ".8 Al final resultó que, el" enfoque del mal "no se materializó hasta veinte años después, cuando la expedición de Murayama Toan llegó a Taiwán, sólo para ser rechazada por los aborígenes de Formosa. Los españoles estaban más preocupados por los holandeses.

La llegada de los holandeses a las aguas del Lejano Oriente dio a los defensores españoles de la colonización un nuevo argumento. En 1618, el gobernador general de Filipinas envió a Bartolomé Martínez, un sacerdote dominicano, para advertir a los funcionarios chinos que los holandeses estaban atacando los barcos chinos que navegaban hacia Manila. Durante su viaje buscó refugio en dos ocasiones en el suroeste de Taiwán, y salió de la experiencia sintiendo que España debería agregar la isla a su imperio: "No hay", escribió, "no hay mejor manera de acabar con los holandeses y todos nuestros". otros enemigos que colocar la plata de Manila en la puerta comercial de China, que es la Isla Hermosa ". 10

En 1624, cuando los holandeses se instalaron en la bahía de Tayouan, también bloquearon Manila, cuyo arzobispo escribió al rey: "El enemigo se ha vuelto lo suficientemente poderoso como para romper nuestros lazos con la gente que vino a esta ciudad. Este año solamente un pequeño bote ha llegado a estas islas lo cual ha causado gran angustia a los ciudadanos, pues este año no han adquirido ni una sola prenda con la que vestirse ”. 11 Los funcionarios españoles pidieron una respuesta: "Ellos [los holandeses] están cumpliendo su intención de cortar el comercio de estas islas, que es la mejor manera de destruirlas". 12 El rey recibió quejas similares de funcionarios portugueses en Macao. (Después de la unión de las coronas portuguesa y española en 1580, el rey español fue responsable de defender Portugal y sus colonias). 13 Y así, en 1625, el gobernador general español de Filipinas, Fernando de Silva, decidió establecer un puesto de avanzada en Isla Hermosa. El padre dominicano Martínez estaba, por supuesto, encantado. Él y otros cinco dominicanos acompañaron la expedición, que partió el 8 de febrero de 1626. 14

Debido a que los holandeses estaban en el sur de Taiwán, los españoles tuvieron que buscar un puerto diferente. En 1597, el cosmógrafo Hernando de los Ríos Coronel había escrito un memorial afirmando que el mejor sitio para una colonia formosana era Jilong: "Con trescientos hombres y una fortaleza colocados allí, todos los poderes de estas partes no serían suficientes para desalojar ellos, porque la entrada es estrecha y fácil de defender con artillería. El puerto es grande, profundo y a salvo de los vientos ". 15 (También hizo un mapa para demostrar su punto). Igualmente importante, Jilong ya era un puerto de escala para los comerciantes chinos. Los registros chinos muestran que después de 1593 los funcionarios chinos emitieron diez licencias cada año a los juncos chinos que iban a Taiwán. Todas las licencias especificaban destinos en el norte de Taiwán: cinco para Jilong y cinco para Danshui, ubicado a unos cincuenta kilómetros al oeste de Jilong. 16 Dado que estas licencias simplemente reconocían el contrabando preexistente, podemos estar seguros de que el norte de Taiwán ha sido durante mucho tiempo un destino para los juncos chinos. En las décadas de 1610 y 1620, la bahía de Tayouan se había convertido en el puerto más importante de Taiwán, ya que era donde los comerciantes chinos se encontraban con los comerciantes japoneses, pero el norte de Formosa seguía siendo importante porque ofrecía productos, como oro y azufre, que no estaban disponibles en la bahía de Tayouan. El oro fue recolectado por aborígenes del este de Taiwán, donde bajó ríos de las escarpadas montañas. 17 Como no había minas, la cantidad de oro recolectada fue pequeña. Llegó a través del comercio al norte de Taiwán, donde se intercambió por productos chinos. En contraste, las cantidades de azufre eran grandes, porque había depósitos importantes cerca de Danshui y Jilong. Los juncos chinos que navegaron hacia el norte de Taiwán regresaron cargados principalmente de azufre.

Quizás debido al comercio de oro y azufre de larga data, las sociedades aborígenes del norte de Taiwán tenían características que eran inusuales en el Taiwán del siglo XVII. Carecemos de detalles etnográficos como los que los holandeses dejaron para el suroeste de Taiwán, pero sí tenemos los escritos de Jacinto Esquivel, un misionero dominico que vivió en Taiwán de 1631 a 1633. 18 Las sociedades que describe parecen similares a las de los siraya y sus habitantes. vecinos cerca de la bahía de Tayouan: eran cazadores de cabezas, sus idiomas y culturas eran tremendamente diversas, vivían en aldeas entre las que había una rivalidad constante, cazaban ciervos y comerciaban productos de ciervo con comerciantes chinos e incluso hay evidencia que indica que algunos pueden haber practicado el aborto obligatorio , como hizo el Siraya. 19

No obstante, tres características distinguieron a los aborígenes del norte de Taiwán de los que estaban cerca de la bahía de Tayouan. Primero, a pesar de la tremenda diversidad lingüística y cultural, parece haber existido una lengua franca. Como escribió un misionero español, "todos los pueblos también usan un idioma general común, que se habla en toda la isla y se llama Bacay". 20 El idioma no se hablaba en toda la isla, como dejan claro los documentos holandeses. Tampoco fue tan dominante como sugiere la cita anterior, ya que un traductor aborigen dijo a los holandeses en 1644 que "la gente del pueblo de Kimauri entiende los idiomas de los otros ocho pueblos, pero esos pueblos se entienden sólo parcialmente". 21 Sin embargo, parece que Bacay era, no obstante, una especie de lengua comercial, un swahili de Formosa, y claramente facilitaba el comercio, ya que las rutas comerciales del norte eran largas y elaboradas. 22 El oro de las partes medias de la costa oriental se abrió camino mediante el comercio cien kilómetros hacia el norte, a través de varias áreas culturales y a pesar de las rivalidades de caza de cabezas.

La existencia de este extenso sistema de comercio aborigen quizás también explique la segunda característica inusual de la sociedad aborigen del norte de Taiwán: Esquivel y los otros misioneros hacen poca mención a los comerciantes chinos que viven en aldeas aborígenes, mientras que las fuentes holandesas mencionan a muchos chinos que viven en aldeas cercanas a Tayouan. Esperaríamos que los españoles mencionen a los chinos en las aldeas aborígenes si estuvieran allí, ya que los misioneros en Filipinas casi siempre señalaron la presencia de chinos en las aldeas nativas. (Muchos sintieron que los chinos obstinadamente no cristianos impedían un proselitismo efectivo). Sin duda, la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia, pero tenemos una cita intrigante de un hombre aborigen en 1644, quien indica que los chinos no eran bienvenidos en ciertos pueblos del interior. 23 Allí, dijo, la gente prefería comerciar con otros formosanos.

Y esto nos lleva a la tercera y más importante característica que distinguía a los aborígenes del norte del sur de Taiwán: la existencia de un grupo cultural aborigen que se ganaba la vida enteramente del comercio y la artesanía. Cerca de la bahía de Jilong había dos pueblos que compartían un idioma y una cultura: los taparri y kimaurri. Hasta donde sabemos, eran los únicos austronesios de Taiwán que no dependían de la agricultura ni de la caza y la recolección. En cambio, se ganaban la vida mediante el comercio. 24 A los chinos les ofrecían azufre, pieles de ciervo y oro a cambio de cuentas, artículos de hierro y tejidos. Estos bienes los intercambiaban, por oro y pieles de ciervo, con los aborígenes del interior. También fabricaron muchos de sus propios artículos comerciales: sal, flechas, ropa, cuchillos y, sorprendentemente, implementos agrícolas de hierro (utilizando hierro importado de China). Como los pueblos de los alrededores no sabían hacer tales cosas, los Taparri y Kimaurri eran, en palabras de Esquivel, los "pies y manos" de los otros aborígenes. 25 De hecho, parecen haber estado en buenos términos con la mayoría de los grupos circundantes, viajando de aldea en aldea con sus artesanías y productos comerciales. Este papel comercial que habían ocupado "desde la antigüedad [van ouden tijden aff[todo lo trajinan]. "27 De hecho, según un visitante chino posterior, los Kimaurri eran inteligentes y sabían cómo sumar y restar (知 會計), por lo que no podían ser engañados. 28 El pueblo Taparri-Kimaurri tenía su base en Jilong, un puerto importante para el comercio chino-taiwanés.29 También era el lugar donde los funcionarios españoles esperaban establecer su colonia.

En 1626, la flota del gobernador general De Silva navegó hacia el norte a lo largo de la costa oriental de Formosa.Primero los españoles anclaron en una bahía a la que llamaron Santiago, cuyo nombre aún pervive en la transliteración china Sandiaojiao (三貂角). Pero procedieron, como estaba previsto, a Jilong, aterrizando en una isla a la entrada de la bahía de Jilong. Los Taparri-Kimaurri huyeron al oír los cañones españoles, y los soldados españoles se apropiaron rápidamente de su aldea, que al parecer consistía en mil quinientas casas construidas con madera fragante. 30 Tomaron las existencias de arroz de los aldeanos, manteniendo, según una fuente, cuidadosa cuenta de lo que habían tomado, "ya que no sé qué pretexto podrían tener para mostrar hostilidad a los nativos, ya que no habían recibido ningún daño de ellos. " 31 Luego, los líderes de la expedición llevaron a cabo una ceremonia de posesión. Primero dijeron misa, erigieron una cruz y elevaron el estandarte real. Entonces el jefe militar de la expedición tomó en sus manos tierra y ramas de árboles y dijo: "¡Viva el Rey, nuestro Señor Felipe IV!" Así, "de la mejor forma y de la mejor manera que legalmente se puede permitir", la expedición tomó posesión de Formosa para la Corona de Castilla. 32 Construyeron una fortaleza en la isla y un reducto en un cerro de cien metros de altura, lo que hace que el lugar sea "inexpugnable", según un misionero dominico que se encontraba allí. 33 La Bahía de Jilong rebautizaron Santíssima Trinidad (Santísima Trinidad), y llamaron a la fortaleza San Salvador. Dado que la bahía era profunda y su lecho rocoso rápidamente desgastaba las líneas de ancla, también unieron anillos a los acantilados de la isla y al continente para permitir el amarre de los barcos. 34

Sin embargo, la nueva colonia sufrió. Taparri y Kimaurri huyeron tierra adentro y se negaron a vender arroz y otras necesidades a los españoles. Había un pequeño asentamiento chino en el continente, donde los juncos y sampanes amarraban para comerciar, pero los juncos de China tardaban en llegar. Además, Taparri y Kimaurri intentaron evitar que los españoles comerciaran con otros aborígenes. 35 Lo peor de todo es que una expedición de ayuda de Manila se desvió de su curso por un tifón y nunca llegó. Los nuevos colonos estaban en una situación desesperada, obligados a comer "perros y ratas, también larvas y hierbas desconocidas". 36 La mayoría se enfermó y muchos murieron. 37 La desnutrición fue solo una de las causas. El otro era el agua potable, que puede haber contenido altas concentraciones de azufre. Según un timonel chino que lo había visitado varias veces, Jilong estaba muy enfermo: "Nadie puede permanecer allí durante uno, dos o tres meses sin enfermarse y sin que su barriga crezca tan gruesa como un barril". 38

A pesar del agua nociva, las condiciones en la colonia española mejoraron gradualmente. Algunos juncos trajeron arroz de China, y algunos de los Taparri-Kimaurri regresaron y comenzaron a intercambiar comida por porcelana y plata. 39 Aunque los colonos carecían de comida y dinero, tenían armas poderosas y, así como las aldeas cercanas a la bahía de Tayouan habían buscado alianzas con los holandeses, algunas aldeas del norte de Taiwán buscaron alianzas con los españoles. A finales de 1627, por "razones de estado, que no faltan ni siquiera entre los bárbaros", un jefe de una aldea de la zona de Danshui pidió ayuda contra un enemigo. 40 Los españoles enviaron veinte hombres a la región, esperando al menos encontrar arroz para la guarnición hambrienta. El "jefe de Danshui" dio un festín a los soldados, pero se negó a proporcionar arroz para llevarlo a Jilong. Además, hizo las paces en secreto con su enemigo y trazó planes para traicionar a sus invitados. Invitó a los españoles a un viaje de caza fuera del pueblo. Cuando el grupo se había adentrado en el monte, él y un grupo de otros guerreros atacaron repentinamente a los españoles. Este último luchó ferozmente, matando al jefe y a varios más, y luego huyó a Jilong, dejando a ocho de sus compañeros muertos en los campos. Cuando llegaron, se sintieron aliviados al ver un barco de Manila anclado en la bahía. Cuando los funcionarios españoles se enteraron del ataque, se indignaron y enviaron una expedición de castigo. Una galera española remaba por el río Danshui, que era "hermoso y densamente habitado por los nativos". 41 Estos últimos huyeron al ver el barco español, que luego desembarcó y asaltó los arrozales abandonados de los aborígenes. Los españoles llenaron toda la cocina con arroz en verdad, "podrían haber llenado cincuenta si los hubieran tenido, tan grande es la abundancia en ese país". 42 Poco después, los españoles comenzaron a construir una fortaleza de madera en la bahía de Danshui. Nuevamente, los aborígenes huyeron, abandonando los ricos campos alrededor de la entrada del río. 43

Por esta época, a finales de 1627 o principios de 1628, un funcionario chino de Fujian visitó el nuevo puesto de avanzada. Su misión, al parecer, era determinar por qué estaban allí los españoles. El comandante español, Antonio Carreño de Valdés, le hizo regalos y dijo que los españoles habían venido a ayudar a librar los mares de piratas. Esperaba que el funcionario informara favorablemente en China y, por lo tanto, alentara a más juncos a navegar hacia Jilong. Pero justo cuando el oficial estaba a punto de partir, un grupo de aborígenes cortó los amarres de su barco, lo arrastró a tierra y lo saqueó. Valdés envió una tropa de soldados, que capturaron a algunos líderes aborígenes y los retuvieron como rehenes, exigiendo que los aborígenes devolvieran al funcionario lo que habían tomado. Los líderes aborígenes obtuvieron su libertad devolviendo las pertenencias del funcionario y entregando a los españoles a sus hijos como rehenes que serían criados en la fortaleza española. El funcionario chino se marchó y se mostró, según fuentes españolas, bastante complacido con el trato que había recibido entre los españoles. 44 Los españoles deben haber logrado congraciarse hasta cierto punto con los funcionarios chinos, porque en los años siguientes se les permitió enviar una pequeña delegación a Fuzhou. La delegación fue bien recibida. Aunque los españoles no recibieron licencias oficiales para el comercio con China, el comercio no oficial con Formosa se recuperó. Los españoles lo alentaron eximiendo a los juncos chinos de los peajes, impuestos e incluso inspecciones. Empezaron a llegar 45 juncos chinos, llenos de seda, ropa, arroz y trigo, y la suerte de la nueva colonia mejoró. 46 Las exportaciones de azufre a China podrían ser bastante lucrativas. De hecho, en 1631, los comerciantes chinos llevaron a China unas 5.000 piculs de azufre para su uso en pólvora. Dependiendo del precio del azufre en China, esta carga podría haber valido alrededor de 20.000 taels, una suma considerable. 47 Sin embargo, no está claro cuánto ganaban los españoles con el comercio del azufre. Sin duda, los habitantes del asentamiento chino cerca de Jilong estaban involucrados en el comercio con China, pero podemos recopilar pocos datos sobre ellos. Muchos eran de Manila. 48 Había un cacique chino (gobernador) quien también se desempeñó como traductor, pero no sabemos cómo fue elegido ni cuáles fueron sus funciones. Probablemente hubo estrechas interacciones financieras entre chino y español, ya que una carta de un gobernador español se refiere a "miles de deudas y crímenes con los que he tenido que lidiar entre los sangleys". 49 Sin embargo, estos destellos ofrecen pocos detalles sobre el carácter de las interacciones chino-españolas.

También existía la posibilidad de convertir la colonia en un centro para el comercio japonés. En 1632, tres sampanes japoneses llegaron al norte de Formosa. Sus capitanes dijeron que ya no deseaban comerciar con los holandeses y preferirían hacer negocios con los españoles, siempre que los trataran bien. Cargaron sus botes con pieles de ciervo y la infusión de plata japonesa trajo prosperidad y esperanza a la colonia. Como observó un misionero, si los españoles pudieran atraer juncos japoneses cada año, tal vez podrían establecer el norte de Taiwán como un centro para el comercio chino-japonés, trayendo riqueza y prestigio a la colonia y proporcionando ingresos para el proselitismo. 50 De hecho, si el comercio japonés hubiera continuado, Jilong podría haberse convertido en una colonia próspera. Sin embargo, el decreto del shogun de 1635 eliminó esta posibilidad y Jilong se volvió dependiente una vez más de los comerciantes chinos y los suministros de Manila. En cualquier caso, gracias al comercio chino y las misiones de ayuda semestrales desde Manila, la colonia se estableció firmemente a principios de la década de 1630. 51 Como el gobernador general de Manila recordó al rey de España, "hay poco que temer de Japón o de los holandeses, porque el puesto [en Formosa] es lo suficientemente fuerte como para que no pueda ser tomado excepto por el hambre". 52 De hecho, escribió sobre la extensión del dominio español a toda la isla. 53

Expansión espiritual

Mientras los militares españoles construían sus fortalezas, los misioneros católicos predicaban a los aborígenes. Como hemos visto, el sacerdote dominico Bartolomé Martínez había instado al rey de España y a los gobernantes de Manila a tomar Formosa después de su breve estadía allí en 1616. Usó argumentos seculares en sus memoriales, enfocándose en cuestiones de guerra y comercio, pero él y otros en su orden vieron a Formosa como un trampolín hacia la conversión de China y Japón. Martínez, que en ese momento era provincial de la provincia filipina de la orden (llamada provincia del Santo Rosario), participó él mismo en la expedición inicial a Formosa, trayendo consigo a otros cinco dominicanos. El hecho de que el propio provincial estuviera presente indica lo mucho que la orden valoraba a la colonia. Sin embargo, la mayoría de los misioneros que fueron a Formosa esperaban ir a China o Japón, los grandes premios de la obra misional del Lejano Oriente. 54 Como escribió un misionero en 1632: "Las metas espirituales de [Isla Hermosa] no terminan con la conversión de los nativos, sino que se extienden a la gran tierra de China, su vecino más cercano. Así como cuando asedia una ciudad y golpea sus muros, uno cava cada vez más las trincheras y así gana lentamente la tierra, así en la conquista espiritual de ese poderoso y encantado [encantado] tierra Dios está colocando las obras de asedio del evangelismo, acercándose poco a poco hasta que los muros de resistencia se estrellan contra el suelo ". 55

Los dominicos planeaban comenzar un seminario en Taiwán para jóvenes cristianos de China, Japón, Corea y las islas Ryukyu. Con una formación adecuada en escritura, lectura, canto, latín y teología moral, los jóvenes conversos se convertirían en clérigos nativos, misioneros en sus países de origen. 56 Era una época en la que los misioneros eran perseguidos, especialmente en Japón, y los dominicos sentían que los misioneros nativos eran "más capaces de esconderse y permanecer a cubierto". 57 Sentían que Taiwán era un lugar ideal para una escuela de este tipo: "Esta isla está tan cerca de [China y Japón] que los padres entregarán a sus hijos fácilmente, porque los tendrían casi en sus hogares y podrían visítelos de vez en cuando, trayendo consigo alguna mercadería para pagar su camino ". 58 Como primer paso, los dominicanos fundaron una sociedad de obras caritativas, la Cofradía de la Santa Misericordia. La Cofradía era, según un misionero, "lo único en estos lares que nos protege de la ira de Dios, para que no desate sobre nosotros su justicia por nuestros pecados, que no son ni pocos ni pequeños". 59 Si el propio seminario nunca abandonó las etapas de planificación, no fue por falta de ardor. Un misionero se enfermó y tuvo alucinaciones febriles sobre el seminario, gritando desde su lecho de enfermo: "Aquí, a través de esta pared, mientras los japoneses no están mirando, llevaremos a algunos niños al seminario. ¡Rápido! ¡No los dejes!" ¡ver!" 60

Aunque China y Japón fueron los destinos más prestigiosos, los dominicanos no descuidaron al propio Taiwán. La actividad misionera española en la isla, realizada casi en su totalidad por los dominicanos, fue notablemente intensa dado el tamaño de la colonia. En la expedición española inicial hubo casi tantos misioneros como en el Taiwán holandés en 1650, cuando la colonia holandesa había alcanzado el apogeo de su poder y prosperidad. El primer acto de los dominicanos fue fundar una iglesia "pequeña y humilde" en la isla de Jilong para ministrar a los españoles. Poco después construyeron también una iglesia en el Parián, o asentamiento chino. 61 También hicieron propuestas a los nativos que habían huido a las montañas. Aquí tuvieron un golpe de suerte. Encontraron a un cristiano japonés viviendo entre los aborígenes, probablemente en un pueblo llamado Caguiuanuan, en la Bahía de Santiago (Sandiaojiao). Una vez había vivido en Manila y tenía buenos recuerdos de los dominicanos. 62 Se había casado con una nativa. Cuando pidió el bautismo de sus dos hijas, los españoles utilizaron la ceremonia para fortalecer los lazos con los aborígenes. El líder militar de los españoles se convirtió en el padrino de los niños y ordenó que el evento se celebrara con cargas de artillería y saludos de fusilería. 63 La ceremonia dio a los misioneros una incursión en la vida aborigen. Los Taparri-Kimaurri habían permanecido escondidos en las montañas desde la llegada de los españoles, quienes los habían expulsado de su aldea y les habían quitado la comida y las casas. A través de su amigo japonés, los misioneros entregaron obsequios y prometieron restitución de 4.000 pesos por los daños causados ​​por los soldados españoles. Aunque solo se pagó una pequeña cantidad de la restitución, cientos de Taparri-Kimaurri vinieron de las montañas para establecerse en dos aldeas, una al este y otra al oeste.

Otros, sin embargo, permanecieron ocultos, aventurándose ocasionalmente para atacar a los españoles y sus aliados y socios comerciales. Por tanto, la relación entre españoles y aborígenes siguió siendo tensa. El comandante español exigió a los colonos que desearan visitar las aldeas de Formosa que obtuvieran un permiso especial, que solo otorgó a los grupos armados. 64 Al principio, ningún misionero vivía entre los aborígenes. En 1630, sin embargo, el padre dominicano Jacinto Esquivel llegó de Manila y pidió vivir en Taparri. El comandante dio su consentimiento y proporcionó algunos soldados para su defensa. Esquivel fundó una iglesia y comenzó a aprender Bacay, la lengua franca de los aborígenes. Al principio los Tappari sospecharon, especialmente porque Esquivel se negó a casarse. Sin embargo, terminaron por aceptarlo por las mismas razones por las que los aborígenes del sur de Taiwán habían invitado a los holandeses a vivir en sus aldeas: la presencia de un misionero traía seguridad. Mientras un sacerdote español viviera con ellos, estaban a salvo del poder militar español.

Aunque los dominicanos eran, como sus homólogos protestantes holandeses, dependientes de la autoridad militar, parecen haber tenido una actitud más ambivalente hacia la fuerza armada. 65 Su orden tenía una larga tradición de ponerse del lado indios contra la autoridad militar. 66 Este papel les valió el respeto de los aborígenes. Un líder de un pueblo llamado Lichoco, río arriba a lo largo del río Danshui (rama oriental), vio a Esquivel interceder ante el gobernador español para obtener la libertad de algunos prisioneros de Taparri. Al ser testigo de las acciones de Esquivel, según los informes, dijo: "¿Entonces este es un sacerdote? Bueno, si los otros jefes quieren uno, yo también quiero un sacerdote para mi pueblo". 67 Irónicamente, esto puede haber aumentado la percepción de una asociación entre los misioneros y las armas españolas: la presencia dentro de una aldea de un sacerdote y una iglesia se convirtió en un símbolo de que la aldea estaba bajo la protección de las armas españolas. Esa protección era muy útil, porque uno nunca sabía cuándo los enemigos podían parecer "cortar cabezas" [cortar cabessas]. Cualquier ataque tenía que ir seguido de una respuesta rápida, o la aldea de uno se consideraría débil y se convertiría en objetivo de otros ataques. Si uno no podía responder a sí mismo, buscaba aliados.

Entonces la gente de Taparri aceptó a Esquivel. De hecho, siempre que pensaba marcharse, aunque fuera temporalmente, para visitar, por ejemplo, la fortaleza española, sus anfitriones decían que si no volvía a pasar la noche huirían de nuevo a las montañas. 68 Esquivel permaneció el tiempo suficiente para asentar firmemente su iglesia y levantar una gran cruz frente al pueblo. Luego se dirigió a la gente Kimaurri estrechamente relacionada, fundando una iglesia en Kimaurri y negociando una paz entre los Kimaurri y los Taparri, que habían sido rivales. 69 A pesar de su éxito, Esquivel tenía dudas: "Los Taparri y Kimaurri son más inteligentes [resabiados] que los otros [aborígenes], pero no son tan buenos y sencillos ". 70 Decidió centrar sus esfuerzos en una región más prometedora: el área alrededor del fuerte español en Danshui.

Cuando los españoles construyeron su fuerte Danshui en 1628, la mayoría de los habitantes de la zona habían huido a un grupo de ocho o nueve pueblos conocidos como Senar. Un misionero lo siguió e incluso hizo los arreglos para fundar una iglesia allí, pero murió antes de que comenzara la construcción. Esquivel estaba decidido a continuar con este trabajo, pero cuando llegó a Senar encontró a los habitantes cautelosos. Decidieron preguntarle a un oráculo de aves si se le debería permitir a Esquivel construir la iglesia. Las versiones de esta ceremonia, en la que la respuesta a una pregunta se basaba en si un pájaro en particular cantaba su canción, eran comunes entre muchos austronesios de Formosa. 71 Según los anales dominicanos, Esquivel, por su parte, "se volvió a Dios con fervientes oraciones, ayunos y mortificaciones [disciplinas], "pidiendo que se resista al diablo y que la respuesta del pájaro sea favorable. 72 El pájaro llegó," casi aterrizando en la mano, como es habitual ", y dio su respuesta: Sí. 73 Esquivel comenzó a construir su iglesia.

Cuando la iglesia estuvo terminada, Esquivel y los otros dominicos realizaron una procesión. Aunque era bastante diferente de las ceremonias que los holandeses celebraban en el sur de Taiwán, también tenía la intención de transmitir una impresión de poder militar. La procesión marchó de Danshui a Senar, llevando una estatua de la Virgen María para la nueva iglesia. Cuando llegó, los soldados españoles bailaron con espadas, encendieron fuegos artificiales y celebraron un festín. Los habitantes del Senar correspondieron con comida y bebida y luego empezaron a bailar de una manera "que a nuestros ojos es muy vergonzosa. Cada vez que se dan la vuelta, de dos en dos, toman un trago de un pésimo vino que tienen y, sostenidos por esto". beber, seguir bailando durante seis u ocho horas, e incluso a veces días enteros, sin parar ". 74 En el suroeste de Formosa, estos bailes solían ser preludios de expediciones de caza de cabezas, y de hecho en esta ocasión los bailarines se volvieron audaces y desafiantes, denigrando a otros pueblos y diciendo "que ninguno era como el suyo, que tenía españoles, sacerdotes y una iglesia, mientras que el otros no lo hicieron ". 75 Los Senarios, como los habitantes de Tappari y Kimaurri, y como los aborígenes del sur de Taiwán, veían la presencia de los poderosos recién llegados como una señal de prestigio y seguridad.

Los misioneros usaron su popularidad para persuadir a la gente de Senar de que asistiera a misa. Según los anales dominicanos, los aldeanos disfrutaron especialmente escuchando cantar a los padres. Tan popular fueron la estatua y sus sacerdotes que cuando Esquivel dijo que la estatua de la Virgen debía ser devuelta a Danshui, los Senarios se opusieron. Esquivel insistió y organizó una procesión de regreso a la fortaleza española. Cuando la estatua llegó a Danshui, sin embargo, y el capitán español se enteró de lo mucho que les gustaba a los seminaristas, envió hombres para llevarla de regreso a Senar, para alivio de los habitantes de la aldea. En los meses siguientes, los dominicanos se ganaron el corazón de los líderes de la aldea y parecen haber ganado muchos conversos. 76 Finalmente, persuadieron a muchos seminaristas para que regresaran al pueblo que habían abandonado después de la llegada de los españoles. La estatua de la Virgen fue trasladada de Senar a una nueva iglesia en el antiguo pueblo, que los misioneros llamaron Rosario. 77 Después de su éxito en Senar, los dominicanos extendieron su misión a lo largo de la costa al oeste de Danshui y por el valle del río Danshui. Muchos pueblos estaban ansiosos por albergar sacerdotes, ya que simbolizaban la protección de un poderoso aliado.

Pero, como en el suroeste de Taiwán, los misioneros tenían que tener cuidado con las rivalidades entre aldeas. En muchos casos, no fueron lo suficientemente cautelosos. En 1633, por ejemplo, el jefe de Pantaos, un grupo de aldeas ubicadas al oeste de Senar, dijo a los misioneros que era hijo de un español que había llegado a Taiwán hace mucho tiempo. Dijo que su pueblo deseaba convertirse en cristiano y pidió que los misioneros vinieran a vivir a Pantaos. La solicitud fue probablemente un movimiento estratégico. Pantaos estaba en guerra con Senar y un sacerdote traería protección española. Un dominicano llamado Francisco Váez aceptó el desafío.Pidió a algunos jefes del Senar que lo acompañaran, esperando así hacer la paz entre los dos pueblos. Pero los caciques tenían otras ideas: no querían que el misionero ayudara a sus enemigos.

El día que la fiesta iba a partir hacia Pantaos, Váez se despertó solo al amanecer. No pudo encontrar rastro de los jefes. Cuando salió a llamarlos, lo emboscaron con flechas. Según los anales hagiográficos dominicanos, Váez se volvió hacia el principal instigador, y mientras las flechas volaban hacia él, tranquilamente le dijo: "Pila, vengo a enseñarte la ley de Dios, ¿y me matas?". Sus palabras no surtieron efecto: "Cerrando sus oídos como gente cruel y bárbara, [ellos] continuaron disparando flechas. El santo mártir cayó de rodillas y ofreció [a Jesús] su alma, su cuerpo traspasado y rodeado de tantas flechas que los soldados que llevaron su cuerpo a la fortaleza dijeron que eran más de quinientos ". Los seminaristas le cortaron la cabeza y las manos y se fueron a las montañas a celebrar. Según los anales dominicanos, no disfrutaron mucho de su celebración: "la tierra tembló con fuerza y ​​la cabeza del santo se puso a llorar copiosamente y sollozó tanto que, llenos de miedo, la arrojaron al río". 78

Tras el incidente, los habitantes de Senar huyeron. El reemplazo de Váez, un dominicano llamado Luis Muro, corrió una suerte similar. Muro persuadió a las autoridades militares españolas para que perdonaran a los seminaristas, pero muchos permanecieron ocultos. En 1636, un barco de ayuda procedente de Manila llegó tarde, el gobernador español envió un grupo de soldados a comprar arroz en el valle del río Danshui. Muro lo acompañó como traductor, pero esperaba aprovechar la oportunidad para encontrar a los seminaristas que permanecían ocultos y persuadirlos de que regresaran. En un momento, Muro se enteró de que algunos seminaristas se escondían cerca y decidió intentar visitarlos. Los seminaristas huyeron al verlo y, al no encontrarlos, regresó al campamento. Pero los seminaristas lo siguieron y comenzaron a prepararse para atacar, persuadiendo a los habitantes de las aldeas vecinas para que se unieran. Camuflados con tierra y hojas, los aborígenes lanzaron una emboscada y mataron a más de veinte españoles. Muro fue uno de ellos. Los anales dominicanos describen la muerte de Muro como ocurrida en la forma clásica de mártir: cayó de rodillas y se dirigió a sus atacantes, "aunque no se sabe lo que les dijo, ni ellos escucharon sus palabras, al verlo sentado allí, como blanco de sus flechas, le dispararon, sus flechas cayeron como lluvia, y una le atravesó el corazón, de modo que el santo cayó muerto al suelo ". 79 Le cortaron la cabeza, las manos y los pies y se fueron a celebrar su victoria.

A pesar de tales contratiempos, los misioneros progresaron. El punto culminante de su éxito coincidió con el punto culminante del poder militar español: el breve gobierno del gobernador Alonso García Romero (r. 1634 & # 821135). Romero asumió un papel activo, interviniendo militar y judicialmente en la vida aborigen. Estableció un pax hispanica en un área a lo largo de la costa entre las dos fortalezas y en gran parte del valle del río Danshui. Durante su gobierno, fue posible caminar solo de manera segura desde Danshui a Jilong, siguiendo un brazo del río Danshui. Los misioneros extendieron su influencia más de lo que se habían atrevido anteriormente. "Yo solo", escribió el misionero dominico Teodoro Quirós de la Madre de Dios, "bauticé en ocho días a 320 personas en el río Danshui, cuando tenían viruela en ese año [el año que gobernó García Romero], y en Santiago bauticé a 141 en cinco días. Entré solo en esos pueblos, sin ninguna amenaza de nuestros enemigos, ya que el miedo al gobernador los mantuvo alejados ". 80

El gobernador también se centró en la salvaje costa oriental de Taiwán. Aunque las aguas a lo largo de esta costa son impredecibles y peligrosas, los barcos de socorro de Manila las desafiaron para evitar las patrullas holandesas. A veces se vieron obligados a aterrizar para evitar tormentas. En 1632, un barco español que viajaba de Jilong a Manila desembarcó en la bahía de Ilan (宜蘭), no lejos de un grupo de pueblos conocidos como Cavalan. Los aldeanos atacaron, matando a ochenta personas: españoles, chinos y japoneses. 81 Aunque una pequeña fuerza de soldados españoles tomó represalias, quemando siete aldeas y matando a una docena de nativos, los aborígenes de Cavalan se mostraron desafiantes. A veces incluso atacaban pueblos cercanos a las fortalezas españolas, viniendo durante la época de la cosecha para "cortar cabezas". García Romero decidió entonces montar una gran expedición contra Cavalan. Conocemos pocos detalles, pero parece haber tenido éxito. Dejó a los "indios de Cavalan, que son los más numerosos, avanzados y valientes", tan tímidos que los dominicanos podrían aventurarse solos a hacer proselitismo entre ellos. 82 Un par de años después, la autoridad española en la zona todavía era fuerte, pues Teodoro Quirós de la Madre de Dios afirmó haber ido allí solo y haber bautizado a 186 niños en ocho días. 83

Estaba a punto de seguir adelante cuando recibió una angustiosa carta de Jilong: El nuevo gobernador general de Filipinas había decidido retirar las fuerzas españolas de Taiwán. "Después de eso", escribió más tarde el misionero, "todo empezó a desmoronarse". 84

Notas:

Nota 1: El español sustituyó a la palabra portuguesa Formosa la versión en español de la palabra, hermosa. Por lo tanto, Ilha Formosa se convirtió Isla Hermosa. espalda

Nota 2: Memoria enviada al Consejo de Indias por la Junta de Manila (Memoria enviada al Consejo de Indias persentada por la Junta de Manila), 26 de julio de 1586, AGI Filipinas, Patronato, 24, r. 66, 125 & # 821126 en José Eugenio Borao Mateo, ed., Españoles en Taiwán: Documentos, 2 vols. (Taipei: SMC, 2001 y # 82112), 1:16. espalda

Nota 3: Instrucciones dadas por el rey [Felipe II] al nuevo gobernador de Filipinas, Gómez Pérez Dasmariñas, 9 de agosto de 1589, AGI Filipinas, 339, L. 1, 368 & # 821189 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 1:16 y # 821117). espalda

Nota 4: Estas palabras son de Juan de la Concepción, en Historia general de Philipinas: Conquistas espirituales y temporales de estos españoles dominios, establecimientos, progreso y decadencias, 14 vols. (Manila: A. de la Rosa y Balagtas, 1788 & # 821192), 3: 320. Véase también Luis Pérez Dasmariñas, gobernador interino de Filipinas, a Felipe II, carta, Cavite, 8 de julio de 1596, AGI Filipinas, 18B, r. 6, n. 52, Bloque 1 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 1:18 y # 821120). espalda

Nota 5: Ver Juan de la Concepción, Historia general, 3: 320. Sobre los planes japoneses para invadir Taiwán, véase Iwao Seiichi, "Shiqi shiji Riben ren zhi Taiwan qinlue xingdong" 十七 世紀 日本人 之 臺灣 侵略 行動, Taiwán yanjiu congkan 臺灣 研究 叢刊 71 (1959): 1 y # 821123. espalda

Nota 6: Memorial de Luis Pérez Dasmariñas sobre la conquista de Isla Hermosa por Francisco Tello, gobernador general de Filipinas (Primer memorial sobre la conquista de la Isla Hermosa), sin fecha [1596 o 1597], AGI Filipinas, 18B, r. 6, n. 52, Bloque 2 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 21 y # 821123). espalda

Nota 7: Luis Pérez Dasmariñas, gobernador interino de Filipinas, a Felipe II, carta, Cavite, 8 de julio de 1596, AGI Filipinas, 18B, r. 6, n. 52, Bloque 1 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 18 y # 821120). espalda

Nota 8: Francisco Tello, gobernador general de Filipinas, al rey Felipe II, carta, Manila, 19 de mayo de 1597, AGI Filipinas, 18B, r. 7, n. 61 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 24 y # 821125). espalda

Nota 9: Uno aparentemente terminó en Penghu, según el Huangming shifa lu (皇 明 世 法 綠), citado en Ts'ao Yong-ho 曹永 和, Mingdai Taiwán yu ye zhilüe 明代 臺灣 漁業 志 略, en Ts'ao Yong-ho, Taiwán zaoqi lishi yanjiu 臺灣 早期 歷史 研究 (Taipei: Lianjing Press, 1979), 157 & # 8211254, esp. 160. Véase C. R. Boxer, El siglo cristiano en Japón, 1549 & # 82111650 (Berkeley: University of California Press, 1951), 298 & # 821199 ver también Richard Cocks, Diario guardado por el jefe de la fábrica inglesa en Japón: Diario de Richard Cocks, 1615 & # 82111622, ed. Instituto Historiográfico de la Universidad de Tokio, Nihon Kankei Kaigai Shiryo: Documentos históricos en lenguas extranjeras relativas a Japón (Tokio: Universidad de Tokio, 1980). espalda

Nota 10: Memoria acerca de la utilidad de la conquista de Isla Hermosa, Manila, 1619, APSR (Avila), Formosa, tomo 1, 371 & # 821177 (Borao, Españoles en Taiwán, 40 y # 821147). Martínez también argumentó que Formosa podría servir como una base desde la cual se podría vigilar a los enemigos de España para que la información pudiera transmitirse fácilmente entre Manila y China. espalda

Nota 11: Fray Miguel García Serrano, arzobispo de Manila, a Felipe IV, carta, Manila, 15 de agosto de 1624, AGI Filipinas, 32 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 57). espalda

Nota 12: Oficiales de la Real Hacienda a Felipe IV, carta, Manila, 10 de agosto de 1624, AGI Filipinas, 30 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 57). espalda

Nota 13: Fernando de Silva a Felipe IV, carta, 30 de julio de 1626, en Emma Helen Blair y James Alexander Robertson, eds, Las Islas Filipinas, 1493 & # 82111803, 55 vols. (Cleveland: A. H. Clark, 1902 y # 82119), 22:97 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 80 y # 821182). espalda

Nota 14: Como los funcionarios españoles temían que los soldados españoles no quisieran ir a Taiwán, les dijeron que el propósito de la expedición era castigar a los rebeldes en la provincia de Cagayán en el norte de Luzón. De hecho, la expedición hizo escala en Cagayán e hizo varias salidas contra los rebeldes, pero el 5 de mayo de 1626, los barcos partieron de Cagayán hacia Taiwán. espalda

Nota 15: Don Hernando de los Ríos Coronel a Felipe II, carta sobre la importancia de ocupar un puerto en Isla Hermosa, 27 de junio de 1597, AGI Filipinas, 18B (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 34 y # 821138). espalda

Nota 16: Véase Chang Pin-tsun, "Comercio marítimo chino: el caso de Fu-chien (Fukien) del siglo XVI" (Ph.D. diss., Universidad de Princeton, 1983), 266 & # 821167. espalda

Nota 17: Es posible que buscadores chinos o japoneses buscaran parte del oro, ya que Nakamura Takashi encuentra pruebas de buscadores japoneses durante el siglo XVI. Véase Nakamura Takashi 中 村 孝 志, "Shiqi shiji Helan ren zai Taiwan de tanjin shiye" 十七 世紀 荷蘭人 在 臺灣 的 探 金 事業, en Nakamura, Helan shidai Taiwán shi yanjiu shang juan 荷蘭 時代 臺灣 史 研究 上 卷 (Taipei: Daoxiang Press 稻 鄉 出版社, 1997), 165 & # 8211218, esp. 173. volver

Nota 18: Jacinto Esquivel escribió dos relatos importantes. His Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, agosto de 1633 (APSR [UST], Libros, tomo 49, fols. 306 & # 821116 [Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 162 & # 8211178]) probablemente estaba destinado a funcionarios seculares, mientras que su Memoria de lo perteneciente al estado de la nueva conversión de la Isla Hermosa (APSR [UST], Libros, tomo 49, fols. 317 & # 821124 [Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 179 & # 8211189] existe una versión casi idéntica en la APSR en Ávila, sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 355 & # 821161) estaba destinada a funcionarios religiosos. Para aumentar la confusión, el primero existe en varias versiones. La versión impresa en José María Alvarez, Formosa Geográfica e Históricamente Considerada, 2 vols. (Barcelona: Librería Católica Internacional, 1930), 2: 424 & # 821128, es más corta que la versión en los archivos dominicanos en Manila, pero contiene algunos datos que faltan en la versión más larga. En conjunto, los escritos de Esquivel forman una de las fuentes más ricas de la historia del Taiwán español. espalda

Nota 19: Esquivel escribe, "las madres matan a algunos de sus bebés enterrándolos vivos", una práctica que él atribuye a la pobreza. Memoria de lo perteneciente al estado vde la nueva conversión de la Isla Hermosa, APSR (UST), Libros, tomo 49, fols. 317 y # 821124, esp. fol. 317 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 179 y # 821189). espalda

Nota 20: Véase Esquivel, Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, agosto de 1633, APSR (UST), Libros, tomo 49, fols. 306 y # 821116, esp. fols. 307 y # 82118 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 162 y # 821178). Véase también Memoria de lo perteneciente al estado de la nueva conversión de la Isla Hermosa de Esquivel, APSR (UST), Libros, tomo 49, fols. 317 y # 821124, esp. fol. 318 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 179 y # 821189). espalda

Nota 21: Vraeghpoincten en antwoorden den inwoonder van Kimaurij, Theodore genaempt, voorgehouden en in manieren als volcht beantwoort, Zeelandia Dagregisters, vol. 2, E: 305 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 479). espalda

Nota 22: Ang Kaim compara a Bacay con el malayo, que también se desarrolló como lenguaje comercial. Vea su excelente artículo, "Jindai chuqi beibu Taiwan de shangye maoyi yu yuanzhumin" 近代 初期 北部 臺灣 的 商業 貿易 與 原住民, en Ang Kaim y Huang Fusan, eds., Taiwán shangye chuantong lunwenji 臺灣 商業 傳統 論文集 (Taipei: Academia Sinica, 1999), 45 & # 821180, esp. 72. volver

Nota 23: Vraeghpoincten en antwoorden den inwoonder van Kimaurij, Theodore genaempt, voorgehouden en in manieren als volcht beantwoort, Zeelandia Dagregisters, vol. 2, E: 305 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 479). espalda

Nota 24: A pesar de las similitudes en el idioma y las costumbres, a veces había enemistad entre los Taparri y Quimarri, ya que, como señala José María Alvarez, la hostilidad entre ellos era la razón por la que los españoles no podían aventurarse entre ellos sin un permiso especial ver Alvarez, Formosa, 2:58. espalda

Nota 25: Mi interpretación de este párrafo en el documento de Esquivel es bastante diferente de la traducción en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 166. volver

Nota 26: Vraeghpoincten en antwoorden den inwoonder van Kimaurij, Theodore genaempt, voorgehouden en in manieren als volcht beantwoort, Zeelandia Dagregisters, vol. 2, E: 305 (traducción de Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 479). espalda

Nota 27: Esquivel, Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, agosto de 1633, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 345 & # 821154, fol. 346. El término trajinar puede significar tanto llevar cosas de un lugar a otro como, más en general, moverse. espalda

Nota 28: Yu Yonghe 郁 永 河, "Bei hai ji you" 裨 海 紀 遊, "citado en Ang Kaim," Jindai chuqi beibu ", 67. volver

Nota 29: Don Fernando de Silva, gobernador de Filipinas, a Felipe IV, carta, Manila, 30 de julio de 1626, traducida a Blair y Robertson, Las Islas Filipinas, 22:97. Véase también Descriptie van het gene bij David Pessaert ende Vincent Romeijn en Camboya door eenige Spanjiaerden verstaen hebben wegen haer fort ende macht op het Eijlant Formosa als anders (Descripción de lo que David Pessaert y Vincent Romeijn escucharon en Camboya de algunos españoles sobre su fuerte y fuerzas en Formosa), Nagasaki, 10 de septiembre de 1627, VOC 1092: 404 & # 82116, fol. 406 (en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 89 y # 821193). espalda

Nota 30: Don Fernando de Silva, gobernador de Filipinas, a Felipe IV, carta, Manila, 30 de julio de 1626, traducida a Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22:98. La corrección de la omisión en la traducción de Blair y Robertson, Islas Filipinas, se logró por referencia a la transcripción de la carta que se imprimió en Álvarez, Formosa, 2: 415 y # 821118. Gracias a José Eugenio Borao Mateo por alertarme de la existencia de las diferentes versiones. espalda

Nota 31: Relación de la condición de las Islas Filipinas y otras regiones circundantes, en el año 1626, de Ventura del Arco MSS en Ayer Collection of Newberry Library, reimpreso en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 142. Véase también Don Fray Diego de Aduarte, Historia de la Provincia del Santo Rosario de la Orden de Predicadores en Filipinas, Japón y China, 2 vols. (1640 1693 Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1963), vol. 2, cap. 29, pág. 261. volver

Nota 32: Copia del acta de la toma de posesion de la Isla Hermosa, fuerza de San Salvador y poblaciones de los naturales, por el Sargento Mayor, Antonio Carreño de Valdés [Copia del Acta de Posesión de Isla Hermosa, la fortaleza de San Salvador, y los pueblos nativos por el Sargento Mayor Antonio Carreño de Valdés, Isla Hermosa), 16 de mayo de 1626, AGI Filipinas, 20 (en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 75 y # 821176). espalda

Nota 33: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 29, pág. 260. volver

Nota 34: Descriptie van het gene bij David Pessaert ende Vincent Romeijn en Camboya, Nagasaki, 10 de septiembre de 1627, VOC 1092: 404 & # 82116, fol. 405 (en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 89 y # 821193). espalda

Nota 35: Ver Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 46. ​​volver

Nota 36: Relación de la condición de las Islas Filipinas en el año 1626, de Ventura del Arco MSS en Ayer Collection of Newberry Library, reimpreso en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 143. espalda

Nota 37: Esta información debe usarse con cuidado, es de un documento holandés que se basó en entrevistas con españoles en Camboya (Descriptie van het gene bij David Pessaert ende Vincent Romeijn in Cambodia, Nagasaki, 10 de septiembre de 1627, VOC 1092: 404 & # 82116, fol .404 en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 89 y # 821193). Aunque el documento parece correcto en la mayoría de los detalles, las cifras que da (250 españoles muertos) pueden ser exageradas. Sin embargo, es un contrapunto útil para algunos documentos españoles de la misma época, que parecen pintar la colonia de Formosa en tonos demasiado rosados. Cf. Relación de la condición de las Islas Filipinas en el año 1626, de Ventura del Arco MSS en Ayer Collection of Newberry Library, reimpreso en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 141 y # 821145. espalda

Nota 38: Descriptie van het gene bij David Pessaert ende Vincent Romeijn en Camboya, Nagasaki, 10 de septiembre de 1627, VOC 1092: 404 & # 82116, fol. 404 (en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 89 y # 821193). espalda

Nota 39: Relación de la condición de las Islas Filipinas en el año 1626, de Ventura del Arco MSS en Ayer Collection of Newberry Library, reimpreso en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 143. espalda

Nota 40: Relación de 1627 & # 82111628, en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 181 y # 8211212, esp. 185. volver

Nota 41: Relación de 1627 & # 82111628, en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 181 y # 8211212, esp. 186. volver

Nota 42: Relación de 1627 & # 82111628, en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 181 y # 8211212, esp. 186. Una sinopsis de otra relación de 1627 & # 821128 indica que la expedición de socorro no castigó a los nativos, sino a los chinos: "Su guarnición pudo castigar a los chinos que habían matado a dos capitanes, con veinticinco o treinta españoles" ("Acontecimientos en Islas Filipinas desde agosto de 1627 hasta junio de 1628 "en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 212 & # 821116, esp. 214). espalda

Nota 43: Esquivel, Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, agosto de 1633, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 345 & # 821154, fols. 346 y # 821147 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 162 y # 821178). espalda

Nota 44: Relación de 1627 y # 821128, en Blair y Robertson, Islas Filipinas, 22: 200. espalda

Nota 45: Instrucción que han de guardar los alféreces D. Juan de Aréchaga y Bernardino de Riveros y León Vullafaña, que van al presidio de Isla Hermosa, 1628, AGI Filipinas 30, N.11 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 117 y # 821125). espalda

Nota 46: Don Juan Nino de Tavora, gobernador de Jilong en Isla Hermosa, al rey Felipe IV, Manila, carta, 4 de agosto de 1630, AGI Filipinas, 8, r. 1, N. 10 y Don Juan Nino de Tavora, gobernador de Jilong en Isla Hermosa, a Felipe IV, carta, Manila, 27 de noviembre de 1630, AGI Filipinas, 8, r. 1, N. 12, Imagen 2. La traducción al inglés de la segunda carta (la del 27 de noviembre de 1630) en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, afirma que los españoles lograron obtener licencias comerciales, pero la versión española de la carta indica claramente que las licencias estaban en negociación y aún no se habían otorgado (ver Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 145). Sobre el alcance del comercio con Jilong, véase también Dagregisters de Zeelandia, vol. 1, B: 586, que cuenta el viaje del hijo de Li Dan a Jilong y sus observaciones sobre el comercio chino allí. espalda

Nota 47: Véase Ang Kaim, "Jindai chuqi beibu", 61. Su fuente es Esquivel, Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, 1632, APSR (UST) Libros, tomo 49, fols. 306 y # 8211316, fol. 310 (también encontrado en Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 168, pero tenga cuidado con el error en la traducción al inglés, que dice que solo se vendieron 1,000 picols de azufre).

Nota 48: Véase Ang Kaim, "Jindai chuqi beibu", 62. volver

Nota 49: Pedro Palomino, gobernador de Jilong, al gobernador general de Filipinas, carta, 8 de octubre de 1638, AGI, Escribanía de Cámara, 409-B, fols. 90 & # 821193 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 288 y # 821192). espalda

Nota 50: Esquivel, Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, agosto de 1633, APSR [UST], Libros, tomo 49, fols. 306 y # 821116, fol. 315 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 162 y # 821178). espalda

Nota 51: Las misiones de socorro de Manila generalmente llegaban en marzo y agosto. espalda

Nota 52: Don Juan Nino de Tavora, gobernador de Jilong en Isla Hermosa, al rey Felipe IV, carta, Cavite, 1 de agosto de 1629, AGI Filipinas, 21, r. 3, n. 14 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 137 y # 821138). espalda

Nota 53: Don Juan Nino de Tavora, gobernador de Jilong en Isla Hermosa, al rey Felipe IV, carta, Cavite, 1 de agosto de 1629, AGI Filipinas, 21, r. 3, n. 14 (Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 137 y # 821138). Esta carta también menciona el descubrimiento de una bahía grande y profunda en el sur de Formosa, cuyos habitantes eran "más dóciles [tratable] que cualquiera que hayamos encontrado hasta ahora ". El gobernador general sugirió que esta área podría agregarse a las posesiones del rey. Felipe IV respondió que el gobernador general debería intentar hacer las paces con estas personas, pero parece que no se tomaron más acciones Decreto del rey Felipe IV dirigido a don Juan Niño de Tavora, gobernador de Jilong en Isla Hermosa, 4 de diciembre de 1630, AGI Filipinas 329, L.3, Imagen 328 (cf. Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 146). espalda

Nota 54: Una lista de quienes utilizaron Formosa como trampolín hacia China y Japón se puede encontrar en "Fundación y Restauración de la Misión Católica en Formosa", Campo misional: Órgano de los misioneros de la provincia, [Manila], 2 (8) [1959]: 876 & # 821195, esp. 887, copia del cual reposa en APSR (Ávila), Sección Formosa. espalda

Nota 55: P. Diego Aduarte, O.P., Memoria de cosas pertenecientes a isla Hermosa, Manila, 24 de noviembre de 1632, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 340 & # 821144, fol. 341. volver

Nota 56: Véase el apéndice anónimo (probablemente de Jacinto Esquivel) de Esquivel, Memoria de lo perteneciente al estado de la nueva conversión de la Isla Hermosa, Formosa, 1633, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8, fols. 362 y # 821164, fol. 362. Ver también Proyecto de fundación de escuela y seminario en Formosa para niños chinos y japoneses, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 3 (cf. Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 199 y # 8211203). espalda

Nota 57: Apéndice anónimo (probablemente de Jacinto Esquivel) a Esquival, Memoria de lo perteneciente al estado de la nueva conversión de la Isla Hermosa, Formosa, 1633, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8, fols. 362 y # 821164, fol. 362. volver

Nota 58: Apéndice a la carta del P. Teodoro de la Madre de Dios al prior de los dominicos de Manila, 4 de octubre de 1639 [el apéndice no tiene fecha], reimpreso en Álvarez, Formosa, 2: 431 & # 8211432, esp. 431. volver

Nota 59: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 46, pág. 424. volver

Nota 60: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 46, pág. 425.

Nota 61: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 29, pág. 260. volver

Nota 62: Existe cierto desacuerdo en las fuentes sobre si el hombre era japonés o chino. Lo más probable es que fuera japonés, ya que tanto Aduarte como Esquivel, que en realidad fueron a Formosa, así lo dicen (nótese que supongo que el hombre al que Aduarte se refiere como el enlace inicial entre españoles e indígenas es el mismo hombre que Esquivel dice que tenía estado viviendo en Caguiuanuan durante unos 40 años). Ver Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 29 y apéndice anónimo (probablemente de Jacinto Esquivel) a Esquivel, Memoria de lo perteneciente al estado de la nueva conversión de la Isla Hermosa, Formosa, 1633, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 345 & # 821154 ( cf. Álvarez, Formosa, 2:57). espalda

Nota 63: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 29, pág. 261. volver

Nota 64: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 46, pág. 418. volver

Nota 65: Véase Leonard Blussé, "Los misioneros protestantes holandeses como protagonistas de la expansión territorial de la VOC en Formosa", en Conversión, competencia y conflicto: ensayos sobre el papel de la religión en Asia, ed. Dick Kooiman, Otto van den Muizenberg y Peter van der Veer (Amsterdam: Free University Press, 1984), 155 & # 821184 y Leonard Blussé, "Retribution and Remorse: The Interaction between the Administration and the Protestant Mission in Early Colonial Formosa", en Después del colonialismo: historias imperiales y desplazamientos poscoloniales, ed. Gyan Prakash (Princeton: Princeton University Press, 1995) 153 & # 821182. espalda

Nota 66: Ver Bartolomé de las Casas, La devastación de las Indias: un breve relato, trans. Herma Briffault (Baltimore: Johns Hopkins University Press, 1992) y Lewis Hanke, La lucha española por la justicia en la conquista de América (Filadelfia: University of Pennsylvania Press, 1949). espalda

Nota 67: Esquivel, Memoria de lo perteneciente al estado de la nueva conversión de la Isla Hermosa, Formosa, 1633, APSR (Avila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 345 & # 821154, fol. 356 (cf. Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 180 y # 821189). espalda

Nota 68: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 46, pág. 418. volver

Nota 69: Esquivel, Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, agosto de 1633, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 345 & # 821154, fol. 346 (cf. Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 162 y # 821178). espalda

Nota 70: Esquivel, Memoria de lo perteneciente al estado de la nueva conversión de la Isla Hermosa, Formosa, 1633, APSR (Avila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 355 & # 821161, fol. 357 (cf. Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 180 y # 821189). espalda

Nota 71: El misionero holandés Georgius Candidius menciona esta costumbre en su descripción de los pueblos del suroeste de Taiwán: "Discurso y narrativa breve de la isla Formosa", Familie-archief Huydecoper, en Rijksarchief Utrecht, R 67, nr. 621 reimpreso en traducción en William M. Campbell, Formosa bajo los holandeses: descrita de fuentes contemporáneas (Londres: Kegan Paul, Trench, Trubner, 1903), 14 & # 821115. espalda

Nota 72: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 46, pág. 421. volver

Nota 73: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 46, pág. 421. volver

Nota 74: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 35, pág. 309. volver

Nota 75: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 35, pág. 309. volver

Nota 76: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 35, pág. 310. volver

Nota 77: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 35, pág. 311. volver

Nota 78: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 47, pág. 431. volver

Nota 79: Aduarte, Historia de la Provincia, vol. 2, cap. 55, pág. 507 y # 82119. espalda

Nota 80: Carta-relación de Fr. Teodoro Quirós de la Madre de Dios sobre la perdida de Isla Hermosa, Binondo, 26 de julio de 1643, en Álvarez, Formosa, 2: 432 & # 821138, esp. 436 (ver también Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 453 y # 821162). espalda

Nota 81: Esquivel, Memoria de las cosas pertenecientes al estado de la Isla Hermosa, agosto de 1633, APSR (Ávila), sección Formosa, tomo 1, cuadernillo 8: 345 & # 821154, fols. 345 y # 821146 (cf. Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 162 y # 821178). El hecho ocurrió cerca de una ensenada que los españoles llamaron Santa Catalina y una bahía que llamaron San Lorenzo (probablemente la actual Suao), atrás

Nota 82: Carta-relación de Fr. Teodoro Quirós de la Madre de Dios sobre la perdida de Isla Hermosa, Binondo, 26 de julio de 1643, en Álvarez, Formosa, 2: 432 & # 821138, esp. 436 (ver también Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 453 y # 821162). espalda

Nota 83: La cronología es difícil de determinar a partir de la carta de Quirós, lo que hace que parezca que recibió la carta en 1635, o "un poco después" de la expedición (Carta-relación del P. Teodoro Quirós de la Madre de Dios sobre la perdida de Isla Hermosa, Binondo, 26 de julio de 1643, en Álvarez, Formosa, 2: 432 & # 821138, esp. 436 véase también Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 453 y # 821162). Sabemos, sin embargo, que la decisión de retirar las fuerzas españolas no se tomó hasta 1637. Álvarez escribe que la carta fue recibida "hacia 1638 o 1639" (Álvarez, Formosa, 2:73). espalda

Nota 84: Carta-relación de Fr. Teodoro Quirós de la Madre de Dios sobre la perdida de Isla Hermosa, Binondo, 26 de julio de 1643, en Álvarez, Formosa, 2: 432 & # 821138, esp. 436 (ver también Borao Mateo, Españoles en Taiwán, 453 y # 821162). espalda


CONCLUSIÓN

El acuerdo de paz ha suscitado reacciones diversas. La opinión en India, incluso en la izquierda, ha sido favorable. Algunos también lo han visto como un triunfo en política exterior para el primer ministro Rajiv Gandhi, reafirmando el papel de India como potencia regional, salvaguardando la seguridad de India y manifestando ideales humanitarios. Ha sido criticado por algunos de los oponentes políticos de Gandhi, pero esto se ha limitado a especulaciones de que representa una solución apresurada y simple a un problema muy complejo y que podría fallar como, por ejemplo, el Acuerdo de Punjab.

En Sri Lanka, una parte de la mayoría cingalés, incluida Sirima Bandaranaike, lo ve como una rendición básica a los tamiles de Sri Lanka sobre la cuestión de la región tamil y a la India sobre el uso de Trincomalee y otros puertos. El Acuerdo ha despertado los temores tradicionales cingaleses de dominación por la India, específicamente el sur de la India. Se ha argumentado que la soberanía y la independencia de Sri Lanka se han visto seriamente erosionadas. Sin embargo, otras secciones de Sinhalese acogen con satisfacción el Acuerdo como la única alternativa a la guerra y la miseria continuas para el pueblo de Sri Lanka.

La reacción de los tamiles de Sri Lanka al Acuerdo ha sido mixta. La mayoría de los tamiles —campesinos, pescadores, trabajadores, comerciantes y clases medias— acogieron con satisfacción el cese del conflicto, el fin de la violencia y la oportunidad de volver a dedicarse a sus actividades habituales. Pero entre la mayoría de ellos existe el sentimiento, expresado por el momento solo por los grupos militantes, de que las aspiraciones del pueblo tamil no se van a cumplir plenamente. Su sueño de un estado separado se basa en la realidad viable que estaban dispuestos a aceptar, una estructura política federal, que tampoco se logrará. También hay dudas sobre hasta qué punto la India ahora abogará por las necesidades y aspiraciones de los tamiles.

A pesar de todas las objeciones, el Acuerdo establece un marco dentro del cual los ciudadanos de Sri Lanka pueden elaborar una estructura política basada en la autonomía regional, también permite que este proceso se trabaje en el curso de negociaciones pacíficas.

Al tiempo que satisface estas necesidades, el Acuerdo también ha restablecido las relaciones entre Indo y Sri Lanka. Sri Lanka ha tenido que reconocer que sus relaciones exteriores deben llevarse a cabo de tal manera que no representen una amenaza para su vecino mucho más poderoso. En realidad, muchos países pequeños se enfrentan a esto, pero es una realidad que Sri Lanka ha intentado ignorar durante los últimos diez años.

La reestructuración de las relaciones políticas ha sido seguida muy rápidamente por acciones también en la esfera económica. Se ha creado una Comisión Económica conjunta para facilitar el comercio entre los dos países y promover la inversión india en Sri Lanka. También se habla de un esfuerzo de comercialización conjunta en el té y otros productos primarios. Estos desarrollos pueden considerarse deseables entre dos países muy próximos, pero también pueden interpretarse como los frutos económicos de la participación política.

Si bien los partidos de izquierda tanto en India como en Sri Lanka han apoyado la iniciativa de paz, y con algunas reservas han acogido con satisfacción el Acuerdo, sigue habiendo oposición al Acuerdo y especialmente a la presencia de alrededor de 20.000 tropas indias en las partes norte y este de Sri Lanka. importante e incluye varios partidos políticos, incluido el principal partido de la oposición, el SLFP, dirigido por Sirima Bandaranaike. También ha surgido una seria oposición del proscrito JVP (Frente de Liberación de los Pueblos), un movimiento militante populista con su base social entre la descontenta "pequeña burguesía" cingalés, que utiliza la táctica de matar a partidarios del gobierno como método para desestabilizar al gobierno. Como en el norte, varias décadas de reformas democráticas, asistencialismo y acceso a la educación secundaria han generado expectativas entre los jóvenes que la economía no ha podido cumplir. Número de jóvenes, tanto en el norte como en el sur, que no pueden ingresar a las universidades u obtener un empleo adecuado. así, han sido fácilmente desviados hacia acciones armadas destructivas basadas en gritos de guerra chovinistas, inspirados en lo que recientemente se ha llamado 'etno-populismo' [Siriwardena y Coomaraswamy 1987].

También han aparecido nuevas ideologías del chovinismo cingalés entre la intelectualidad cingalés, utilizando métodos que recuerdan ominosamente a Goebbels y el senador McCarthy, han fomentado una caza de brujas y difamaciones contra liberales, izquierdistas, activistas de derechos civiles y grupos religiosos que se han pronunciado y escrito contra el chovinismo. y han apoyado los esfuerzos por la paz. También se han hecho amenazas anónimas de violencia contra quienes apoyan el Acuerdo y contra los parlamentarios que en noviembre de 1987 votaron (con una mayoría de 2: 1) el proyecto de ley de los consejos provinciales que otorga autonomía regional a las provincias de Sri Lanka. con un consejo provincial para las provincias del Norte y del Este, sujeto a referéndum al cabo de un año.

Hace treinta años (en 1958) cuando se acordaron medidas de autonomía regional entre el gobierno de S.W.R.D.Bandaranaike y los líderes políticos tamiles, la propuesta fue echada a pique por los chovinistas cingaleses. Los intentos del posterior gobierno de la UNP para resolver el problema fueron a su vez saboteados efectivamente por el SLFP en la oposición. Así, los dos partidos principales han utilizado en los últimos años el tema para intentar llegar al poder, jugando cínicamente con los temores de los cingaleses.

La historia, por lo tanto, se ha seguido repitiendo con trágicas consecuencias para toda la población y los sucesivos gobiernos de Sri Lanka no se dieron cuenta del peligro de que la cuestión étnica, si se agravaba, no solo pudiera socavar todo el proceso democrático, sino también resultar en la intervención de la India. Hoy en día, la presencia de tropas indias y el mero hecho de la intervención india están obviamente destinadas a detener la reacción entre los habitantes de Sri Lanka de todos los grupos étnicos. Pero, en el análisis final, no se puede negar que la situación actual es una consecuencia del fracaso de los propios habitantes de Sri Lanka para resolver sus propios problemas. Aquí radica la verdadera lección de la historia reciente de Sri Lanka. Porque, como advirtió una declaración de bienvenida al acuerdo de paz, firmada por 30 académicos liberales y de izquierda de Sri Lanka y activistas de derechos humanos, "debemos ser conscientes de que una incapacidad continua para ser sensibles y resolver los problemas en nuestra propia sociedad podría convertirse en una debilidad fatal a la existencia de Sri Lanka como nación libre e independiente "<8>.


Noahpinion

Hace poco empecé a plantearme una cuestión histórica: ¿Por qué Europa perdió las Cruzadas? La sabiduría convencional, al menos como siempre la he entendido, es que Europa era simplemente más débil y menos avanzada que las potencias islámicas del Medio Oriente que defendían Tierra Santa. Las películas sobre las Cruzadas tienden a presentar a los ejércitos islámicos desplegando armas temibles: trabuquetes titánicos o incluso pólvora.Esto es consistente con la amplia narrativa histórica de una civilización "reversión de fortunas" - la noción de que la civilización islámica estaba mucho más avanzada que Europa en la Edad Media. Además, está el hecho obvio de que Oriente Medio está bastante lejos de Francia, Alemania e Inglaterra, lo que lleva a la sospecha obvia de que Oriente Medio estaba demasiado lejos para la proyección del poder medieval.

De todos modos, decidí responder a esta pregunta por. leyendo cosas sobre las Cruzadas. Leí todas las páginas de Wikipedia de las diversas cruzadas y luego leí un libro: "Las cruzadas: la historia autoritaria de la guerra por Tierra Santa" de Thomas Asbridge. Dado que incluso estas historias básicas contienen toneladas de incertidumbre, nunca sabremos realmente por qué las Cruzadas resultaron como lo hicieron. Pero después de leer un poco, aquí están mis opiniones sobre las principales explicaciones de los candidatos sobre por qué Europa finalmente perdió.


Explicación 1: Inferioridad tecnológica

Para mi sorpresa, esto probablemente no fue un gran problema. De las películas y de la lectura de la historia de los mongoles (los mongoles contrataron a muchos habitantes del Medio Oriente para mejorar su tecnología de asedio en la década de 1200), había pensado que los ejércitos de los turcos selyúcidas y otras potencias del Medio Oriente estarían muy por delante de los de la Europa cristiana. . Pero aparentemente eran casi iguales. Los cruzados construyeron una torre de asedio modular genial durante el asedio de Jerusalén en la Primera Cruzada, lo que les permitió mover rápidamente su torre al otro lado de la ciudad donde las defensas no estaban listas para ellos. Además, durante el asedio de Acre en la Tercera Cruzada, fueron los cruzados bajo Ricardo Corazón de León quienes construyeron catapultas de tamaño sin precedentes, no Saladino. Además, las catapultas se usaban principalmente para arrojar cosas a las ciudades, no para derribar las murallas de la ciudad; solo con la invención del cañón las grandes murallas medievales se volvieron obsoletas.

En cuanto a la pólvora, probablemente se desplegó muy tarde en las Cruzadas, después de que los mongoles ya la hubieran usado contra los ejércitos europeos en su abortada invasión de Europa del Este.

La civilización musulmana probablemente era tecnológicamente superior a la Europa cristiana en el momento de las Cruzadas, pero las diferencias no estaban ni cerca de los enormes tipos de disparidades que se abrieron en el mundo después de la Revolución Industrial. El Medio Oriente tenía una mejor medicina, pero la medicina simplemente no era tan buena en ningún lado. El Medio Oriente también tenía algunas cosas como velas latinas, que les permitían navegar por el Océano Índico, pero sus barcos no eran lo suficientemente grandes como para crear un comercio marítimo realmente enorme con lugares como China.

Militarmente, los habitantes del Medio Oriente tenían una tecnología importante de la que carecían los ejércitos europeos: los arqueros a caballo. No tengo idea de por qué los europeos no usaban arqueros a caballo, pero esta falta parecía ponerlos en una desventaja constante en relación con los ejércitos de Asia Central en la Edad Media. Los mongoles, especialmente, utilizaron el tiro con arco de caballos a gran escala para atropellar a todos los ejércitos que lucharon contra ellos en el campo, incluidos los ejércitos europeos. En las Cruzadas, las constantes escaramuzas de los arqueros a caballo turcos a menudo mantenían a los ejércitos europeos a la defensiva en batallas abiertas.

Pero por alguna razón, los turcos selyúcidas y otros ejércitos musulmanes simplemente no parecen haber usado el tiro con arco a caballo con tanta decisión como lo hacían los mongoles. A pesar de ser superados en número y a menudo enfrentados a arqueros a caballo, los ejércitos cruzados ganaron una buena cantidad de batallas. En la Tercera Cruzada, Ricardo Corazón de León venció a Saladino cada vez que lucharon. En la Primera Cruzada y después, los ejércitos cruzados ganaron varias batallas campales. Tal vez los mongoles habían perfeccionado el arte de la guerra de arqueros a caballo de una manera que otros no lo habían hecho; después de todo, también lograron derrotar constantemente a todos sus enemigos de Asia central, incluidos los ejércitos turcos, en la guerra de tiro con arco a caballo.

De todos modos, no parece que los musulmanes del Medio Oriente pisotearan a los cruzados usando tecnología superior.


Explicación 2: División política

Los cruzados europeos y los gobernantes de los Estados cruzados estaban ciertamente divididos políticamente. Hubo tensiones entre los cruzados y los bizantinos, a través de cuyo territorio viajaban a menudo para llegar al Medio Oriente; de ​​hecho, esto finalmente llevó a los cruzados a saquear la capital bizantina y acabar con el poder de ese imperio. Hubo una clara falta de coordinación entre los líderes cruzados en la mayoría de las principales cruzadas. Los Estados cruzados estaban plagados de disputas de secesión y puñaladas por la espalda. Las rivalidades entre los reyes cruzados en la Tercera Cruzada fueron una de las principales razones por las que finalmente abandonaron esa Cruzada para regresar a Europa y luchar entre ellos.

Obviamente, esto tuvo un efecto muy deletéreo en la efectividad de Crusader. Pero en realidad, el mundo musulmán estaba tan dividido como el cristiano, lo que debilitó drásticamente la resistencia musulmana a las Cruzadas. La división abasí-fatimí probablemente permitió que la Primera Cruzada se apoderara de Jerusalén en primer lugar, porque Jerusalén estaba en el límite entre los territorios de esas dos potencias musulmanas rivales. Los principales líderes contrarios a la Cruzada, Nur ad-Din y Saladin, dedicaron gran parte de su tiempo, esfuerzo y recursos a someter a la Siria musulmana y / o al Irak musulmán en lugar de luchar contra los cruzados. Saladino llegó al poder derrocando a los fatimíes en Egipto y rebelándose contra sus señores Zangid en Siria. En general, los musulmanes del Medio Oriente parecían dedicar solo un esfuerzo esporádico y ocasional a echar a los cruzados del Levante, y mucho más tiempo luchando entre sí.

Así que la división política probablemente fue un lavado aquí.


Explicación 3: Distancia geográfica

Sin duda, este es un factor importante. Los mongoles podían galopar fácilmente por las llanuras de Asia Central con sus rebaños de animales, pero la mayoría de los ejércitos medievales estaban limitados por el transporte caro, los barcos de mierda y la fragmentación política de los territorios intermedios. Hay un largo camino desde el norte de Francia hasta Israel. Los cruzados tuvieron que pedir ayuda a los bizantinos (con quienes a menudo luchaban) o comprar barcos de las ciudades-estado italianas. La historia de las Cruzadas está llena de episodios en los que las expediciones de las Cruzadas terminaron luchando contra los lugareños en el camino, o fueron emboscadas, o sufrieron deserciones o sus líderes murieron accidentalmente. Es más, incluso después de que la Primera Cruzada tuvo éxito y estableció los Estados cruzados, solo pudieron recibir un goteo intermitente de refuerzos europeos. Como resultado, fueron crónicamente superados en número por sus vecinos musulmanes por enormes márgenes.

Los europeos fueron mucho más eficaces a la hora de expulsar a los musulmanes de España, donde tenían la ventaja de la proximidad. De hecho, tanto los Estados cruzados como el destino de la España musulmana muestran cómo la geografía condujo a una frontera duradera, aunque porosa, entre Europa y Oriente Medio.

Así que la distancia geográfica tiene que ser un factor. En la Edad Media, a menos que fueras un señor de la guerra de Asia Central con un ejército montado, simplemente no podías conquistar una gran franja de territorio, porque era muy difícil llevar tu ejército del punto A al punto B.

Pero después de leer la historia de las Cruzadas, estoy razonablemente convencido de que la geografía fue solo la segunda razón más importante por la que Europa finalmente perdió.


Mi explicación: falta de motivación

Cuando nosotros, la gente moderna, pensamos en la guerra, tendemos a pensar en conflictos enormes, dramáticos y hasta el final, como las guerras mundiales. Pensamos en FDR diciendo "El pueblo estadounidense con su justo poder vencerá hasta la victoria absoluta", o en los ejércitos franceses y alemanes muriendo por millones en las trincheras. Pero creo que durante la mayoría de las guerras de la historia, la pregunta de "por qué luchamos" fue mucho más difícil de responder y estaba sujeta a cambios constantes.

En las Cruzadas, esto se ilustra más claramente en la Tercera Cruzada. Ricardo Corazón de León derrotó cómodamente al principal líder musulmán, Saladino, en una serie de batallas y asedios. Avanzó con su ejército a una corta distancia de Jerusalén, y luego se retiró sin tomar la ciudad. Trató de convencer al ejército de que atacara a Egipto, pero las tropas no estaban interesadas en eso. Gran parte de su ejército desertó y todos lo ridiculizaron, por lo que reunió otro ejército y nuevamente avanzó cerca de Jerusalén. El ejército de Saladino básicamente se escapó, y Saladino se estaba preparando para entregar la ciudad. Pero nuevamente, Richard renunció. Hizo un trato con Saladino y regresó a Europa para luchar contra otros europeos.

Esta falta de voluntad para luchar también se puso de manifiesto en las últimas Cruzadas. Los Cuarto Cruzados decidieron que preferían atacar a los bizantinos que a los musulmanes. El entusiasmo por las Cruzadas disminuyó constantemente después de las dos primeras, lo que llevó a ejércitos europeos cada vez más pequeños. Los Estados cruzados lucharon por defenderse, pero los ejércitos europeos parecían mucho más evasivos.

¿Por qué los europeos procesaron la mayoría de las Cruzadas de una manera tan deslucida? Asbridge sugiere que después de las dos primeras Cruzadas, Europa comenzó a pasar de una sociedad profundamente religiosa a una más preocupada por la política mundana. Todavía había manifestaciones espontáneas de fervor de cruzada impulsadas por la religión de la población en general, por ejemplo, la Cruzada de los Niños, pero su entusiasmo generalmente no fue igualado por militares experimentados. Solo la Primera Cruzada parece haber sido el resultado de una efusión masiva de devoción religiosa entre personas que realmente sabían cómo librar guerras y liderar ejércitos.

Mientras que la Primera Cruzada fue dirigida por señores de la guerra experimentados que parecían creer genuinamente que la cruzada borraría sus pecados, las Cruzadas posteriores fueron dirigidas principalmente por reyes y otros nobles cuyo objetivo principal parece haber sido construir su prestigio en Europa. Ricardo Corazón de León era un líder militar súper eficaz, pero los lugares que realmente le interesaba conquistar y gobernar eran Inglaterra y Francia.

También sospecho que los territorios que los fanáticos religiosos querían tomar, especialmente Jerusalén, simplemente no eran tan valiosos económicamente. Acre, Tiro y otros puertos levantinos eran valiosos debido al comercio, pero Jerusalén era básicamente un premio simbólico rodeado de tierras de cultivo de mierda. Es importante recordar que casi todos en la Edad Media, y ciertamente todos los países, eran desesperadamente pobres y con frecuencia al borde de la inanición (a excepción de la China Sung, que estaba disfrutando de una edad de oro). Por lo tanto, toda guerra tenía que tener una dimensión económica además de política: simplemente no había recursos excedentes para el conflicto ideológico.

Mi corazonada de que Jerusalén era económicamente inútil proviene de los detalles de las mismas Cruzadas. Los líderes musulmanes evitaron constantemente conquistar el reino cristiano de Jerusalén, y por lo general concentraron sus esfuerzos en Siria, Egipto o Mesopotamia. Ricardo Corazón de León intentó que sus tropas pasaran por alto Jerusalén y atacaran a Egipto, lo que tiene sentido económico, porque Egipto tenía grandes tierras de cultivo a orillas del río y valiosos puertos. En la Quinta Cruzada, los líderes musulmanes egipcios se ofrecieron a dar Jerusalén a los cruzados para que dejaran en paz a los musulmanes, los cruzados dijeron que no (y terminaron perdiendo en el campo de batalla). En la Sexta Cruzada, el líder musulmán en realidad hizo simplemente entregue Jerusalén a los cruzados (la perdieron de nuevo más tarde). Las tropas de ambos lados del conflicto parecen haber estado fuertemente motivadas por la religión y querían Jerusalén, pero los líderes pensaban en términos económicos y tendían a no preocuparse por el supuesto objetivo principal.

Así que creo que aunque la geografía fue un obstáculo difícil, si realmente hubiera habido un punto a largo plazo para las Cruzadas, los europeos habrían hecho un esfuerzo mayor después de la Primera Cruzada. Puede que no hubieran retenido a Jerusalén para siempre, pero hubieran tenido una mejor actuación que la que tuvieron.


La verdadera lección de las cruzadas

De hecho, a pesar de la increíble riqueza del mundo moderno, creo que la pregunta de "¿Por qué estamos luchando en esta guerra?" todavía importa de manera crucial. En Vietnam, Estados Unidos derrotó al Viet Cong de manera decisiva y podría haber pisoteado fácilmente cualquier fuerza que Vietnam del Norte nos arrojara, pero nosotros (sabiamente) decidimos que no había nada por lo que valiera la pena luchar allí. Usar una fuerza masiva de armas para obligar a un país a no volverse comunista cuando quiere volverse comunista es solo un objetivo sin salida. Perdimos la guerra no porque ganar fuera militarmente demasiado difícil, sino porque no existía tal cosa como ganar.

Claramente, Irak no fue solo una victoria militar, sino también política para los Estados Unidos: nuestro gobierno preferido todavía se encuentra en el poder allí, y todos los ejércitos oponentes han sido aplastados. La mayoría de la gente a lo largo de la historia la etiquetaría como una guerra "victoriosa", como lo haría Wikipedia. Pero muchos estadounidenses todavía piensan que "perdimos" en Irak. Mi corazonada es que lo que realmente están sintiendo es que no había nada por lo que valiera la pena luchar en Irak (al menos hasta la aparición de ISIS) y, por lo tanto, no existía la victoria.

Las Cruzadas también brindan lecciones para los aspirantes a cruzados modernos que piensan que Occidente está enfrascado en una lucha eterna con el Islam. Deberían detenerse más a menudo a pensar, en las inmortales palabras de Basil Fawlty: "Quiero decir, ¿qué es el maldito punto? "


Ver el vídeo: China, Dont Make Mistake by Sinking US Aircraft Carrier (Enero 2022).